lunes, junio 23, 2008

Misterios de liberalismo: Esperanza Aguirre y los 100.000 empleos

Como el otro días con el tema de la crisis económica y el matrimonio, traigo hoy aquí otro misterio. Les cuento:

Esperanza Aguirre, que ha gritado a los cuatro vientos su credo liberal, aprobó la semana pasada una ley en virtud de la que, en la Comunidad de Madrid, el horario comercial va a ser absolutamente libre. También lo será en los 22 domingos que las tiendas pueden abrir en Madrid (supera, con creces, a cualquier otra comunidad en España).

Pero el tema no es sólo ése. La cuestión que ha llamado mi atención es que por parte de la patronal de las grandes superficies se dice que esa medida legal va a crear 100.000 empleos y por parte de las agrupaciones de comercio pequeño y tradicional se anuncia que se van a destruir 100.000 empleos.

Por más vueltas que le doy, no logro llegar a una conclusión clara. Volvemos a lo mismo: algo no puede producir un efecto y justo su contrario.

Que las grandes superficies se vayan comiendo al comercio pequeño no sólo viene de aquí; los hábitos de los consumidores se han ido desplazando a los centros de ocio y la compra en familia, habiendo dejado el coche en el parking, cómodamente, y saliendo de allí con la comida, la ropa, los columpios de los niños en el cuerpo de los niños, va por estos derroteros.

El comercio pequeño, todavía en auge en muchos núcleos pequeños y rurales, ha perdido muchas oportunidades de especialización y de ofrecer una alternativa de calidad frente a lo estándar del megaespacio comercial. Competir con idénticos productos frente a estos gigantes es tirar por la borda muchas oportunidades de venta.

Como las discográficas, que se quejan y se quejan y se quejan de la piratería sin ofrecer, a cambio, una bajada mínima de precios de lanzamiento y sin la más mínima imaginación para combatirla, el comercio tradicional en España, en la mayor parte de los casos, no ha sabido hacerse su hueco, lanzar un canto de sirena mágico para que demos la vuelta y paseemos hacia él. Lo que no puede ser es que te cobren el doble, te traten mal, te sientas incómodo y termines, muchas veces, hasta vapuleado.

A todos -estoy seguro- nos gusta el comercio tradicional, los buenos días, el qué tal su señora y la familia, el no, llévese mejor sardinas, que hoy son buenísimas. Hemos estado dispuestos a pagar más por esa sensación de confort frente al vértigo de lo mega, pero en muchos casos, la amargura por la nostalgia de tiempos mejores la hemos pagado nosotros.

Pero de todo esto, a dejar plena libertad horaria, no sé, hay un gran paso. En todo caso, hay mil medidas previas que la Aguirre no va a aprobar, hay mil ayudas, mil incentivos, mil campañas ciudadanas para que los más débiles no pierdan, como siempre. Ni que decir tiene que aquí, en Madrid, se va a volver a pasar de 0 a 100 en un segundo. No sé lo de los empleos en qué quedará, pero seguro que habrá platos rotos.

El liberalismo, claro, debe tener su límite. Lo que no puede ser es que en este país, las familias estén pasando apuros para pagar las hipotecas y ayer, ufanísimo, Botín anunciara beneficios escandalosos. Algo falla ahí. No es ya que el Estado se abstenga, que no intervenga. Es algo más. El sistema está mal regulado, muy mal regulado cuando se permiten estos efectos.

Hace un año y dos días: Publicidad: "Házte así", una debilidad + El cigarrito de después.

Hace un año y un día: A propósito del verano, un chiste + Un hotel de categoría + Dios salve a The Clientele.

Technorati tags:

Blogalaxia tags:

13 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Ante análisis tan juicioso y fundamentado, poco que añadir, compa Enrique. Bueno, sí, que es lunes, ¿no...? No mejora ni empeora la noticia, pero...

Un fuerte abrazo (y buena semana).

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, compa Manuel. Los lunes, ayyyy. Sin embargo, no sé por qué (las vacaciones no están lejos, esta semana mía es algo más corta) hay lunes que no son tan malos, no señor. Un abrazo muy fuerte para ti y también buena semana

Miriam G. dijo...

Hoy es un lunes completamente lunes. Y este país es un asco, aunque España este en semifinales.

Yo estoy especialmente sensibilizada con el tema de la educación, aposte por la enseñanaza pública y tengo la sensación, o más bien la certeza de que me han tomado el pelo...

Un beso, Miriam G.

Superwoman dijo...

Es una ley fundamental de la física que la energía no se crea ni se destruye, simplemente se transforma... parece que con el empleo en estos casos pasa igual...
y como dice Miriam, todo quisque pendiente del fumbol...
Un supersaludo (hastiado)

volandovengo dijo...

Y eso que te quedas sólo en Madrid. El resto de España, el resto del mundo, está igual o peor, salvando las distancias. El pez grande, siempre se come al pez chico, pero ya no se piensa en lo que se va a comer mañana.

Andrés dijo...

Querido Enrique,

no sé qué os ha pasado a los madrileños desde que yo me fui a vivir fuera de la C.de.M: ¡vaya especimen! (EA). Eso del "liberalismo", ¡qué eufemismo, qué engaño!. Abrazos de lunes semi-laborable de San Juan. Am

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Miriam.Fíjate que si tuviera un hijo no sabría lo de la enseñanza. Es una decisión complicada, mucho, pero ahí estais los padres, para corregir posibles desafinos. Un beso :))

Gracias, superwoman, En eso tienes razón. Alguien -un empleado de Leroy Merlin- me dijo que se crearían y se destruirían, que daría igual una medida así, creo que era muy inteligente.Lo del fútbol traerá cola, por lo que ZP hoy va a anunciar medidas económicas (esto lo sabía, no saben nada)

Volando, gracias. Sí, eso de los peces está bien, pero en una comunidad, como ésta, donde el PP es ferozmente liberal, se nota más. Que se coman, es el mensaje. Un abrazo fuerte, primo.

Andrés, te vamos a pedir que vuelvas, sí. Madrid es un ejemplo de lo que está sucediendo en todas partes, pero aquí hay más desfachatez, mucha más. Feliz San Juan y que no se te moje ningún niño (todavía me río de tu comentario del viernes :)))

gerardo dijo...

Escandaloso, pero de esto queda más, mucho más. entre otras cosas, trabajar 68 horas a la semana y cobrar los justo para poder consumir la bazofia que producen, esa abundante naderia para entretener y evadirnos de que esto no marcha bien y que la vida puede ser otra cosa. Escandaloso, Amigo Enrique, escandaloso y real.
Gerardo

Anónimo dijo...

Estoy contigo, los comercios tradicionales se han quedado anquilosados. Conste que a mí particularmente me gusta el trato personal y no las grandes superficies que cada vez me ahogan mas, pero en la mayoría de las veces, si no te quedas con el artículo, te devuelven el dinero.Sé también que en los pequeños comercios pagan a los/as empleados/as cantidades irrisorias por jornadas maratonianas y así cuando vas a hacer una compra ni te atienden bién ni te dan otra alternativa del género. pero como tu bién dices no entiendo nada. Un abrazo.Mam.

Andrés dijo...

Muy acertado lo de des.FACHA.tez, desde luego. Abrazos, Am

gerardo dijo...

y luego las grandes superfiecies infladas de vender, la fruta de mala calidad y cara, envasada en plástico, la carne en plástico también y mala, el pescado congelado y requetecongelado, las relaciones asepticas y de plástico también que en cuanto te han cobrado estorbas para cobrar al siguiente cliente y te lanzan a la calle sin mirarte a la cara. Claro que los/las dependientas/ dependientos tampoco estan muy incentivados economicamente. Y barato, lo que se dice baratos tampoco lo son. lo que no te cobran por un lado le cobran por otro. Un engaño. que merma la confianza pero... cuando se trabaja por la mañanana (tantos) y los mercados no abren por la tarde, qué otra cosa podemos hacer sino ir los sabados por la mañana.
En fin más de lo mismo.
Gerardo

drzito dijo...

Me ha gustado mucho que no se haya arrogado al topico de "hay que defender el pequenyo comercio" y que haya expuestos sus problemas, que tambien los tiene. Por ejemplo a mi me resulta incomodo que para que el tendero te empiece a tratar bien hayas de sufrir su falta de cortesia unas cuantes veces.
Los topicos son un atajo para no tener que pensar.

Anónimo dijo...

Bueno, ZP prometio en Marzo nada menos que dos millones de empleos y se quedo tan ancho. En realidad va a haber dos millones de parados mas.
Lo que cuentas sobre la libertad de horarios y el efecto sobre el empleo, pues mira, yo creo que cuando hay libertad hay mas empleo, y cuando no la hay, hay mas paro: ejemplo: los paises socialistas vs los paises liberales modernos. es evidente que hay actividad economica cuando se abren las tiendas, y no la hay cuando se cierran. Asi de claro.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.