jueves, octubre 26, 2006

Conversación en una peluquería

Me lo contó María.

Dos peluqueras muy jóvenes, mientras trabajan (una al lado de la otra).

Exterior anocheciendo.

Octubre y lluvia.

"- El chico que conocí ayer me ha mandado un mensaje pidiéndome que le acompañe al médico mañana.

- Pero... ¿no es demasiado pronto?

- Eso creo yo, que esas cosas son para más adelante.

- ¿Y qué le has dicho?

- Que me lo estoy pensando".


Con independencia de cualquier juicio de valor sobre el notas (cuenta Kurt Vonnegut que en los años 30, en América, un notas era el que olía los sillines de las bicis de las chicas), como ven, hay veces que la vida imita al arte.

13 comentarios:

Pussy Galore dijo...

cómo se atreve? si fuera yo, lo mandaba a hacder gárgaras...

Enrique Ortiz dijo...

pero no le resulta encantador, Sra. Pussy??

volandovengo dijo...

Tomo nota del notas que anota Kurt, que me parece una actitud extremadamente enfermiza. Estupendo.

Enrique Ortiz dijo...

en sevilla se utiliza mucho "notas", así que ya sabemos por qué. Un abrazo. :))

cutilla dijo...

A mi me parece tierno, hay que ser valiente para pedir eso...y valiente para aceptarlo. Es mejor veces arriesgarse, no?. un beso y hasta muy pronto

Enrique Ortiz dijo...

qué romantica eres, cutilla; yo lo que de verdad pienso es que lo que quería era que jugaran a los médicos y por el tema de los móviles, los mensajes y las teclas, le salió ir al médico. Un beso.

Alvy Singer dijo...

Veo que está disfrutando de Vonnegut! Gran post.

cutilla dijo...

Si tendrás razón Enrique, eso seguro..ya te contaré la anécdota ayer con Miguelillo y Paco. Si es q tenéis otra cabeza. Habrá q acostumbrarse. Más besos. Ganas de veros tengo

Enrique Ortiz dijo...

gracias, Alvy; enorme libro. Cutilla, pero cuántala aquí, no dejes a los demás con la intriga. Un saludo a los dos.

cutilla dijo...

Si es q es un tanto machista y más por mi parte, q es lo peor, pero ya sabes, mi humor...

Enrique Ortiz dijo...

pero cuéntaloooooo

cutilla dijo...

Tontería enorme, vergüenza me da ahora haberlo puesto, joe....en fin, partiendo de la base de que en mi última visita a la peluquería salí morena y que ayer iba con cuello alto, tapada hasta las orejas..en fin, q tomé café con ellos, a la hora de pagar no hice ni amago de sacar el monedero y dije que iba a actuar a partir de entonces como una mujer de las de "primera", de esas que se dejan querer enormemente, que las llenan de regalitos y mimos, iba a ser una rubia con escote. Ante lo cual, ambos al unísono dijeron: "para ponerte escote puedes hacerlo siendo morena". No sé, me hizo mucha gracia, los tres nos reíamos de esa mente que teneis los hombres, todos. Por la noche hice la prueba con andrés, y también contestó lo mismo!!! alucinante, ni sacados en serie.

Ya tranquilo??? con la tontería q es.....

Enrique Ortiz dijo...

jejejeje

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.