miércoles, enero 07, 2009

Pido que sea hoy el viernes prometido, de Alberto Santamaría


He finalizado el año con una gran sorpresa poética: El hombre que salió de la tarta, (Dvd Ediciones.2004) de Alberto Santamaría (Torrelavega, Cantabria. 1976). Vicente Luis Mora ya se ocupó de él. Les dejo un poema soberbio.

Pido que sea hoy el viernes prometido
(Adoración del verano: escena tercera)


Es esta urgencia del verano
la que trae a la calle el olor de los bikinis
exhaustos, de los bañadores húmedos, de las nucas
perfumadas por el salitre. La edad y
el sexo vestido de los que aún se aman
y no se reconocen.

Qué urgencia de la noche por llenar
la bahía de sombras cansadas, de lejanos
hombres que van de farra y regresan
al miedo de sus manos. A solas
la noche devuelve sus nombres a la arena.

Pido que amanezca en las terrazas.
Que de esa frontera nazca
el lejano viernes prometido.

Qué urgencia maldita la del verano
y qué bellas sus formas en la aurora.



Technorati tags:

Blogalaxia tags:

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también lo pido con urgencia, Enrique. ¡Qué poquitas ganas de volver a la oficina! Gracias por seguir alegrándonos estas mañanas rutinarias de mails urgentes y hojas Excel.

Besos
Raquel

Enrique Ortiz dijo...

Mil gracias, Raquel :) Esto de trabajar después de un breve festivo es horroroso, desde luego; más, si como dices, hay hojas excel, feísimas, ayyy. Muchos besos, Raquel.

Anónimo dijo...

Pues si, como Raquel, yo también me uno a esa urgencia y a esas pocas ganas de volver a la oficina (y más depués de tres meses, dejándome un enanillo en casa), he venido llorando por las esquinas, pero aqui estoy, asi q a trabajar. Un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Jejejeje, llorando por las esquinas, qué gráfico, Cuti. Pero que conste que al enanillo no le viene nada mal despegarse de su mami. Muchos besos y bienvenida al mundo laboral, Cuti :)))

Anónimo dijo...

Que bonitas fotos, creo que la cala es de Ibiza ¿no?. A mi me debía de dar lo mismo que fuera viernes o no, porque mi vida laboral terminó, pero resulta que el viernes sigue teniendo un gustillo especial,será recordando los 34 años de trabajo.Un beso. Mam.

Anónimo dijo...

Es que el verano no es sólo una estación, es un estado mental (y físico) que debería durar todo el año, a ser posible cerca del mar. Como en la canción de Facto Delafé... Un beso (y otro especial para Cuti). M.

Marsu dijo...

Qué preciosa foto de encabezamiento, y qué bonita la de la entrada, qué bien encaja con los versos.

El viernes prometido es tantas cosas...al leer a Cuti esta mañana recordaba yo mi incorporación tras el primer parto (aterricé en la oficina y sin un mísero café de máquina que llevarme a la boca me metieron en un taxi y me llevaron a una reunión, qué pesadilla), y pensaba en ese "abandono" de su cachorrillo y en las urgencias actuales de la hija que yo "abandoné" hace casi 18 años, y que son su selectividad, su carnet de conducir... su novio (alias "el innombrable). Y ese viernes prometido es muy diferente para ella o para mí, pero sigue estando representado por ese fondo de luz de la foto de Wenders.

En fín, que muchas gracias por las fotos y el poema, muy oportunos, como siempre.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Mam. Yo creo que los viernes son los viernes. Una época en la que trabajaba los sábados, el viernes seguía siendo un viernes. Muchos besos.

Gracias, M. Sí, un estado mental, pero muy difícil de alcanzar. Con los años, uno ha ido aprendiendo las lecciones del verano, su aliento y lo que tú dices. Muchos besos :))

Mil gracias, Marsu. Cómo me ha gustado lo que cuentas de tu hija. Me ha encantado lo de la sensación de abandono del cachorro y, claro, me he reído con el innombrable (pobrecillo). Sí, creo que tu viernes será diferente al de ella; eso sí, tu disfrutas del tuyo y del suyo, cosa que ella todavía no sabe. Un beso :))))

Miriam G. dijo...

En Málaga es verano casi siempre, los que no nacimos aquí lo sabemos mejor que los lugareños quejosos, que llaman frio a cualquier temperatura por debajo de los 30...

No quiero ni pensar en la vuelta.

Un beso, Miriam G.

Andrés dijo...

Hola Enrique, nada mejor para aguantar la ola de frío catalana (nieve en el Tibidabo ¡inaudito!) que tu cálida foto de... ¿Menorca? ¿Mallorca?

Dos cositas:
. "El hombre que salió de la tarta"... ¿No se llama así también el blog de A.F-Mallo?
. Veo que MiriamG sí te hace caso a tí, préstame tu blog para comunicarme con ella: "Miriam, te mandé un mail y no me hiciste ni caso; aún así te perdono y te felicito por tu flamante bi-maternidad; besitos, dime algo".

Am

Enrique Ortiz dijo...

Ayyy, Málaga; de todas formas, sé que hará frío allí también; eso sí, no para una chicarrona del norte :). Tú no te preocupes de la vuelta, que estás en plena ida, Miriam. Muchos besos.

Andrés, feliz año¡¡¡¡¡. Sí se llama así también; el título de este libro hace referencia a un suceso real: un tío que murió dentro de una tarta que iba a regalar a su mujer, para darle a una sorpresa; no sé si el blog de Fernández Mallo hace referencia a eso o es un homenaje a este libro. En cuanto a la comunicación, ferpecto. A ver si esto sirve para algo, siquiera sea para eso y para escribir lo que uno quiera. Un abrazo muy muy fuerte, Andrés.

Andrés dijo...

¿Menorca? ¿Mallorca?

Enrique Ortiz dijo...

Disculpa, como dicen por ahí me-se-olvidó: Ibiza y más concretamente, Cala Mastella. No te la pierdas, ni el restaurante de al lado (bueno, no es restaurante, sino una tasca), que se llama El bigotes y siempre pone lo mismo de comer: bullit de peix. Aquí tienes el enlace a una vista aérea: http://www.megustaibiza.com/playas/calamastella.html. Un abrazo, Andrés.

Anónimo dijo...

Pues a mí me gustaría que fuera viernes todos los días del año y saber que tienes todo el fin de semana para tí y los tuyos.Ahora que el hijo y la novia del hijo acaban de partir, me queda el recuerdo de los ratos que pasaron con nosotros y lloro por las esquinas cuando se acerca el lunes y pienso en la incorporación laboral despues de un largo parentesis.Gracias Enrique y que llegue prontito el verano que en Sevilla estamos congeladicos.C

Jesús Alonso dijo...

Efectivamente: buen poema. ¡Y
que ganas de viernes (prometido o no!

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, C; eso es porque tienes un hijo genial, con una grata compañía; pero no te preocupes, vuelve enseguida, ya verás. En cuanto al frío de Sevilla, sí que no me lo creo; ánimo alto, elevado. Muchos besos :))

Mil gracias, Jesús. Ayyy, los viernes, qué se ficieron. Te mando un abrazo muy muy fuerte.

malvisto dijo...

Soberbio: me quedo con esta frase. Y, como se dice en el mundo del p2p, y de las descargas directas: gracias por compartir. (Thanks for sharing)

¨La edad y
el sexo vestido de los que aún se aman
y no se reconocen¨.

un saludo,

Gerardo V. dijo...

Que buena estas insistencia tuya por compartinos poemas como estos. alivian nuestra sed. Enrique, gracias de nuevo.
Gerardo

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.