jueves, noviembre 02, 2006

Un país en el que el rey caza osos

Me cuesta trabajo creer, pero lo creo, que el jefe del estado busque el amparo de otros países para llevar a cabo conductas que en este país son tipificadas como delito, además de ser moralmente reprochables. No quiero comparar este comportamiento con otros similares que serían escandalosos. Además, la figura del jefe del estado está tan protegida por el código penal que no pongo aquí todo lo que debería poner. Que cada uno piense y enjuice a su modo.

Simplemente quería reseñar un artículo publicado ayer en El País, titulado "El dedo que acciona el gatillo", escrito por el filósofo Jesús Mosterín. No puedo poner el artículo entero pues la web de este diario exige pago y, por mi parte, ya les doy un euro al día, más que suficiente como para que inserte un código o algo para poder guardar electrónicamente aquello que a uno le interese. En fin... Pongo un extracto:

"En octubre de 2004, en los últimos días de Nastase en el poder, la agencia Abies Hunting organizó a Juan Carlos de Borbón un viaje privado para matar osos en los Cárpatos. El Rey pasó el fin de semana en Cosvana, hospedado en el chalet del dictador Ceausescu, y le dio gusto al dedo accionando repetidamente el gatillo y abatiendo a tiros a cinco osos y otros animales.
(...)
La pulsión de apretar el gatillo parece ser incontenible. En octubre de 2006, Juan Carlos volvió a ir en avión especial nada menos que a Rusia a fin de abatir otro oso. El diario moscovita Kommersant ha publicado la carta del técnico responsable de la caza en la provincia rusa de Vologda, donde había tenido lugar la presunta cacería, consistente en colocar delante del rey a un "bondadoso y alegre oso" del zoo local, llamado Mitrofán, transportado en una jaula y soltado para que el rey lo abatiese de un tiro, como así ocurrió, por lo que el técnico lamenta que con estas prácticas "se transforme la caza en una payasada sangrienta".

La noticia de que el Rey de España había ido hasta Rusia en avión especial a matar a un oso drogado enseguida ha dado la vuelta al mundo. La Casa Real se ha limitado a poner en duda que el oso estuviera drogado, que es lo de menos. Estas cacerías de animales protegidos o en peligro no incrementan precisamente el prestigio del Monarca (...)"

Jesús Mosterín es un filósofo valiente, que en más de una ocasión ya ha puesto el dedo en la llaga. No creo que se pueda apelar a una conducta privada, sin necesidad de refrendo, como se ha argumentado desde el Gobierno; un Jefe de Estado es un Jefe de Estado, con la única salvedad de no estar sometido, aquí, en este país, a elección por la ciudadanía. No soy quien para cuestionar las instituciones, ni la constitución, ni la monarquía, ni a dónde van a parar esos euros que el fisco me quita religiosamente. Sólo sé que no quiero que mi dinero (porque es mío, por mucho que podamos hablar de teoría fiscal) pague cacerías, del tipo que sean y sean allá donde fueren. Yo no quiero vivir en un país en el que el rey caza osos.

18 comentarios:

Pussy Galore dijo...

por supuesto no era la primera vez que Don Juan Carlos pornia un dedo en un gatillo. Ya tenia experiencia.

volandovengo dijo...

Propongo recoger firmas para drogar al rey y arrojarlo a la jaula de los osos tras la hivernación, que están más hambrientos.

cutilla dijo...

Dónde hay que firmar?

Miriam G. dijo...

No me lo puedo creer, al principio creía que era una especie de broma. Pero no ¿no?

Un beso, Miriam G.

Anónimo dijo...

Pasarán tupido velo y con el paso de los días, aquí no habrá pasado nada. Pero un rey no solo debe parecerlo, sino serlo y para ejemplo de propios y ajenos. Y éste nuestro ¿quién es?

Anónimo dijo...

La Reina también ha matado osos cuando aún era Princesa de España, acompañada por su madre la Reina Federica de Grecia.En Asturias,hacia 1968, en plena veda veda y estando ya considerada especie protegida. Un lujo privado para tan egregias damas. Ahora Doña Sofía debe ser presidenta honoraria de la Asociación Protectora de Animales. Consejos vendo que para mí no tengo.

primodegraná dijo...

eso si, depende de la sustancia estupefaciente en cuestión, así habrá sido la muerte del oso: agitado, somnoliento, feliz, muy feliz, cachondeito, rey me das rey no me das en alusión a aquella serie rey rico rey pobre, o era, homme. No recuerdo.
ABC: "Alarmante ascenso de osos drogadictos".
Estás muy lúcido a las 5'03.

cutilla dijo...

La noticia de esta costumbre tan bonita de nuestro rey, saltó a la luz en Alemania hace tiempecillo, y fue en todos los diarios (me lo contó primo que vive en Munich). Por lo menos también ha llegado a España, yo casi estaba segura de que nunca saldría a la luz aqui. La de cosas que habrá que no nos enteraremos....

Enrique Ortiz dijo...

sí, Pussy, no era la primera vez, por lo visto viene de hace muchísimo y, lo peor, es que se repite; volando, qué buena idea, y que firme la cuti; me he reido mucho y a lo mejor no debía; miriam, como ves, no era broma; en cuanto a los anónimos, muchas gracias; anónimo 1, tienes razón, no pasará nada; anónimo 2, no tenía ni idea de lo que cuentas, pero es muy ilustrador y me ha encantado; gracias; primodegraná, muy bueno el titular de abc; quizás es la única hora en la que estoy lúcido; si te contara cómo estoy justo antes de comer te echabas a llorar. Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios; merece la pena leer el artículo; si le interesa mucho a alguien, lo escaneo con algo de tiempo.

Enrique Ortiz dijo...

no nos enteramos de nada, cuti, de nada. Un beso

Alvy Singer dijo...

¡Ah! ¡El rey! ¡Y su reino! Qué cosas tan lejanas.

Enrique Ortiz dijo...

Sí, Alvy, qué cosas más lejanas, verdad?

Miriam G. dijo...

Pues yo con el cariz que estan tomando los acontecientos, casi prefiero vivir en la ignorancia, el casi es lo que me mata, vaya.

Un beso, Miriam G.

Isabel Romana dijo...

Leí ayer ese artículo y me pareció magnífico. Ha sido un acierto por tu parte reseñarlo. Saludos cordiales.

Enrique Ortiz dijo...

gracias, miriam e isabel; por cierto, isabel, ya conocía tu blog, magnífico: http://mujeresderoma.blogspot.com/; sé a más de uno y una a los que va a fascinar. Un saludo a ambas.

Francisco Ortiz dijo...

Saber, conocer, enterarse: qué actividad aún, digan lo que digan, tan revolucioanria.

Enrique Ortiz dijo...

gracias, Francisco y magnífico comentario. Un saludo.

Anónimo dijo...

Pues si, ese tema del gatillo facil del rey ya lo habia oido.Parece que no solo osos caza.
Esa imagen tan digna que da la familia real de la que tantos españoles hacen gala no es mas que un espejismo fruto de tapaderas.
Nadie habla de las juergas famosas del rey entonces príncipe cuando estaba en el exilio, subvencionadas por familias pudientes también exiladas.

mataharimala

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.