jueves, enero 24, 2008

Donde se habla de amor, de parejas, de bicicletas, de mujeres, de gatos, de sonrisas y de risas (con un poema de José María Álvarez)

Estaba el otro día en un sitio innominioso (que diría Caye y Faemino y Cansado) a donde voy, más que nada, para luego fumar tranquilo (aunque me engañe con ello) y poder tomar bocadillos por la noche, tranquilo, (aunque también me engañe) cuando vi una escena bonita, la verdad, que me llamó la atención.

Una pareja de unos 18 a 20 años. Ella estaba sentada en una bicicleta estática (menudo nombre) y él estaba al lado, haciendo que corría hacia adelante y hacia atrás, poniendo unas veces caras de velocidad, otras de miedo, y dando grititos, con los brazos muy abiertos, moviéndolos frenéticamente. La verdad es que el chico tenía gracia. La chica, al lado, estaba partiéndose de risa y, cuando él se acercaba, intentaba tirarle del pelo y le decía, déjame ya, sonriendo.

No voy a contar lo que pensé de esas risas que él le estaba arrancando a ella (que se lo estaba pasando pipa). Digamos que le daba vueltas a que, mientras él la hiciera reír, todo iría bien, que seguirían juntos, come rain or come shine. Y me acordé de un poema que me gusta mucho de José María Álvarez, y que dejo hoy aquí como homenaje a ese momento y como recordatorio y, claro, para que disfruten:

En la mujer, como en los gatos,
una extraña diosa muerta anida.
Y la acariciarás en cuántos cuerpos,
y alguna vez incluso habrás de demorarte
en la luz de unos ojos.
Las desearás cuando ya nada desees,
y si la fortuna llena tus manos
la buscarás para entregársela.
Ante ella caracoleará tu caballo
y brillará tu espada.
Y ella, muda y ciega, sonreirá.
Y ha de bastarte ese milagro.


Hace un año: Una nota: cosas que tengo que hacer en los próximos cuarenta años

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

17 comentarios:

Olvido dijo...

Mark Twain decía que la raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa.
Buen día

cuti dijo...

Lo de "ella, muda y ciega, sonreirá", real como la vida misma, mientras que no vuelva a hablar y ver, todo seguirá bien, si, cosa extraña lo del amor. Un beso

Pussy Galore dijo...

El milagro de la sonrisa, qué bonito.

Anónimo dijo...

Como cuti me ha pisado la ironía (qué le voy a hacer, es una plusmarquista del tema), sólo me resta decir que me encanta la entrada de hoy y el poema me parece maravilloso. Si hay algo mejor que amar a alguien hasta el final, aún lo es más poder reírte también hasta el final con ese alguien. Es, como dices, un síntoma inequívoco de que todo va bien. Es, para el que lo mira, esperanza. Y a veces, milagrosamente, identificación. Un beso. M.

Aura dijo...

Me encantan los textos sobre mujeres y gatos.
Y sí, mientras Aura ría todo va estupendamente
:)

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Olvido. Desde luego que puede ser un arma eficaz. No conocía ese frase de Twain. Un beso, Olvido y buen día también para ti :)

Cuti y M., desde luego, mira que sacarle punta, cómo sois :). Lo de muda y ciega lo habeis orientado por el lado del chiste machista que, según veo, os gusta. Pero sé que os gusta el poema y la historia. A vosotras os conozco, jejeje.

Querida Pussy, a veces, sí, un milagro, pero me gustaría que fuera como la peli de Kusturica, La vida puede ser un milagro. Qué risa, madre. Un beso, Pussy :)

Mujeres y gatos, veré a ver cómo ando de esos textos y los traigo aquí, Aura. Eso me gusta, que sonría :)) Un beso.

Andrés dijo...

Buenos días querido poeta,

visto que los comentarios dejados al final de día te pillan ya muy cansado (y no es de extrañar, vista la hora a la que amaneces), pruebo fortuna más temprano) ;-)

Y de este exquisito poema de JMA lo que más me gusta es el último verso ("Y ha de bastarte ese milagro")... Yo (y lo siento por nuestras amigas bloggers que por aquí frecuentan) lo enfoco desde un prisma, digamos, ramplón y sencillo, de convivencia. Y tanto que ha de bastarte ese milagro, porque sin él... no hay quién entienda y tenga paciencia para todo lo demás, todos esos misterios insondables de su personalidad que nosotros, pobres de nosotros, nunca entenderemos.

Ah, y ese sitio inconfesable... ¡Es el gimnasio! Escrito así como lo escribes, pues me he pasado un buen rato pensando qué antro de vicio y leciocinio podría ser.

Que acabes bien el día, amigo poeta. Am

Enrique Ortiz dijo...

Mi querido Andrés. No es cuestión de cansancio, qué va. Mi día normal me permite contestar a los comentarios por la mañana, desde primera hora hasta la una de la tarde. Por la tarde y noche me es más complicado, aunque últimamente puedo contestarlos. Así que generalmente por la mañana son contestados rápidamente. Las cosas del trabajo, ya sabes. Me gusta lo que has comentado de la risa y la sonrisa, desde la convivencia que, claro, necesita de lo que ahora llamo "buenrollismo", pero sí, es humor. En cuanto a esos sitios que has imaginado, ayyyy, pobre de mí, fíjate cómo anda uno con la cuarentena (ahora que tú estás tan cerca, jejeje), haciendo un poco de ejercicio para poder fumar y comer. Para lo que hemos quedado... Un abrazo bien fuerte, Andrés, y que el día, a ti también, te sea propicio :))

Marsu dijo...

Tengo un amigO que se acuerda siempre de los cumpleaños, te felicita cuando te cortas el pelo, y le da vueltas y vueltas a las cosas. Y no es gay, que conste. Claro, le decimos que piensa como una mujer. No me extraña que sea difícil entendernos y necesario tener paciencia con nosotras.
Un abrazo.

Enrique Ortiz dijo...

Jejeje, Marsu, qué tío. Está poniendo el nivel muy alto, jopé. Pero eso sí, tendremos muchas paciencia con vosotras :))) Un beso, Marsu.

Dr Zito dijo...

Luego descubres que hacerla reir no basta para que todo vaya bien.

Andrés dijo...

No, Dr.Zito, no basta. ¿Luego? ¿Cuándo es luego? ¿Es demasiado tarde?

Enrique: ¿qué tal esa cuarentena y una? Ha llegado ya? Algún cambio? ¿Cuántas 1/2 horas de cardiovascular necesitas para bajar 1 ducados?

Hay una cosa que me jode mucho del gimnasio: cuando estás introduciendo esos datos absurdos que cualquiera de esas máquinas te pide (peso, edad, condición), y resulta que (¡Ay de tí!) acabas de cumplir años... ¡la muy puta te baja drásticamente las pulsaciones requeridas! Me pasó al pasar de 38 a 39, en sólo un día, pasó de requerirme 148 puls/min a 142. Estoy temblando con que la rebaja correspondiente a la gran transición (39/40) sea... ¡drástica! Un abrazo a los 2. Am

funes dijo...

Pues lo de reirse en la pareja es muy bonito, pero según el pais y el "journal of family communication" (diosssssss!) las discusiones de pareja alargan la vida.

Asi que menos hacer gracietas y a sacar los trapos sucios! (a lo mejor así te puedes ahorrar ir al gimnasio)

este es el link

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/discusiones/pareja/pueden/alargar/vida/elpepusoc/20080123elpepusoc_1/Tes

un abrazo

cuti dijo...

Pues, mira, Funes, le voy a pasar el artículo al susodicho para que vea que mi carácter es solo por su bien, para que viva muuuchos años jajajaja

William's daddy dijo...

Querido Henry, de gatos y mujeres... mmmm.... he conocido a varias mujeres con gatos. Personas bastante independientes y cariñosas. Acariciar al gato juntos se convertía en una especie de campo de pruebas. A veces era todo el roce que te llevabas de ese apartamento, claro. En los tres casos que recuerdo, se trataba de gatas (los animales digo...). Recuerdo el nombre de una de ellas, Morita, una gata siamesa, acostumbrada a compartir madrugadas, silenciosa, tremendamente silenciosa... Vivía en el centro de Málaga. Su dueña era una chica muy especial, gran bebedora y conversadora. Ya sabes, de aquellas chicas que nos gustaban antes de darle a la "cinta aislante"... Tenía un hibernoma, el paisaje de la Antártida en la espalda.

¡Feliz cumpleaños compadre! ¡Por la risa y sus sonrisas!

Manuel Márquez dijo...

Llego a ésta tarde, muy tarde, compa Enrique, pero te puedo asegurar que, además de por todo lo demás, ya sólo por el poema (hermosísimo), hubiera merecido la pena.

Un abrazo.

Cajetilla dijo...

Lo encontre por casualidad, viendo si alguien mas hablaba de amor. Me sorprendio que casualmente, lo hiciera y que a eso le agregara mi otra pasion, los gatos...
Creo que si entre dos que se aman, ademas se rien... eso es mas que amor.
Saludos.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.