jueves, enero 03, 2008

El juego de las versiones: This magic moment ( I ) por The Drifters y Lou Reed

Una de mis canciones es This magic moment. Miro hacia atrás y me resulta imposible fijar en qué momento empecé a vivir con ella, a cantarla, a buscarla entre mis grabaciones cuando me hacía falta. La compusieron, en 1960, Doc Pomus (un genio) y Mort Shuman y la hicieron célebre The Drifters, con Ben E. King, en una versión original del tema que creo que todo el mundo habrá oído.

Lo que me gusta de la canción (también sucede en otras de los 60) es que tiene algo extraño, muy extraño. Siendo una enorme canción de amor, hay algo en ella que suena a nostalgia, incluso tiene un regusto triste que contradice la letra y la melodía. El arranque, con unos violines casi distorsionados con un tema que se repite en toda la canción, desdice todo lo que viene a continuación. Además, en las paradas, esa especie de guitarra española, tiene un eco a noche, a oscuridad, a lamento. Sea lo que sea, es una canción sublime, absolutamente perfecta (para mí) y jamás pensé que pudiera mejorar (como hizo Lou Reed y cuento a continuación). Pongo la canción de The Drifters, un vídeo (ufff, ya sé, ya sé... pero es el único que he encontrado y es por si alguien no quiere darle al enlace del mp3) y la letra.

The Drifters: This magic moment



This magic moment

This magic moment
So different and so new
Was like any other
Until I met you
And then it happened
It took me by suprise
I knew that you felt it too
I could see it by the look in your eyes

Sweeter than wine
Softer than a summer's night
Everything I want, I have
Whenever I hold you tight

This magic moment,
While your lips are close to mine,
Will last forever,
Forever, 'til the end of time

So why won't you dance with me?
Why won't you dance with me?

This magic moment
So different and so new
Was like any other
Until I met you

And then it happened
It took me by suprise
I knew that you felt it too
I could see it by the look in your eyes

Sweeter than wine
Softer than a summer's night
Everything I want, I have
Whenever I hold you tight

Como decía, no pensaba que el tema pudiera ser mejor. Sin embargo, mejoró o, al hacerse diferente, le dio otra dimensión. Lou Reed hizo una versión de This magic moment que se publicó en 1997 en la banda sonora de Lost highway, de David Lynch y, previamente, en el disco de homenaje a Doc Pomus, de 1995, 'Til the night is gone. Sin embargo, el origen no está ahí. Hay que irse al disco de 1992, Magic and Loss, de Lou Reed, para comprender el por qué de esta versión oscura, desesperada, tremenda.

La muerte de Doc Pomus (el compositor del tema y gran amigo) y de Rotten Rita sumergieron a Lou Reed en un estado, mezcla de deprensión y lucidez, que terminó en este disco, Magic and Loss, para mí el mejor de Reed, que, además, coincide con sus 50 años. Como se puede leer en Rolling Stone (enlace) es un disco conceptual, sobre la muerte y de cómo vivir con ella. Pero no sólo eso. Lou Reed se retuerce de dolor por la pérdida del amigo, por ver cómo el cáncer va terminando con él en el hospital (no, no es tema mío; Lou Reed describe con todo detalle el proceso -recordando cuando se drogaban juntos en un símil casi acrobático- el hospital, la cremación, etc: Esa mezcla de morfina y dexidrina / la usamos en la calle). Pero el mensaje, más allá de estas canciones doloridas, es positivo: "La vida merece vivirse incluso si en ella hay dolor" y da pie a los dos versos más hermosos que recuerdo de Lou Reed (en el disco viene la traducción al castellano):

There's a bit of magic in everything
and then some loss to even things out

Hay un poquito de magia en todas las cosas
y luego alguna pérdida para compensarlo todo.

A nivel personal, la versión de Lou Reed me parece espeluznante; la adoro. Esas guitarras, desgarradas, distorsionadas hasta lo indecible, me encantan. Cuando la oí pensé que Reed me daba la razón en ese toque oscuro que yo veía en la canción original; sin embargo, creo que el tratarse de la canción insignia de un gran amigo, recién ido, le dio ese tono. Dejo la canción y un trozo del vídeo de Lost Higway (no sale entera) y un vídeo fijo con una imagen de Sophie Calle, que tanto me ha recordado a Vila-Matas . No se lo pierdan.

Lou Reed: This magic moment







Hace un año: A propósito de "puentes de diálogo", un poema de Salvador Espriu + Publicidad: cuidado con los regalos

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

10 comentarios:

Telémaco dijo...

Bonita canción. En mi caso conocía sólo la de Lou Reed. Es más, no me había fijado que era una versión, quizá porque parece del tipo de canción que hace Reed. Eso te daría la razón en el punto de oscuridad que tiene.
En cuanto al vídeo inicial, ya sé que lo sabes, pero es de juzgado de guardia. A cosas como esta se deben referir cuando hablan de los peligros que entraña de la red ;-)). Saludos.

Miriam G. dijo...

Así me gusta Enrique haciéndole la pelota a Vila-Matas para que nos siga leyendo, ja, ja, ja...

Gracias por la canción.

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Telémaco; el otro día no pude darte la bienvenida, así que aprovecho ahora. Jejeje, ya sé que el vídeo no es muy apropiado, pero pensé que el mp3, en la ofi, por ejemplo, es un poco aparatoso. Así que un saludo y enhorabuena por tu lluvia.2.0.

Hay que ver esta Miriam, cómo empieza el año; que no es hacer la pelotaaaaaa, que lo puse por si alguien le quería poner cara a la protagonista del relato extenso de Exploradores del abismo. Ojúuuuu, cómo eres :)). Un beso, Miriam (aunque no te lo merezcas, ehhhh)

M dijo...

Por cierto, que encima con escena de esa pedazo de película que es "Carretera perdida".

Ah, la Arquette, la Arquette... Todo es muy libidinoso si uno piensa en ella (aunque ahora ya está talludita).

Miriam G. dijo...

Para compensar mi maldad, mira el correo ;-)

Cuti guapa, tu también.

Un beso, Miriam G.

cuti dijo...

Pongo las canciones, que hoy hay mucho texto y no estoy acostumbrada a leer tanto por aqui, jajaja, es broma, que no tengo tiempo, esta tarde leo el texto y ahora la música mientras trabajo algo, pero un beso si que mando, eso siempre.

NB Miriam gracias de nuevo y otro beso para ti

Manuel Márquez dijo...

Pues ya ves, compa Enrique, ni conocía el tema original, ni la versión de Lou Reed, ni, obviamente, ninguno de los detalles y vicisitudes que cuentas sobre los mismos. O sea, que hoy contenido altamente didáctico (y, como de costumbre, altamente nutritivo...). Aunque, eso sí he de confesarlo, a mí Lou Reed nunca me ha entusiasmado demasiado, esa poética de la destrucción y derivados similares, no sé...

Un fuerte abrazo.

Aura dijo...

Últimamente estoy viviendo unos cuantos de esos "magic moments" así que el tema se me hace encantadoramente familiar. Y la melancolía y la oscuridad son unas perfectas compañeras para la magia.
He estado algo desaparecida, pero aunque tarde: ¡Feliz Año!
Un abrazo.

William´s daddy dijo...

Gracias, Henry, por tus siempre didácticas lecturas musicales. La canción es una joya. Para mi limitada cultura musical, la versión de Reed es mucho más cercana y las guitarras, tienes razón, transmiten una batería se sentimientos y sensaciones muy contemporáneas.
Agradezco también la combinación del clip de "Lost highway", con una Patricia Arquette que inquietaba de verdad (buen contrapunto a las guitarras de Reed) y la foto de Sophie Calle. ¿Cómo describir lo que sentimos cuando vemos a Patricia en "Médium"? Leo ahora el relato de Vila-Matas. Gracias.

Jesús Alonso dijo...

Conoces algún tatuador de confianza, porque estos versos son para tatuarselos:
Hay un poquito de magia en todas las cosas
y luego alguna pérdida para compensarlo todo.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.