martes, enero 23, 2007

Historias de Brasil + Publicidad: Axe y el grafismo + La familia según Fellini

Una historia de Brasil

Manolo, nuestro Pícaro y nuestra avanzadilla en Río de Janeiro, nos manda esta historia, que me ha encantado. Un abrazo, Manolo (gracias):

"Esta es la historia de Rene Senna, de 54 años de edad, que no contaba con sus dos piernas por causa de un problema de diabetes. Pero el destino lo quiso compensar y un día del año 2.005 fue agraciado con un premio de la megasena, que es el equivalente a la primitiva española, pero más difícil de acertar. La cantidad que se embolsó ascendía a 54 millones de reales, más o menos, dependiendo del cambio, unos 20 millones de euros. Imagino que su vida y su número de amistades cambiarían proporcionalmente a estos números.

Así que rápidamente se casó con una peluquera 25 años más joven que él, pues, aunque le faltaban dos piernas, la del medio, al parecer, le seguía funcionando. Rene cuidaba y atendía a su mujer como se merece, creo que hasta la fecha no cortó un cabello más.

El afortunado René tenía una hija de su anterior matrimonio y como es normal una ex-mujer y una suegra.

Rene, a comienzos de este año, pasó a mejor vida asesinado de cuatro balazos mientras estaba disfrutando de su bar de toda la vida, pues aunque compró un apartamento en Río de Janeiro no se consiguió adaptar y se volvió para su ciudad también de toda la vida, la poca vida que le quedaba.

Toda la ciudad quiere linchar a la peluquera porque dicen que le ponía los cuernos con sus guardaespaldas y que quería llevarse la pasta entera. Comentan que dos días antes de la muerte de Rene él la había largado de casa. Cuatro días antes ella compró un apartamento, dice ella, regalado por él.

La peluquera sugiere que la hija anda detrás del asesinato porque él pensaba que su ex-mujer le había traicionado y quería hacerse las pruebas de adn para confirmar que no era hija suya.

La ex-suegra y los hermanos, a todos los cuales (ex-suegra incluida) les compró casas nuevas, también andan interesados en el asunto. En fin, toda la ciudad, el Estado y toda la Unión de Repúblicas andamos pendientes del culebrón (del cual, apuesto, la cadena O globo realizará una novela).

Que no habrían dado las cadenas del corazón de España por una historia como esta.

Yo, por el momento, y hasta que no se aclare el asunto, he dejado de jugar a la megasena. Y me estoy dedicando a otros menesteres, siempre con mujeres con las que me llevo menos de 25 años.

Un abrazo a todos"


Axe y el grafismo

Me manda Montse Vega (graciasss) estas deliciosas señalizaciones de Axe (que lo tienen muy claro). Desde luego, las ponemos en búsqueda y captura.



La familia según Fellini

Si echo la vista atrás, tal vez Amarcord, de Fellini, haya sido una de mis películas preferidas y esta escena una de ésas a las que uno vuelve una y otra vez. Sí, Fellini me ha llevado a García Berlanga y los dos a Kusturica. Puedo ver siempre, mil veces, alguna de sus películas.

Aquí no falta nada: la madre que se va a matar, el padre que dice: "¿para esto se harta uno de trabajar?" y también quiere matarse, el abuelo loco, el cuñado vago, los hijos malísimos, la criada maciza...





Technorati Tags: , , ,

12 comentarios:

olvido dijo...

Me gustan estas misceláneas mañaneras.
O sea, que además tienes reporteros y colaboradores por todo el mundo trabajando para ti?;-)
Recuerdo perfectamente aquella comida tan genial. Me ha vuelto a encantar. Gracias Enrique y buen día.

Enrique Ortiz dijo...

je, es que no doy más de mí y me echan una mano; no, la verdad es que leí el mail del Pícaro y me gustó tanto que pensé que podría gustarle a los que pasan por aquí; Montse es genial y si tuviera que ver con Cheever, ya lo habría puesto, seguro. Pero Axe y Cheever no casan bien, pero casarán alguna vez, ya lo verás. Buen día también para ti, Olvido (la comida es genial).

Miriam G. dijo...

Te diré que las chicas corren detrás del muchacho para inflarlo a hostias, con perdón, y la de la liana se está escapando todo lo rápido que puede ;-)

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Pues no lo había pensado, Miriam y no creas tú, a lo mejor no vas mal encaminada. Ayyy... Un beso, guapetona.

Pam dijo...

Jajajajajajaaaaa, qué drama el de René. Muy buena la historia y muy bien explicada, sí señor.
Y enhorabuena a los de AXE. Demuestran que sigue habiendo creatividad.

Enrique Ortiz dijo...

Se les podrá decir lo que uno quiera, pero tienen mucho coco y, desde luego, capacidad creativa al másximo. Un beso, Pam.

Alvy Singer dijo...

Fellini es el grande de la memoria, del ensueño, de los agujeros mágicos ocultos tras la realidad.

thirthe dijo...

amarcord es otra de mis preferidas. Esta escena es fantástica, y otra, el abuelo loco, perdido en la niebla creyéndose que ya se ha muerto tambien es de amarcord, creo, no?

Enrique Ortiz dijo...

¡¡¡Qué bien descrito!!!, Sr. Alvy.

Enrique Ortiz dijo...

Holaaa, Thirhte. No recuerdo esa escena, sino una de un niño en la niebla. A lo mejor entronca con la que tú dices del abuelo. Mira, lo mejor, vuelvo a verla (jeje) este fin de semana y te cuento.

Miguel dijo...

No hace mucho comentaba una escena de esta película, que me la recuerdan algunos anuncios publicitarios. Tengo que partir la URL. Lo siento.

http://puntodefuga.blogia.com/
2006/121301-fantasias-compartidas.php

Enrique Ortiz dijo...

"No es mi pretensión hacer crítica cinematográfica sino traer "cosas" evocadoras y atractivas que nos hagan disfrutar un poco más de la vida, nos sorprendan o nos ayuden pensar en ella". Me encanta esto, Miguel, y lo primero que leo en tu blog es un poema de Gonzalo Rojas, qué lujazo. Gracias por el comentario y por la escena de Armarcord, la de la paja colectiva, que me encanta. Un saludo. Te sigo de cerca.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.