lunes, abril 16, 2007

Casa de Citas: Heinrich Heine



"Cuando hace poco me paré con un amigo ante la catedral de Amiens, me preguntó por qué no construíamos ya monumentos semejantes, a lo cual contesté:

- Querido Alfonso, los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión."


Heinrich Heine


(Lo encontré en el cuaderno Pretextos para una conspiración, de Juan Carlos Friebe, Gun.)


Technorati Tags.

Blogalaxia Tags:




11 comentarios:

Olvido dijo...

Que bien empezar la mañana con Heine. Quique estuve escuchando las
músicas que colgaste y como era de esperar me gustaron las tristes;-)
Te dejo una cita de Borges (no es que me las sepa de memoria, es que
tengo una recopilación.
"Que cada hombre construya su propia catedral. ¿Para qué vivir de
obras de arte ajenas y antiguas?"
Espero que tu fin de semana haya sido estupendo.
Buen día

Ana Pérez Cañamares dijo...

Opino, digo, pienso, digo, creo que es un texto estupendo.
¿Por qué el verbo "creer" se utiliza ahora como sinónimo de "no estoy muy seguro"?
Entre la inamovilidad de las antiguas creencias y la espumosa volatilidad de las opiniones, tiene que haber otro lugar más habitable. Porque son necesarias las catedrales interiores, pero también las enormes catedrales en las que uno se siente pequeño y camina junto a otros seres pequeñitos.
Joder, perdón por este comentario derrapado, tengo un sueño que-me-muero. Besos, Enrique

Pussy Galore dijo...

jeje, a mi incluso cada vez me van quedando menos opiniones. un beso, querido, le eché de menos!

magda gonzález dijo...

Enrique, una cita genial. Yo que vivo en Burgos, sé lo que es una catedral gótica y muchas veces me he preguntado por las razones que fueron capaces de mover tantas toneladas de piedras y de arte.
Hoy ni siquiera nos movemos por opiniones, son los votos (me da igual que sean los de un consejo de administración que los que permiten mandar en un Ayuntamiento, al fin y al cabo, poder) los que mandan. Así se construyen "momumentos" del estilo de La Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia, la Torre Agbar en Barcelona, la bodega de Marqués de Riscal en La Rioja ...

Miriam G. dijo...

Ja, ja, ja. Yo no estoy de acuerdo. Pero estoy muy cansada.

¿Que tal el bautizo?

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Olvido, qué cita más al caso la de Borges. Creo que sí, que cada uno deberíamos construir nuestra propia catedral. Un beso y buen día también para ti (iré buscando más canciones tristes).

Ana, me encanta que tengas sueño :))y derrapes. Eso de las catedrales interiores me lo apunto: es importante. En cuanto a las cosas que te hacen sentir pequeño, también me las apunto. Un beso fuerte y gracias, Ana.

Querida Pussy, también la he echado de menos y no sabe ud. cuánto. Espero que todo haya ido sobre ruedas, que luciera bonitos vestidos y que haya comido como se come en ese levante: maravillosamente bien. Un beso muy fuerte.

Magda, gracias. Vivir junto a una gran catedral es algo muy personal; uno de los sitios que prefería pasear cuando vivía en Granada era los alrededores de la catedral. Incluso llegué a llevarme los walkman y sentarme un rato debajo. Totalmente de acuerdo con el tema de los votos: están todos insoportables. Un beso fuerte.

Jejeje, Miriam G. El bautizo fue una delicia: amigos, niños por todas partes, sol, buena comida y copas, que hacía siglos que no tomaba yo del vaso largo, y el resultado fue bueno, buenísimo. Un gran día. Vuelvo muy contento de ver lo que los años están haciendo con nosotros. Un beso fuerte.

Anónimo dijo...

De acuerdo completamente con la catedrales interiores de Ana, esas si que siguen construyéndose. Pero creo (verbo creer) que también ahora hay buena arquitectura (esta vez en el sentido literal), no es bueno aferrarse al pasado, por muy majestuosa que sea, toda avanza, evoluciona, cambia. Un beso. Cuti

Miriam G. dijo...

Sí, sí, sí, ahora estoy de acuerdo con alguien con por fin. Cuti guapa, más razón que un santo.

Un beso, Miriam G.

Jesús Alonso dijo...

Prefiero un exceso de opiones a un exceso de convicciones. a lo largo de la historia se han arrastrado muchas piedras porque como decía Machado se ha filosofado sobre los hombros de los esclavos.

Marsu dijo...

Ich weiß nicht was soll es bedeuten,
Daß ich so traurig bin;
Ein Märchen aus alten Zeiten,
Das kommt mir nicht aus dem Sinn.

Siempre he tenido este verso de Heine en la cabeza, desde que lo escuché en la película Mujercitas (en la antigua, claro), cuando el profesor Baher se lo decía a Jo. Me encanta Heine.

Francisco Ortiz dijo...

Opiniones adocenadas, modeladas y etiquetadas. Triste mundo...

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.