lunes, julio 28, 2008

Juego de niños, de Carlos Marzal



Juego de niños


Cuatro o cinco palabras aprendidas
en la noche del tiempo, siendo niños,
nada más que esas cuatro o esas cinco
palabras aprendidas son precisas,
para nombrar los dos o tres asuntos
que merecen nombrarse en esta vida.

El resto es lo que queda cuando a la poesía
le hemos quitado todo lo que es la poesía.


Carlos Marzal
(Valencia.1961). El poema pertenece a su libro Los países nocturnos (Tusquets.1996), del que ya se han publicado otros dos poemas en este blog (enlace + enlace).


Hace un año y dos días: Publicidad: perrillo enamorado y traicionado + Tetas y cine

Hace un año y un día: Los británicos, by Pussy + Lo que traerá el otoño + El nuevo single de The Go Team!


Technorati tags:

Blogalaxia tags:

5 comentarios:

Anónimo dijo...

De Carlos Marzal tengo el último de la fiesta (una maravilla) y la vida de frontera (otra maravilla), los releo a menudo; me gustaría tener otros, la verdad, pero invierto poco en poesía, así que apunta para próximos encuentros ;-)
Un beso, Cuti

Manuel Márquez dijo...

Toda una declaración de intenciones, compa Enrique, la del señor Marzal. De todos modos, me temo que a los que somos de verbo torrencial (y no por ello bueno, desde luego...), se nos queda un poquito corta.

Un fuerte abrazo y buena semana.

Anónimo dijo...

Quique:
"El afecto es el misterio en forma de calor necesario."

Y este poema tiene afecto, misterio y el calor necesario que contiene un juego de niños; este de hacer poesía y parecer que uno no hace nada. y que parezca que solo es aíre, algo fundamental pero sin que se note que lo es.

Gracias de nuevo Quique por traernos esta mañana esta brisa de Carlos Marzal.
Gerardo V.

Marsu dijo...

Versos sencillos, pero muy completos. Bonito poema.

Anónimo dijo...

Un deseo imposible de ser esencial. Un gesto implícito de humildad. Gracias Enrique.

William´s daddy

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.