viernes, septiembre 08, 2006

Luz de Agosto ( y V )


Lo extraño de la ausencia es que es, sobre todo, presencia y pule estos días, los afila.

Por mucho que uno piense, por mucho que se detenga, por mucho que uno mire, no se llega a comprender.

Lo extrañísimo de la vida, las extrañas piezas que forman nuestra historia.

Las anotaciones del tiempo, sus erratas y los trazos perfectos de lo que sucedió.

En definitiva, la vida y la muerte.

Que son lo mismo.

Exactamente lo mismo.

13 comentarios:

cutilla dijo...

Gracias por saber expresar lo que estoy sintiendo; el leerlo, el verlo plasmado en el blog, alivia un poco el dolor, lo aligera. Un beso grande.

Miriam G. dijo...

¡Que foto más bonita! Y sí son lo mismo, lástima que para darnos cuenta necesitemos mirarlas de cerca.

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias a las dos, por vuestros comentarios y un beso fuerte :-))

Anónimo dijo...

Es la primera vez que escribo, pero te aseguro que estoy deseando todos los dias que llegue el momento de poder leer tu blog, me tranquiliza tanto, me desehogo tanto, gracias. Os quiero a todos. Un beso Ros.

Pussy Galore dijo...

Iba a decir lo mismo que Miriam G., qué maravilla de foto. Me encantan las fotos antiguas, cuando las miro el tiempo se detiene.
Un abrazo.

Enrique Ortiz dijo...

gracias, Ros y Pussy, por vuestros comentarios y un beso fuerte.

carmen dijo...

Que foto mas bonita Quique y que guapos estais los tres.Yo,plagiando el titulo de una novela de Mercedes Salisachs,definiría estos días como el volumen de la ausencia.Un beso.

India Ning dijo...

Hace días que te leo, y no me atrevía a escribir nada, por miedo a meterme en la intimidad de una pérdida. Todos hemos pasado por ello, y me parece bueno interiormente que seas capaz de compartirlo y mostrarlo.
¡Un abrazo grande!

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Los leo ahora todos, Enrique, de seguido, y es una sensación de emoción pero también de tranquilidad, serenidad.
Eso dice mucho y bueno de ti. Un abrazo muy fuerte.

Francisco Ortiz dijo...

Que parecen lo mismo, Enrique, que a veces parecen lo mismo. Permíteme que te haga esta pequeña correción. Entiendes que en ella no hay maldad, sino todo lo contrario, ¿verdad? De nuevo, un abrazo.

Enrique Ortiz dijo...

Muchas gracias, Miguel Angel y Francisco, por vuestros comentarios. No, Francisco, cómo voy a entender que haya maldad. Un fuerte abrazo a los dos.

Wendy dijo...

Cuánta razón, enrique. Un beso y gracias.

Enrique Ortiz dijo...

gracias, wendy y otro beso para ti.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.