jueves, marzo 29, 2007

Bolaño por sí mismo ( I ): sobre el boom

(En relación a un comentario -que me interesó mucho- que Monsieur Le Revenant dejó ayer en la entrada ¿Cuál es la mejor novela en castellano de todos los tiempos?, pongo, es decir, copio, un par de reflexiones del mismo Bolaño sobre los escritores del boom, que parecen contradictorias, pero que, en mi opinión, no lo son. En todo caso, es una oportunidad perfecta para ir poniendo aquí algún extracto del libro Bolaño por sí mismo, que es, a su vez, una buena oportunidad para acercarse al mundo y a la poética de Bolaño).



- ¿Cómo es tu relación con los escritores del boom latinoamericano?

- Buena, muy buena. Como lector, por supuesto. El boom, en todo caso, es una noción imprecisa. Depende de la extensión que le dé cada cual. ¿Entra Sábato o no? ¿Y Onetti?. La mayoría dice que no. También se deja afuera a Rulfo, quien para mí es una de las piedras angulares del boom.

- Quizás se adoró demasiado a las figuras emblemáticas del movimiento, con abierta injusticia para otras menos ruidosas, como Monterroso, como Onetti, que están siendo cada vez más reivindicadas. A lo mejor han resistido mejor el paso del tiempo.

- Yo no lo creo así. La literatura de un Vargas Llosa o de un García Márquez es gigantesca.

- Una catedral.

- Más que una catedral. No creo que el tiempo las vaya a perjudicar. La obra de Vargas Llosa, por ejemplo, es inmensa. Tiene miles de entradas y miles de salidas. La de García Márquez también. Lo que ocurre es que ambos son personajes públicos. No son figuras meramente literarias. Vargas Llosa fue candidato a la presidencia. García Márquez es un hombre de mucho peso político y muy influyente en América Latina. Esto distorsiona un poco las cosas, pero no debiera hacer perder de vista la jerarquía que tienen. Son superiores. Superiores a los que vinieron después y por cierto también a los escritores de mi generación. Libros como El coronel no tiene quien le escriba son sencillamente perfectos.

Revista Capital. Santiago. Diciembre de 1999.

"Aunque me estuviera muriendo de hambre no aceptaría ni la más mínima limosna del boom, aunque hay escritores muy buenos, que releo a menudo, como Cortázar o Bioy. El boom, al principio, como suele suceder en casi todo, fue muy bueno, muy estimulante, pero la herencia del boom da miedo. Por ejemplo, ¿quiénes son los herederos oficiales de García Márquez? Pues Isabel Allende, Laura Restrepo, Luis Sepúlveda y algún otro. A mí García Márquez cada día me resulta más semejante a Santos Chocano o en el mejor de los casos a Lugones. ¿Y quiénes son los herederos oficiales de Fuentes? ¿Y de Vargas Llosa?. En fin, corramos un tupido velo. Como lectores hemos llegado a un punto en donde, aparentemente, no hay salidas. Como escritores hemos llegado literalmente a un precipicio. No se ve la forma de cruzarlo. Evidentemente en este punto la tradición de los padres (y de algunos abuelos) no sirve para nada; al contrario, se convierte en un lastre. Si no queremos despeñarnos en el precipicio, hay que inventar, hay que ser audaces, cosa que tampoco garantiza nada."

Revista El Péndulo. Logroño. Septiembre de 2001.


Ambas entrevistas están recogidas en el libro Bolaño por sí mismo. Entrevistas escogidas. Ediciones Universidad Diego Portales. (Santiago. Chile. 2006).


Technorati Tags:,

Blogalaxia Tags:

19 comentarios:

Pussy Galore dijo...

Rulfo? ni hablar, ni hablar!

Enrique Ortiz dijo...

Jejeje, ni hablar!! pues a mí me gusta, mucho, Sra. Pussy y tanto Pedro Páramo como El llano en llamas. Un beso, Sra. Galore y gracias por el comment.

Olvido dijo...

Creo que Bolaño tiene mucha razón.Lo peor del boom, es que curiosamente hizo daño después,no solo por la herencia en otros escritores sino porque contaminó demasiado, e hizo que no se conocieran otros autores de America Latina que también eran buenos. Todo se redujo a ellos.
Buen día

oktomanota dijo...

es un tema complejo de verdad , no se como discribirlo

Chamaeleonidae dijo...

Hola Enrique, "Pedro Páramo" debe ser uno de los mejores libros en español, estoy seguro, cada frase tiene significado. No sólo eso, mira el contexto, un pueblo de fantasmas.

Si el boom quitó o no presencia, se debe a que empujaron y entraron los más decididos. Felizmente fueron buenos escritores.

Nuestro deber es descubrir si algo se olvidó. Es lo justo. El lector será el ganador.

Bolaño está en todas. Habrá que leerlo. Saludos.

Marsu dijo...

Hoy luego, todo luego. Acaban las clases en el "tuto" (en mi época era insti...), tengo adolescentes propios y ajenos brincando por aquí a horas que no acostumbran, no me dejan leer tranquila. Lo haré cuando se "piren". Pero leer sobre Bolaño siempre "mola", así que luego lo haré, y "fliparé".

No sé si hoy estoy "guay" o "rallada a tope"....

volandovengo dijo...

Siempre me han molestado las etiquetas muy genéricas. En todo caso, Rulfo es imprescindible.

Miriam G. dijo...

Yo como Marsu pero en otro estilo, peor. Respiro,en dos horas estaré de vacaciones. Y sí de acuerdo con Bolaño.

Un beso, Miriam G.

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Cada uno en su sitio y Dios en el de todos. Muchos cambiarían la palabra Dios por Bolaño -a efectos literarios- pero no seré yo quien blasfeme de esa manera. Ya sabes lo que quiero decir. Tu entrada de hoy es un ejemplo de sentido común, algo que no le faltaba a Bolaño. Se puede ser atrevido, provocador y sensato.
No conocía la entrevista ni la opinión que tiene B. sobre El coronel, ya sabes que coincido con él. PEro además, cien años, además crónica de una muerte. Vamos, tres obras maestras, venciendo, a pesar de la figura pública, la hojarasca que pone el tiempo sobre tanta novela olvidada.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Olvido, seguramente han eclipsado a muchos otros. Bolaño estupendo, aunque para mi difícil a veces. Un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Olvido, muchas gracias, me gusta lo que dices y creo que tienes razón en lo de ocultar a varios autores. También por la línea dominante que impone. Busco este fin de semana la opinión de Juan Benet, mucho más contundente que la de Bolaño, y la pongo la semana que viene. Un beso muy fuerte, y buena tarde y noche.

Enrique Ortiz dijo...

Muchas gracias, oktomanota (me gusta mucho el nombre de la página web). Desde luego que es complejo (y eso me encanta). Un saludo.

Chamaeleonidae, muchas gracias por tu comentario (y por tu blog, que seguiré). Creo, como tú, que Pedro Páramo es un referente ineludible, que Rulfo es uno de esos creadores que se salen, no sólo de la norma, sino incluso de lo que se podía esperar de ellos. Si no has leido a Bolaño, léelo, verás cómo te gusta. Un saludo y gracias.

Ayyy, Marsu, qué bien nos van a venir dos o tres días de vacaciones, a ti alejada de los adolescentes que hablan tan raro (jeje) y a mí lejos de máquinas y artefactos. Gracias por tu simpático comentario, que todavía me tiene riendo. Un abrazo.

Volando, la historia de la literatura está llena de etiquetas, de agrupaciones ficticias, de generaciones que fueron todo menos generaciones. Son artificios que, en muchas ocasiones, impiden ver. Un abrazo muy fuerte y gracias, primo.

Ehhh, Miriam, que ya estás de vacaciones (qué palabra, eh) si estás leyendo esto. Creo que Bolaño está bastante atinado, prudente y elegante. Leyendo estas entrevistas te das cuenta del enorme mundo que tenía detrás de él. Un beso grande y gracias por el comment.

Miguel Angel, gracias.Me gusta lo que dices de Bolaño: atrevido, provocador y sensato. Te gustarían mucho estas entrevistas, que pongo a tu disposición si no las has leído. Cuando las repasaba para poner la entrada, me hizo gracia que hablara, como tú hablaste, de El coronel no tiene quien le escriba. También de acuerdo con la hojarasca del tiempo. No podemos pretender que queden cinco mil novelas. Un abrazo muy fuerte y muchas gracias.

Cuti, tienes que seguir con 2666. Cuando uno la termina tiene la sensación, triste, que se perdió mucho con la muerte temprana de Bolaño (también con la Sebald). Lo que para un poeta puede ser bueno, morir joven, hace flaco favor al novelista. Un beso.

Marsu dijo...

Ahora la que me reido soy yo...los adolescentes que hablan raro son míos (vamos, de mis entrañas... jeje), y los ajenos son amigos que se me cuelan en casa. Y normalmente están en clase, y me dejan tranquila, pero en vacaciones...¡mucho peor! No me los quito de encima ni con agua caliente. No me dejan trabajar (yo trabajo en casa), ni leer, ni tomarme un café, ni nada de nada. :-(

Pero siempre encuentro hueco, antes o después, para leer lo que me gusta. ¡Buenas noches!

Aylandara dijo...

Que me asemeje García Márquez con Chocano no sé si es de risa o de lagrimita sentía...

Me quedo con esta reflexión final que me parece una de esas verdades lapidarias y con la hojarasca de Muñoz.

"Si no queremos despeñarnos en el precipicio, hay que inventar, hay que ser audaces, cosa que tampoco garantiza nada."

Un abrazo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Hablan chorradas.Independiente del invento editorial del Boom,lo importante es que escritores como Vargas Llosa o el gabo son muy buenos.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Bolaño en su libro de cronicas periodisticas publicadas en España era muy suave con mucha gente del mundo literario español, de los cuales denostaba en privado segun muchos colegas sudamericanos de su generaciòn.Asi que ese mito del escritor iconoclasta es cuento para niños.Bolaño es un buen narrador,pero en sus entrevistas solo buscaba el escandalo para llamar la atenciòn sobre su obra.

Rulfo tambièn es bueno,pero su guiòn el Gallo de oro deja mucho que desear.

Enrique Ortiz dijo...

Jejeje, Marsu, pensaba que eras profe y me decía: ayyy, pobrecilla. De todas formas, por si te sirve, puedes amenazarlos, bien con la amenaza: "que viene Enrique Ortiz como no os calleis", bien "niños, a leer el blog de enrique ortiz". Un abrazo muy fuerte :))

Aylandar, a mí me encanta esa reflexión y creo que no habría que olvidarla, verdad? Un beso muy fuerte y gracias por el comentario.

Leo, bienvenido. No creo, por mi parte, que Bolaño buscara la polémica para vender; en el libro de entrevistas que menciono se le ve no sólo cabal, sino bastante discreto, muy educado y respetuoso con la literatura anterior, eso sí, muy consciente de su tarea. Un saludo y gracias por el comentario.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Enrique,

Gracias por la bienvenida.

Saludos.

jose dijo...

En cualquier caso, el boom no fue un bluff (perdón por este juego tan malo) porque detrás había escritores grandes de verdad. Sólo dos cosas: un recuerdo para un escritor que quedó fuera de esta consideración y que a mí me gusta mucho: Julio Ramón Ribeyro; y otra, el placer de escuchar a Bolaño,en una de las entrevistas que colgaste, el elogio de Javier Marías. Ellos dos y Sebald, escitores cuyos libros siempre esperaba. Ahora ya sólo queda uno.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.