lunes, enero 21, 2008

Sabbat, un poema de Pablo García Casado

Pablo García Casado (Córdoba.1972) es uno de los poetas más personales de nuestro panorama, y utilizo el adjetivo refiriéndome a personalidad y estilo, recorrido y hondura.

A finales del pasado año, publicó su tercer libro, Dinero (Dvd Ediciones), un itinerario poético, nada usual, por el tema del dinero, de alguna de sus caras en nuestra sociedad y en nuestros días. Valiente, emocionante, desolador y con un toque suave y perfecto de piedad y ternura, García Casado ha entrega un libro soberbio.

En La tormenta en un vaso pueden leer una reseña excelente y una entrevista (enlace). Iré poniendo por aquí más poemas de este poeta. El libro se completa con una página web (www.librodinero.com) con fotografías de Thomas Canet y montaje musical de Manuel García Casado.

Sabbat

Los polígonos, las áreas comerciales, las oficinas iluminadas. En todas partes el rostro de la angustia, los horarios, y esa puerta que nunca cierra. El cansancio de abrimos sábado tarde, el lunes se lo instalan, Antonio, acompaña al señor hasta la puerta. Y las tarjetas pasando por las ranuras, los coches atestados de familia, los teléfonos de servicio. Dulces operadoras que trabajan hasta muy tarde, ahorrando para un sábado futuro de zapatillas, cine en casa y ojos cerrados. Buenas tardes, le atiende Luisa, en qué puedo ayudarle.


Hace un año y dos días: Bienvenida, Hipermodernidad + Porno en el cerebro + La gallega de Cancún + Van Morrison: Raglan road y Sometimes we cry


Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

13 comentarios:

Miriam G. dijo...

Justamente venía yo en el coche hoy dándole vueltas a una entrada: Los sábados, que ya no lo son.

Gracias por el poema.

Un beso, Miriam G.

el loco oficial dijo...

Me ha llamado mucho la atención el tema del libro...y el poema me gusta, no es, para nada, más de lo mismo. Un abrazo. Gracias Enrique

Enrique Ortiz dijo...

Cómo me ha gustado ese tema, Miriam. Alguna vez, lo confieso, he pensado en los sábados de mi infancia y de mi juventud. No es que fueran mejor que los de ahora, pero seguramente la lejanía los tiñe de algo especial. Gracias, Miriam. Un beso.

Loco, te gustará, seguro, este libro. Pero tampoco te pierdas el primero de García Casado, Las afueras, o el segundo, El mapa de América. Un poeta con mucho que decir, una voz singular y mucha fuerza. Un abrazo y gracias a ti, Loco :))

Miriam G. dijo...

No, no, Enrique estoy segura, los sabados de antes eran mejores: No había centros comerciales, ¡donde va a parar!

Un beso, Miriam G.

Marsu dijo...

Tristes sábados los de ahora.Pero es el ritmo que hay.

Aura dijo...

Tras leerme Sabbat me alegro de haber pasado el fin de semana creando música...

Disfrute del lunes, Enrique.

cuti dijo...

Pues si, menuda vida esta que nos hemos inventado. Un beso.

Enrique Ortiz dijo...

Ya, ya entiendo, Miriam. No le había dado ese sentido, pero ahora comprendo (pensaba que era por la niñez-madurez). De todas formas, queridas Miriam, Cuti y Marsu, hay que darle las vueltas a algunas convenciones. Hay que luchar contra el tedio, arrrrrr. Un beso a las tres (disculpad que ande algo apresurado).

Aura, ya tengo muchas ganas de oir su música, una sesión, lo que tenga a mano. A ver si fuera posible. Un beso.

Alvy Singer dijo...

El mapa de América es un blues de carretera con la rareza de Micah P. Hinson, y Luis Mora está entusiasmado con Dinero, igual que usted. Veremos que tal.

Paula Lapido dijo...

Me gusta muchísimo Pablo García Casado desde que le leí por primera vez en una antología de 25 poetas jóvenes españoles.
Estoy deseando hacerme con su nuevo libro, pero no lo he encontrado en mis librerías habituales (soy relativamente nueva en esto de leer poesía).
Enrique (u otro de la concurrencia), ¿me puedes recomendar alguna librería en Madrid que tenga buenos fondos de poesía? (ya que tú también vives por estos lares). Gracias mil.

Enrique Ortiz dijo...

Hola Paula, gracias por tu comentario. Esa antología es muy buena, recurro a ella constantemente para ver cómo han ido transcurriendo los más jóvenes. García Casado es de los mejores. Librerías de poesía, hay dos geniales: Hiperión, en Salustiano Olozaga, justo al lado de la Puerta de Alcalá. Allí te atenderán genial, ya verás. Otro es Visor, que está cerca de Moncloa, en Isaac Peral, o la librería Rafael Alberti, también cerca de Moncloa, en la Calle Tutor, que además, organizan lecturas. Son también muy amables. Un saludo, Paula, y gracias a ti :))

Paula Lapido dijo...

¡Muchas gracias Enrique!
Creo que aprovecharé un rato mañana mismo para pasarme por alguna de esas liberías.

Un abrazo.

BALBON dijo...

gran poeta sí señor!!

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.