lunes, junio 09, 2008

Aviso suburbano, de José María Parreño



AVISO SUBURBANO

VIAJERO PÁRESE
ACEPTE MI CONSEJO:

EMPLEE UN MINUTO ENTERO
EN DIBUJAR UNA ILUSIÓN TAN LEVE
QUE NI DINERO NI ÉXITO NI SEXO
PUEDAN ENJAULARLA

USTED YA SABE CÓMO ES ESTA VIDA
QUE MUY PROBABLEMENTE EN ALGÚN TIEMPO
LAS RAÍCES DE UN BOSQUE
TRITUREN ESTE ANDÉN
Y EL NIETO DEL NIETO DE SU HIJO
CAZARÁ EN LOS HOTELES CON LA AYUDA DE UN LOBO
Y LA FRENTE TATUADA
CON EINSTEIN EN LA CRUZ

EMPLEE UN MINUTO ENTERO CADA DÍA
Y ESE SUPERVIVIENTE
DIRÁ QUE ENTRE SUS ANTEPASADOS HUBO UNO
AMANTE DE LAS AVES
QUE SUPO SER FELIZ


Hace un año y dos días: El monumental regreso de The white stripes: Icky trump

Hace un año: Una viñeta, una foto y dos anuncios sobre hombres y mujeres

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

9 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Un minuto, nada menos; pues no pide nada el amigo Parreño, así, para empezar la semana. Eso sí, las compensaciones, compa Enrique, suenan bien apetitosas. Estimulante poema para un lunes, vaya que sí...

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Precioso. Me gusta la idea de ser un antepasado feliz. Aunque cuando vivan los nietos de los nietos de nuestros hijos probablemente haya que entrar en un museo virtual para ver lobos y bosques. Un beso. M.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, compa Manuel. Tengo debilidad por este poema, me vuelve loco y celebro que te guste. Un abrazo muy fuerte :))

M. el punto está en eso, en cómo le da la vuelta (o como las cosas se darán la vuelta solas). Un metro triturado por un bosque, cazar en los hoteles acompañados de lobos y con Einstein tatuado, no sé, me parece una imagen poderorísima, feroz y muy muy lírica a un tiempo. Un beso :))

Olvido dijo...

"Cuando no haya más tiempo para podar las rosas
o acariciar el gato, y el crepúsculo que enciende el césped
y la luna llena que lo refresca no existan,
ningún hombre sabrá cómo reemplazarlos.
Cuando el peso del pasado se apoye en la nada
y el firmamento sea apenas una luz en el recuerdo
y las historias de cirrus y cúmulus lleguen a su término
y las aves permanezcan suspendidas en su vuelo,
ningún hombre sabe lo que le espera, o la canción que cantará
cuando la nave donde viaja entre a lo oscuro, allá al final."

Mark Strand 'El final'·

Buen día

Andrés dijo...

Especialmente impactante es donde dice "las raíces de un bosque" hasta "con Einstein en la cruz". ¿Qué tal te sienta tu nuevo ritmo, Enrique? Abrazos, Am

Superwoman dijo...

La felicidad... uffffff (es tan difícil encontrar ese minuto).

Anónimo dijo...

Un minuto sólo, pues lo intentaré emplear, quizá merezca la pena. Un beso. Cuti

Anónimo dijo...

Bonito poema, te da mucho que pensar. Un abrazo.Mam.

Marsu dijo...

Qué bueno, pero qué bueno.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.