lunes, julio 09, 2007

Dos poemas de Karmelo C. Iribarren



Cómo ha cambiado este país


Seis y media de la mañana,
en un bar de barrio,
como tantos amaneceres de hace años.
Pides un café, te sientas
y, quizás sólo porque has dejado de fumar,
y el periódico está ocupado,
y no sabes que hacer
con las manos,
te fijas en el mostrador,
en lo que desayuna el personal.
Suena a tópico, te dices,
pero, es verdad,
cómo ha cambiado este país:
apenas se ven ya copas de anís.

Un hombre solo

Un hombre solo, en un tren
de cercanías. Se acerca
su parada. Mira
las primeras ventanas encendidas
al otro lado del cristal.
Ahí lo tenemos ya, camino
de su casa. Una cerveza en el bar
de Paco. Los chistes malos de rigor.
Rellenar la quiniela. Ya está
en su habitación. Coge el Marca
de ayer. Lee un rato. Lo deja. Apaga
-entre bostezos- la luz
de la mesilla. Piensa
-casi con un asomo de felicidad-,
que mañana ya es jueves.


Karmelo C. Iribarren
(San Sebastián. 1959) Los poemas pertenecen al libro Ola de frío (Renacimiento. 2007)

Hace un año y dos días: O.I.S. (Oficina para la investigación del secreto)


Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

7 comentarios:

funes dijo...

buenas! pues despues de este finde disfrutando de la "canina" sevillana, y bodorrio por todo lo alto, yo no veo que el país haya cambiado tanto, sobre todo la esencia, serán las cosas del sur...feliz lunes

Miriam G. dijo...

¿Mucho calor en tu tierra?

Me han gustado. Estoy con Funes, yo no veo este país muy cambiado.

Un beso, Miriam G.

Anónimo dijo...

Con el primero completamente identificada, donde desayuno casi todos los días todos los periódicos están ocupados y observo, solo queda un hombre con su copa de anis, el mismo que todos los días se enciende el cigarro en la zona de no fumadores, lleva toda la razón, es absurdo que esa zona sea la barra, siempre dice lo mismo: en la barra se fuma...ya le he tomado hasta cariño. Un beso, Cuti.

A identidade do indiscernível dijo...

Si no cambia el pais, cambia la manera como lo vemos; si no cambia lo cotidiano, cambiam los nuestros modos para con el. Creo en bellos poemas como eses, con uno ver aguijón por el dia. Gracias por la modificación en el enlace!
Un beso.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Ya podrían cambiar otras cosas, y que todos los viejitos siguieran tomando su anís.

Jesús Alonso dijo...

Tiene buena pimta este Iribarren.
Gracias por la presentación.

Manuel Márquez dijo...

Poesía a ras de tierras, compa Enrique (o, al menos, ésa es la impresión que me transmite). Para uno que, como es mi caso, es poco degustador del género, un producto atractivo, te lo puedo asegurar. Procuraré estar atento al autor...

Un abrazo.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.