viernes, junio 26, 2009

Mis cosas, con una gota de publicidad y un temazo:Telstar, de The Tornados


Cristina García Rodero


Cuando Santa Teresa escribió aquello de vivo sin vivir en mí, seguro que estaba liada y lo de desear la muerte y no morir, sería algo de lío también. Dejó de no vivir en sí cuando, estoy seguro, descubrió las propiedades de un buen éxtasis. En eso ando, y lo repito de nuevo: una religión, un cuerpo, una pastilla, como pedía Parreño, es decir, ando buscando un buen éxtasis que me quite tanta tontería que tengo encima y que me ha impedido esta semana actualizar el miércoles.

No se vayan a pensar que la tontería y el lío sólo me impide actualizar; el viernes pasado, camino de Granada, a servidora -como decía Nuñez- sólo se le ocurrió llenar el depósito del coche con Gasolina 95 en vez de eso que llama Gasóleo A. El resultado fueron algo más de tres horas en un taller de Santa Elena, el primer pueblo de Andalucía entrando por Despeñaperros. Le iba a contar yo al mecánico lo de vivo sin vivir en mí cuando me miraba y pensaba: hay que estar tonto, pero no sé si hubiera entendido tan hermosos -y extraños, que hay que decirlo- versos aplicados a un depósito a rebosar de un líquido inflamable que no le corresponde.

Así que en esas ando, pidiendo a gritos una religión, un cuerpo, una pastilla, que me centre, más las dos últimas que la primera. Pero lo cierto es que la edad, queridos niños y niñas, además de una broma de muy mal gusto, nos lleva por esos caminos del error, error que en nuestra juventud no cometimos, ni borrachos. Y pienso y a lo mejor es que, al estar normalmente sin un duro, nos lo pensábamos muy bien antes de echar 300 pesetas de gasolina, o no había Gasóleo y tanta variedad de mangueras, yo qué sé.

Pues eso, que traigo un viernes ligerito, con un simple anuncio (que, como todos los de Axe, me ha gustado), y un temazo que no conocía hasta que cerró un capítulo de Mad men. Extrañísimo, dulce y altisonante, Telstar carece de los prejuicios con los que muchos grupos se enfrenta hoy a la música. Se trataba de hacer canciones, de dejarse la piel en el tema, sin pensar tanto en efectos y transiciones, en medios tiempos, en gorgoritos. Aquí hay emoción (y mucha), un aroma a ese gesto en el que nos descubrimos como los extrañísimos que, en el fondo, somos.

Axe



Telstar, The Tornados



Y no mucho más, queridos niños y niñas. Por lo que llevan puesto, habrán notado algo más de fresquito y, claro, no deja de ser una alegría. Hoy seguirá con fresquins, pero irán subiendo las temperaturas un poco y volverá el calor, puro y simple, la semana que viene. Eso es lo bueno del tiempo. Si hace calor, sabemos que cederá, y también que volverá a asfixiarnos. Nada es para siempre, no señor. Leo ahora mismo la muerte de Michael Jackson, ayer la de Farrah Fawcett. También leo que la fotógrafo Cristina García Rodero, tan querida por mí, entra a formar parte de Magnum (enlace). Enhorabuena. Por mi parte, agradecerles su tiempo, su paciencia, su generosidad. Besos y abrazos.


Hace un año y tres días: Misterios del liberalismo: Esperanza Aguirre y los 100.000 empleos

Hace un año y dos dias: Tu vida en Super-8, un poema de Jesús Llorente Sanjuán

Hace un año y un día: Una travesía (The Walkabouts tocan El tren sale a las 8, de Mikis Theodorakis)

Hace un año: Casa de citas: Marguerite Duras

Technorati tags:

Blogalaxia tags:

6 comentarios:

Júlia dijo...

Los errores que de mayorcitos atribuímos a 'la edad' de jovencitos se nos atribuían a 'la inmadurez'.

No te creas, este error gasolinero es bastante frecuente.

Viola Tricolor dijo...

Ya vi lo de Cristina, que bien, a mi me la descubrió un amigo. Esta tarde me voy a hacer unos cuantos phptoespañas.
Yo llevo muy mal los despistes, llevo una temporada que paqué, me decía una amiga que es porque ahora tenemos muchas cosas de que estar pendientes, o mucho lío como bien dices, ante mi comentario sobre si estaria perdiendo memoria porque yo nunca había sido despistada :p
He alucinado al llegar y ver esas dos muertes a la vez.
La canción de los tornados me sonaba tan rara que he buscado otro youtube por si era eso, jaja, he topado con esta actuacion, que auténticos :p, viendolos así parecen un grupo de crucero sacados de vacaciones en el mar.
Besos.

Anónimo dijo...

Ortiz:

Si yo te contara. Pero no es la edad, es la experiencia y la de cosas que llevamos en la cabeza. Que es que no podemos estar en "tó".
Bendita aquella edad, en la cuál lo único que uno pensaba era dónde ponían la cerveza más fresquita.

Un abrazo
Paco Pérez de Ayala

Anónimo dijo...

No sé porque estos días ando acordándome de la sensación que tenía cuando acababa los exámenes, por esta época, y sabía que tenía muuchos meses por delante para no hacer nada...los despistes ahora son normales, esto no es vida, Enrique. Un beso. Cuti

Andrés dijo...

Desde luego:

"hay que estar tonto" = versión contemporánea de "vivo sin vivir en mí". Abrazos, AM

La Dama Se Esconde dijo...

A mi alrededor hemos establecido una seria competición de despistes. Y ésta no es nada, vaya...

Me encanta el trabajo de Cristina, y esa imagen es genial.

Biquiños

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.