viernes, enero 08, 2010

Neil Young: Hey, hey, my, my + Iron and Wine: Flightless bird

Con poco tiempo y no muchas ganas de escribir, les dejo un par de canciones, rabiosa una, dulce la otra. Quizá son la misma canción, y la rabia y la dulzura son idénticas, me digo hoy.

Pocas veces puede uno oír un tema en directo que tenga un final de más de dos minutos. Neil Young (hacía mucho tiempo que no lo traía por aquí) lo hace. Cada vez que lo veo, me gusta más y, no sé, hay algo en mí que pide parecerme a él.

El segundo tema, la deliciosa toma de Flightless bird, de Iron and Wine, la puse hace un año, pero me apetece volver a traerla, volver a acercarme a esta canción que, hoy, necesito escuchar. Espero comprendan la repetición y la disfruten.





Poco más, como les decía. No me dirán que no les apetece este fresquito que todo lo cubre. Viene algo más de frío, pero al cuerpo -creo- le sienta bien. Disfruten del fin de semana. Gracias por su tiempo y generosidad. Besos y abrazos.

Hace un año y un día: Pido que sea hoy el viernes prometido, de Alberto Santamaría

Blogalaxia tags:

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Se te nota algo desanimado, te digo lo que tu me decías: no te dejes llevar por la rutina de los días. Un beso grande y descansa. Cuti
NB mi palabra de verificación hoy es sessi, q no sexi, aunque se parezca.

Culturajos dijo...

Recien levantado, con los ojos pegados, con una larga mañana de estudio por delante...Me has alegrado este despertar con estas dos canciones. ¡Me encanta Neil Young! Muchas gracias por este viernes nuevo, por este agradable despertar.
Saludos.
Culturajos.

Enrique Ortiz dijo...

¿Pero cómo voy a estar desanimado, queridísima Cuti con el temazo de Young que traigo hoy? Sólo un poco de falta de tiempo, nada más, pero el ánimo, afortunadamente, en todo lo alto, como el cuento de Foster Wallace. Besitos.

Culturajos, un placer. Volveré a traer mucho Young por aquí, ya lo verás. No conocía tu blog, así que lo sigo. Muchas gracias por tu comentario. Saludos también para ti y mucho ánimo con el estudio :))

Viola Tricolor dijo...

Hola Enrique, el gran Neil, que grande ¡! Después de verle el año pasado sentí una gran tranquilidad, pensé que si dejaba de ir a conciertos por lo que fuera a partir de ese momento daría igual, ya lo había visto todo. Y si un señor de su edad sigue dando conciertos porque no una señora de su edad no va a ir a festivales y conciertos. Me ha gustado la de los Iron, es un grupo que no me acaba de llegar.
A los A mi este frío tan frío no me gusta, se te mete por los pies y ya no se te quita en todo el día, yo todavía no he entrado en calor. Como me lo estoy pasando con el Davies, voy despacito porque me da pena que se me termine, se lee tan bien… buen fin de semana. Besos y espero que Mus haya empezado bien el año.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Viola :)). Cuando estoy cansado de escuchar discos, novedades, etc, siempre vuelvo a Neil Young, es lo que me pasó ayer y por eso lo traigo hoy. Necesitaba esa furia de los Crazy Horse, su forma de llevar los temas al directo de una forma demoledora, apasionada, impecable... Me alegro que te guste Davies, a mí me encanta, me parece soberbia la forma que tiene de contar un millón de cosas. Mus ha comenzado el año regular. Se mojó más de la cuenta en Granada y tiene lo que llaman "tos de perrera", una pequeña infección de las vías respiratorias. Pero está genial. Ya quisiera yo para mí esa tos de perrera, su alegría, su tranquilidad, su pereza y su forma de ver las cosas. Lo único que comparto con él es que siempre tenemos hambre los dos, qué cosas tiene la edad. Un beso muy fuerte, Viola :))

Anónimo dijo...

Si el autor de nuestro blog de cocina vietnamita favorito dice "hoy no tengo ganas de escribir" nos la trae al fresco. Pero si lo dices tú, cunde la alarma. Levantarse y leerte nos proporciona, a muchos, una sensación parecida a la mañana de Reyes de la infancia, pero con juguetes de adulto. Por otra parte, te alabo el gusto de hoy, no tanto por Neil Young como por la vuelta a tus clásicos, a la repetición de tus leit-motives, a la observación de ese universo musical propio que nos define y que hay que revisitar eternamente. Un beso, M.

Enrique Ortiz dijo...

Qué cosas más raras lees, M. Un blog de cocina vietnamita, así, sin chicas desnudas, sólo fotos de platos raros, qué cosas tiene internet, qué tropa. Pues que no cunda la alarma. Ya he pensado que voy a ir poniendo posts en los que no me apetezca escribir; eso sí, intentaré suprirlo con buenas canciones, buenos anuncios, buenos poemas o buenas chicas desnudas. A lo mejor, también algún buen plato de patatas fritas, huevos y chorizo, plato de recetas infinitas, como Cantabria. Besitos, M.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.