martes, octubre 24, 2006

Xela Arias y su Darío a diario


Cuando conocí la poesía de Xela Arias ya era una poesía completa; de hecho, la conocí a raíz de su muerte, como Jeff Buckley, a destiempo, muy joven, en plena cima de lo que convencionalmente llamamos "trayectoria artística".

Recuerdo que en la sección de necrológicas de El País me llamó la atención que hubiera muerto una poeta gallega, con 41 años, de un ataque al corazón. No me extrañó no conocer ni a la poeta ni a su obra, pues los trasvases entre la poesía en castellano y en las otras lenguas españolas a veces son más difíciles que con un dialecto de la última aldea del país más recóndito del mundo. Pero ese es otro tema...

Enseguida me puse a buscar y pude conseguir dos de sus libros en el mercado de segunda mano: Darío a diario (Xerais.1996) e Intempériome (Espiral Maior, 2003).

Xela Arias había nacido en Lugo en 1962, aunque pasó casi toda su vida en Vigo, donde llevó a cabo su trabajo de traductora, correctora y asesora lingüística para la editorial Xerais, de la fundación del mismo nombre.

Publicó su primer libro, Denuncia do equilibrio, en 1986. En 1990 su libro Tigres como cabalos conmocionó la sociedad literaria gallega pues se trataba de un trabajo en el que los poemas iban acompañados de fotografías de Xulio Gil en las que se mostraba a la propia autora desnuda. Xela Arias, junto a otros poetas gallegos nacidos en los primeros sesenta, fue rupturista con la anterior poesía gallega. Alguna vez se les ha llamado "los francotiradores".


Darío a diario, editado maravillosamente por Xerais en 1996, es una colección de poemas en los que Xela Arias va anotando su experiencia de la maternidad. Como ha señalado el director de Xerais, Manolo Bragado, "desmitifica la cuestión de la maternidad" y en él, Xela, "aparece más desnuda que cuando se fotografió desnuda para Tigres como Cabalos".

Darío a diario es un libro ágil, de poemas cortos, muy breve, sincero, de una naturalidad y espontaneidad increíbles.

Xela Arias murió el 2 de Noviembre de 2003, a los 41 años, de un ataque al corazón.

En el 2004 se publicó en Xerais Xela Arias, quedas en nós, un libro colectivo en el que se le rinde homenaje, y se hace una aproximación a su vida y a su obra.

Os dejo algún poema de Darío a diario (no me atrevo a traducirlos, pero no cuesta demasiado entenderlos):


Tódolos bebés son tu e ningún coma ti.
Tódolos nenos son tu e ningún coma ti.
Tódolos adolescentes son tu e ningún coma ti.
Tódolos mozos son tu en ningún coma ti.
Tódolos anciáns son tu e ningún coma ti.
Tódalas nais son eu e todas, como min, saben que es único.

--------

I

Dis ma-ma-má
e consegues oito pasos seguidos sen axuda
cara a nós. ¿Vesme?
Son a nai que te pariu e coida
face-lo necesario porque avances.

II

¿Que é o necesario?
Coma sempre:
asumir que me equivoco e seguir investigando.
Como sempre en min,
e máis contigo.

-----

Busco o modo de te acompañar sen estorbo,
que seas ó meu carón feliz e creador
de ti,
de ti e mailo mundo que apañes.

-----

Non me gustaban de nena os peluches
e lembran meus pais que non xoguei moito ás bonecas.
Non me deteño a cociñar e na química das quimeras
rocei un xeito de delincuencia xuvenil.
Un xénero feminino algo a desmán das narracións para o ano en que nacín.

E vés
ti
agora,
primeiro imaxinado e xa querido,
logo presente nestes cuartos a diario:
hai posible en ser muller un privilexio imposible de transferir.


Techonorati Tags: ,,

13 comentarios:

Pussy Galore dijo...

usted sí que sabe cómo despertar mi interés...
qué bonitos quedan los poemas en gallego!

volandovengo dijo...

Leí a Castelao en su idioma y, aunque me costó, me supo a pan recién horneado. Ahora me descubres esa biografía (nació cuando yo) que supera sus palabras hasta que las lees y vuelve a convencerme de la excelencia de la poesía gallega contemporánea.

Enrique Ortiz dijo...

gracias Pussy; a mí el gallego, portugués o brasileño me encantan, no puedo evitarlo; tengo que aprenderlo, al menos, para poder leer. (Lo suyo de ayer sobre el inglés me parece soberbio, y lo voy a poner por aquí).

Volando, no había caido en el tema de la edad, pero sí, tu mismita edad. Me alegro de que te guste. El gran defensor de la poesía de Xela Arias ha sido Chus Pato, otro poeta gallego al que le tengo muchas muchas muchas ganas. A ver si empiezo. ¿Lo has leido?

eduardo dijo...

Si decimos que nos vamos un par de meses a Rio con Manuelzinho para aprender brasileiro y poder leer a la Xela ésta, ¿ Lo entenderán nuestras mujeres ?

Enrique Ortiz dijo...

¿y tú cuál crees que es el sentido de este post, sino poner rumbo directo a Rio?

Miriam G. dijo...

Ya te lo adelanto yo Eduardo: No.
Muy bello el gallego, y más todavía si se utiliza como lo hacía esta mujer.

Un beso, Miriam G.

Pam dijo...

Qué bonito poema. Me resultó el gallego más dulce que nunca oí.

Enrique Ortiz dijo...

gracias, miriam y pam; me alegra muchísimo que os gusten estos poemas. Un saludo.

Alvy Singer dijo...

La poesía: un valor necesario que también tiene entre los nuevos valores negacionistas de guardería. Buenas y necesarias sus reinvidicaciones.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Alvy y un saludo.

thirthe dijo...

Es una pena que se haya muerto tan joven, y más cuando siendo coetánea apenas he leído nada de ella. Pero es una manía que tengo, no pararme mucho en aquellos con los que creo que tengo afinidad por no verme demasiado reflejado en otro.Es que me parece que hay cosas que una debe pensar y decir por si misma, y no está bien que otro haga todo el trabajo por ti:-))

bah, tonterías menudas.


gracias por tu interés por nuestra cultura "periférica" y por nuestro idioma. No es complicado de entender.

Enrique Ortiz dijo...

gracias a ti, thirthe y no dejes de leerla. :))

Poupa dijo...

Hoy ha muerto su padre, Valentín Arias, uno de los grandes traductores de España (aunque traducía al gallego, así que, como tú dices, gran desconocido)
La cultura gallega está otra vez de luto.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.