lunes, octubre 13, 2008

El cuento de amor más breve y hermoso del mundo

Me manda Miguelito -que va a ser papá en breve- esta maravilla. Por mucho lugar común que pudiera tener, a mí me tiene fascinado ese tono in crescendo, mágico e invisible, con el que me sigo riendo. Obsérvese el recurso de acumulación -que tan buenas páginas nos ha dado en Faulkner, Benet, Onetti y, a veces, en Nabokov-. Aquí lo dejo para remontar el lunes lunero:

El cuento de amor más breve y hermoso del mundo

Había una vez un hermoso príncipe que le preguntó a la bella Princesa:
- ¿Te quieres casar conmigo?
- Y ella le respondió: - ¡¡¡...NO!

Y el príncipe vivió feliz por muchos años yendo a pescar, a cazar y al bar todos los días con sus amigos y tomaba mucha cerveza, vino y cava, se ponía hasta el culo de copas cuantas veces quería, jugaba al golf y comía caviar porque le alcanzaba la pasta para eso y mucho más, dejaba la ropa tirada en la silla del comedor y follaba con mujeres de la noche y vecinas y amigas, no tenía que competir con vecinos y amigos por el mejor coche, el mejor lugar de vacaciones, etc... Y se tiraba pedos a mansalva y meaba salpicando la tapa del baño con la puerta abierta, cagaba leyendo sin límite de tiempo y cantaba eructando y se rascaba los huevos, viendo fútbol todo el fin de semana... Y no le tocaban las pelotas.!!!!..

FIN

Hace un año y dos días: Ayer, una historia y Facto Delafé y las Flores Azules en La luz de la mañana

Technorati tags:

Blogalaxia tags:

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Lindo, lindo, sí señor. ¿Qué fue de la princesa? :)
Un beso. M.

Anónimo dijo...

Bonito cuento pero que para algunos ya llega tarde,por ejemplo para tu amigo Miguelillo.Podríamos saber que hizo la princesa.Un beso.C

Anónimo dijo...

Pues si q fue lista la princesa al decir ese NO tan rotundo, menudo guarro le iba a caer...un beso.Cuti

Superwoman dijo...

Moraleja: qué malas somos las mujeres, lo a gusto que nos quedamos diciendo que no a algunos.

Y ten cuidado, Enrique, que nosotras somos buenas y tenemos sentido del humor, pero como te lea esto Bibiana, te cierra el chiringuito por menos de una croqueta xD...

Un supersaludo

Anónimo dijo...

De buena se ha librado la princesa a decirle que no, menudo prenda le iba a tocar. Un beso.Mam.

funes dijo...

Este cuento le da la razon a ese sabio proberbio chino que dice:

"quien pierde una buena mujer
no sabe lo que gana"

abrazos!

Isabel Romana dijo...

Lo que aún no he logrado entender es por qué los hombres se empeñan en casarse con las mujeres, con lo bien que están ellos solitos (y lo tranquilas que quedamos nosotras)...

Marsu dijo...

Ay qué risa. Estoy con las féminas presentes; menudo prenda era el pollo, qué bien lo hizo la princesita. Cada uno por su lado, y los dos felices.

Gracias por las risas.

Miriam G. dijo...

Eso digo yo, ¡por Dios que nos dejen en paz! ¿pero quien fue el que pidio matrimonio? Él.

Un beso, Miriam G.

Anónimo dijo...

YO TE CUENTO OTRO CUENTO Y ES MAS LINDO: HABIA UNA VEZ UNA PRINCESA QUE LE DIJO AL PRINCIPE QUE NO QUERIA CASARSE CON EL. EL PRINCIPE DESDE ENTONCES VIVIO TOMENDO,BEBIENDO Y TENIENDO SEXO, SIENDO FELIZ, ERA FELIZ SIN ELLA PARA QUE LA QUERIA SI TENIA TODO, PERO CUANDO PASO EL TIEMPO SE ABURRIO DE TODO ESO Y SE QUEDO SIN NADA...

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.