lunes, febrero 16, 2009

Casa de citas: Thoreau y tres versos de Juan Marqués


Y ahora les cuento cómo he llegado a esta cita, que me ha sobrecogido y a la que, seguramente, daré muchas vueltas.

El sábado, en el artículo de Félix Romeo para el ABC Cultural, leo unos versos de un poeta que no conozco, Juan Marqués, que me dejan hondamente emocionado, vibrando durante todo el resto de fin de semana, feliz:

Quiero una vida simple, junto a ti,
y después un abrigo.
Un agua que acaricie los gatos de tus pies.

El domingo por la mañana comienzo a buscar su nombre en internet y descubro su blog, Otra colección de faros, que leo con fruición. Juan Marqués ha publicado un libro de poemas, Un tiempo libre, en La Veleta, que se edita en Granada, donde nació el que escribe estas líneas. En El Cuaderno de Tigrida leo que es un libro con luz, y otro soberbio poema.

De su blog, y de su libro (que leeré en cuanto me lo traiga mi librero, al que he mandado un e-mail urgentísimo, un sms, y porque no sé donde vive, porque iría a pedírselo, seguro), daré cuenta por aquí, pero me he encontrado con una cita de Henry David Thoreau, que me tiene absolutamente enganchado, distraído, sobrecogido, feliz. Aquí la dejo.

Haz lo que nadie podría hacer por ti. No hagas nada más.

Henry David Thoreau. (Escribir. Pre-textos.2008)


Hace un año y dos días: Un poema de Javier Egea

Hace un año y un día: Del amor y los inodoros + Ajenjo y Cigarro + Mi vida sin mí y otras cosas del meter


Technorati tags:

Blogalaxia tags:

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso el poema, estupenda la cita. Y es cierto, te deja dándole vueltas. Un beso. M.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, M. En El Europeo, hace muchos años, una especie de decálogo, de no recuerdo quien, decía exactamente lo mismo, pero no aplicado a la escritura, sino a la vida. Me ha gustado esa coincidencia, a ver si busco la revista. Besos.

Anónimo dijo...

Bonito poema.La cita me deja un interrogante ¿ Y por los demás no debes de hacer nada?. Un beso. Mam.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Mam. Pero no se refiere a eso, creo... Eso se presupone, ¿no?. Besos.

Juan dijo...

Gracias, estimado Enrique, por hacerte eco de mi poema y multiplicar así su vida, y también por las expectativas con respecto al libro (aunque me temo que cuanto más esperes mayor será la decepción).
Un abrazo

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Juan, por tu generoso comentario y por acercarte por aquí; por lo leído sé que el libro, lejos de decepcionarme, permanecerá mucho, muchísimo tiempo, cerca de mi mano. Lo traeré por aquí, para disfrute del respetable. Un abrazo fuerte, Juan.

Anónimo dijo...

La de cosas que te permite descubrir este medio, a la de gente que te puedes acercar. Y por lo leído, has pasado un fin de semana feliz. Un beso. Cuti

Viola Tricolor dijo...

¡ que post tan bonito (una vez más)!! poemas, artículos, cuantas cosas que leer y apuntar.
por cierto yo sigo esperando las fotos de Mus en la nieve:p
Un beso y gracias.

Antonio Casado da Rocha dijo...

Hola, Enrique, me alegra encontrar la cita de Thoreau en tan buena compañía. Especialmente porque fui yo quien la seleccionó para la antología de Pre-Textos. Por su contexto (una carta a su amigo H.G.O. Blake), creo que Thoreau la aplicaba a la vida, y no sólo a la escritura. Saludos,

Antonio

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.