viernes, junio 27, 2008

Michael Winterbottom y Michael Nyman: Wonderland

Hoy sólo este pequeño fragmento de Wonderland, de Michael Winterbottom, una de las películas más emocionantes de los últimos años. A la partitura, uno de esos autores que ha terminado siendo imprescindible: Michael Nyman (uno de los conciertos más emocionantes a los que he asistido).

Junto nos entregan este regalo para los sentidos, este milagro. Si no la han visto, no pueden perderse Wonderland.




No mucho más, querido niños y queridas niñas. España gana y hace calor y va a seguir haciéndolo hasta el domingo (la semana que viene, algo de fresco y alguna tormentica). Uno, que muchas veces hace los planes con el culo, se va en un rato para el sur, donde, al parecer, va a hacer más calor. Si le añadimos el calor de la familia, de los amigos, no sé, no sé... Pero no está mal, de vez en cuando, abrasarse, sudar, andar medio desnuíco. Intentaré ir resfrescando este artefacto. Niñas, niños: millones de gracias por su tiempo, por sus visitas y por sus comentarios. Les mando un abrazo, besos. Avanti tutto.


Hace un año: Lonchas de vida cortadas y envueltas por el maltrecho, envejecido y cansado carnicero Enrique Ortiz en Granada, el 17 de febrero de 1995 (I)

Technorati tags:

Blogalaxia tags:

5 comentarios:

Miriam G. dijo...

Puedo confirmartelo Enrique hace Calor múchisimo. Pero Diego que tuvo que ir ayer a una reunión a Sevilla dice que esto de Málaga no es nada. A ver que nos cuenta el compa Manuel.

Un beso, Miriam G.

Miriam G. dijo...

¡Buen fin de semana!

Superwoman dijo...

Hala, venga, a dar envidia... aquí estamos encerrados en casa porque llueve a cántaros...
La banda sonora del Piano me encantó.

Un supersaludo

Andrés dijo...

Wonderland es sencillamente una película de.li.cio.sa; no sé cómo se llama esa actiz inglesa tan seria pero tan tierna a la vez (que también salía en Notting Hill en silla de ruedas, pero a mí me encanta.

Aquí ha caído un tormentón muy refrescante esta mañana a la hora de llevar a los niños al cole (¡papi, lluebe!) Muy agradecido, porque llevábamos unos días de sol abrasador, y que ni por las noches corría esa brisilla marina tan agradecida que suele haber en verano aquí, a partir de las 2:00 del mediodía (cosas de la convección: mar+montaña+a.poca.distancia.uno.de.la.otra=el.aire.caliente.sube=brisilla.veraniega.

Abrazos y buen fin de semana, para tí y tus lectores. ;) Am

el loco oficial dijo...

Calor el que hace aquí que ayer estábamos con 41...alerta naranja..
un abrazo Enrique

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.