jueves, enero 18, 2007

Mis canciones ( II ): Bob Dylan, Neil Young, Paraíso y Van Morrison

Bob Dylan: Series of dreams

Es difícil separar Bob Dylan del rastro incierto de los años que he ido cumpliendo (aunque no tan incierto númericamente, la ventaja es que se pueden cumplir 20 años cuando se cumplen 54 o 63 cuando cumples 19: es mágico el tiempo y mucho más mágicas las biografías). No he sido un seguidor fanático de Dylan, pero creo que lo he escuchado siempre. Del sinfín de canciones que podría poner aquí, escojo Series of dreams por varias razones. Creo que fue excluida del disco del 89, Oh Mercy, producido por Daniel Lanois y era mucho mejor que las incluidas. La escuché por primera vez mientras comía en casa de mis padres, en la Mtv y me quedé completamente enganchado. Sólo la pude encontrar en una caja de tres casetes de rarezas ( enlace para ver el contenido) que, a pesar del pastón, compré. Por todo eso es una canción con su historia, como me gusta. De no tenerla, hubiera puesto Is your love in vain?, que es la que prefiero.

La conjunción de esta canción épica y el vídeo con imágenes (algunas maravillosas) de todas las vidas de Bob Dylan es, para mí, una experiencia única, algo de lo que vengo y a lo que voy muy a menudo. Monumental.




Neil Young: Rockin' in the free world

Si hubiera tenido la oportunidad y los dones (que no los tengo) para ser músico y me hubieran dejado elegir, yo habría sido Neil Young. Porque Young no es sólo un músico impecable, curioso, abierto a todo, sino que es un luchador nato, un personaje combativo, de ésos de los que necesitaríamos más. Tierno, dulce, soñador, cachondo y duro, muy duro, Neil Young es la cúspide de una forma de entender el rock. Seguramente, su directo Weld + Arc es de los discos que más habré escuchado en mi vida. Sus laberintos guitarrísticos pueden conmigo.

Rockin' in the free world es el sarcasmo de Young, pero también una canción impresionante y muy gráfica. Desborda energía, quizás la que a mí me falta.



Paraíso: Para ti

Los que nacimos a finales de los sesenta fuimos afortunados: tuvimos nuestro himno generacional, esa canción que hablaba de nosotros y nos ponía enfrente del mundo (esto es importante pues es una toma de conciencia necesaria). Bueno, estaban los Clash (para los más duros los Sex Pistols y su God save the queen), otros grupos españoles, no sé, los padres los va buscando uno en un camino errático que no termina nunca.

Me acuerdo de las carpetas de entonces, cuando acaban de salir aquéllas que tenían separadores y en cada uno metías una asignatura (qué cosas). La de las chicas solían tener trozos de poemas de esos tiernos, tiernos, tiernos que hablaban de besos, rosas, nubes, caminos y cosas de ésas. En las nuestras siempre había una polla dibujada (por mano anónima) y alguna barbaridad. En la mía, además, había una frase de esta canción: "Para ti tiene razón todo un estilo"

Me pregunto qué himno generacional hay ahora para los que tienen la edad que teníamos entonces. Suelo estar al tanto y no oigo ninguno. Hace falta un retrato que enfrente a los adolescentes con un mundo que no debe ni puede comprenderlos. Quizá el hip hop pueda encauzar las cosas.

Para ti, en la versión que he encontrado, está interpretada (no demasiado bien, por cierto) por la formación de La Mode en el programa La edad de oro (en el que tanto aprendimos). No he encontrado el vídeo de En cuaquier fiesta, de La Mode, que es otra de mis canciones.

Los que anden cerca de la cuarentena que preparen los pañuelos. Me acuerdo que se la cantamos a Willy, cuando cumplía 18, en la higuera, que era un sitio en la vega de Granada a donde íbamos a tomar litros de cerveza (ahora es el Parque García Lorca) cuando no se llamaban ni litronas, ni botellón, ni minis. Era tomar litros.



Van Morrison: Caravan

Inseparable de mi historia, musical y biográfica, me es muy difícil escoger una canción de Van Morrison. Tenía preparada Rangland road, que habla de un emigrante en los últimos momentos de su vida y que es la que prefiero de Van Morrison últimamente (es puro escalofrío y la dejo para otro día). También hubiera podido poner Carrying a torch, que ha sido la que más me ha gustado de siempre.

Pero pongo esta versión de Caravan, tal y como se recoge en The last waltz, la peli que rodó Martin Scorsesse en 1978 para documentar la despedida de The Band. No tiene la calidad ni la importancia de la que aparece en el disco doble en directo It's too late to stop now, de 1971, pero es una versión que adoro.

Caravan es una interpretación de un Van Morrison de 25 años (edito: 33 años) que asombró al mundo: por su energía, por su delirante forma de meterse en la canción, por su magia... en definitiva porque el genio, cuando se ve, se suele reconocer y hablar de Van Morrison es hablar de genio, de fuerza prodigiosa de la naturaleza.

Una curiosidad: aquí nació el conocer a Van Morrison como "Van the man".




Technorati Tags: , , , , , , ,

18 comentarios:

Olvido dijo...

Según andas de melancólico, creo que lo mejor que puedes escuchar es 'Melancholia' de Van Morrison y luego...uff luego...ya te lo he advertido eh!!
Buen día

Enrique Ortiz dijo...

Je, cómo me gusta esa canción, su cadencia tras decir "melancholia". Pero me gusta tanto que me alegra escucharla; del mismo disco, creo, "sometimes we cry" sí me pone algo más cardíaco. Buen día también para ti, Olvido y gracias por tu comment.

Pussy Galore dijo...

Van Morrison utilizó mi kettle para hacerse un té, es mi "claim to fame", jeje

olvido dijo...

Si, Enrique, pura filosofía cotidiana
"Sometimes we live, sometimes we die
Sometimes we cry"
Que gusto!, cómo se queja este hombre, es que rasga. Aunque, por ejemplo, Caetano Veloso no se queda corto cuando se estremece.

Un 'hasta luego'

EDUARDO dijo...

Detecto un poco de nostalgia invernal. Por si te sirve de consuelo, yo también, como si fuera hoy, me acuerdo de la higuera, de la casa, de las guerras de piedras, de los litros de cerveza, los porros - que no sé porqué omites -, de las borracheras, los himnos y las banderas de juventud, de cuando Willy, y un poco más tarde todos, cumplimos los 18, y de lo poco que sirvieron pese a las expectativas que generaba la mayoría de edad legal. Y ahora da un poco de grima pensar en todo el tiempo que ha pasado desde entonces, porque será poético, pero no es verdad que puedas cumplir 20 cuando estás a punto de los 40. De todos modos,tampoco es verdad que cualquier tiempo pasado haya sido mejor. Solo anterior. Y si no, recuerda - aunque no estabas -la maravillosa interpelación de Jose ( Pichanube ) cuando, en medio de un soberano aburrimiento un domingo por la tarde tomando cubalibres en el "Ruido Rosa ", y después de un largo silencio de todos, sosltó aquello de " y pensar que algún día recordaremos estos como los mejores años de nuestra vida ... "
Un abrazo

Enrique Ortiz dijo...

Pussy, ¿qué es kettle? Porque si es algo, tengo un colega y su hermano que te lo compran por un dineral. Un beso fuerte,je,je.

Olvido, esa letra me encanta; no frecuento yo mucho a Veloso y sé que debería; tengo por ahí un disco que apenas he escuchado y que compré con ilusión. Hasta luego :))

Eduardito, guapetón, no es nostalgia, es pura y dura vista atrás, un ejercicio mental de repaso que me gusta hacer. Efesstivamente, totalmente de acuerdo en lo de tiempos pasados, mejores, peores. A mí lo único que me acojona es el paso del tiempo, no en sí, que conste, sino en su rapidez. Lo de los porros lo omito por dos motivos: por evidente (y si no, ¿para qué se va a una higuera?) y por no dar mal ejemplo a los niños, que luego es fácil buscar culpables. Eso sí, tu comentario me ha vuelto loco; me ha encantado. Otro abrazo para ti, mugjajhaho, que decía el canario aquel.

Pam dijo...

Qué buena, PARA TI. Hacía mucho que no la escuchaba. No es de mi generación, pero la conocía y la han reversionado grupos poperos de ahora. Nada como el original.

Pussy Galore dijo...

la kettle es el utensilio principal en toda cocina británica: es un electrodoméstico que hierve el agua en cuestión de segundos.

Anónimo dijo...

Recuerdo Para ti y Caravan, y lo recuerdo como si fuera ayer (se nota q voy para mayor...) yo aun no tenía ni edad para escuchar eso, pero lo escuchaba, bueno más bien me lo ponían, siempre sentada en la cama y fueron mis canciones de la niñez. Recuerdo también la versión de Van Marrison de Down town train de Tom Wait, tenía unos 11 años, pero cada vez q la escucho me emociono. Gracias por todo. Un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Je, Pam, hay que ver cómo sois las jovencitas; sí, por ahí tengo yo una versión que dura quince segundos de lo rápido y punky que es. Un beso, guapetona.

Ehh, gracias, Pussy. Ya sé lo que es y lo he visto, sí, y es importante, porque te salva la vida en hoteles que dan el desayuno tarde. Pues le digo lo mismo de antes: le voy a buscar unos clientes para su aparato. Y, por favor, cuente cómo ocurrió todo. Un beso, guapa.

A ver, Cuti; será eso, que eras pequeña, pero Van Morrison nunca ha cantado Down town train (al menos que se pueda escuchar; en la ducha, seguro que sí). Tú habrás oido, en todo caso, una versión, muy muy buena de Los hermanos Dalton. Ayyy, que tienes todo muy mezclado y a lo mejor es culpa mía, que lo ponía muy rápido. :))) Un beso.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Yo escuchaba Para ti cuando tenía quince años, y siempre me emocionaba. Lo curioso es que me emocionaba sin terminar de entenderla (bueno sí, vale, estaba la melodía, la voz de El Zurdo, parte de la letra, que mi novio tenía quince años y que yo siempre he sido emotiva), pero ¿qué coño es eso de Frisco?, me preguntaba yo.
Ahora me doy cuenta de que esa canción estaba escrita, cantada, interpretada por gente que ya no cumpliría ni lo quince ni los dieciséis ni... O sea, que es una canción hecha ya desde la nostalgia. Una nostalgia que te hacía ver la edad que tenías como si ya no la tuvieras. Que te dejaba en un tiempo extraño, que no era pasado, ni presente ni futuro, sino ya casi mítico.
Un abrazo, Enrique.

Anónimo dijo...

Si la de los Dalton la tengo en el coche, en cinta aun...y eso fue mucho más tarde, pero q mucho mas, pero juraría haber escuchado esa canción de pequeña y cantada por Van Morrison, porq yo no conocía a Tom Waits, aunque por supuesto confío más en ti. La memoria es caprichosa..y tu demasiado rápido, menudas sesiones me metías...gracias por sacarme de mi error después de más de 12 años. Un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Ana, creo que has dado en el clavo; está hecho para atrás, rebobinado. Nunca lo había pensado. Un tiempo, efectivamente, mítico. Un abrazo fuerte.

Alvy Singer dijo...

Si pones una canción de Dylan te has ganado mi corazón. Si pones la puta mejor de Dylan en casi todos los 80 (¡joder! ¡que malo fue en esa etapa y aún así hay cosas buenas!)

Enrique Ortiz dijo...

Alvy, no sabes cuánto me alegro; Series of dreams me parece imprescindible, épica, un punto y aparte, despedida. Es una canción monumental y sí, he comprobado que quedó excluida. A lo mejor justo por eso. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mi amigo Javier diría: un tipo que cita a Dylan y a los Sex Pistols? No necesito más para saber a ciencia cierta que me caería de PM.

Yo me quedo con Morrison, de todas, todas.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ups, se me olvidó!Era yo! Aylandara!

Cayetana Altovoltaje dijo...

Pues mira, este post rescatado tuyo ha servido para congraciarme un poco, un poquito, con Dylan, porque me ha gustado mucho esa canción. El de Neil Young no he podido verlo, pero fíjate que tampoco soy nada fan. El de Van Morrison, chachi. Pero parece mayor de 33, ¿no? ¿Será ese look setentero que gasta?
Yo a la "kettle" siempre la he llamado tetera, aunque no sea exactamente lo mismo. Sería "hervidor", supongo.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.