miércoles, julio 25, 2007

Hay días, de Eugénio de Andrade



Hay días


Hay días en que creemos
que toda la basura del mundo nos cae
encima. Luego
al salir al balcón vemos
a los niños corriendo por el muelle
mientras cantan.
No sé sus nombres. Uno
u otro se parece a mí.
Quiero decir: al que fui
cuando llegué a ser
luminosa presencia de la gracia
o de la alegría.
Una sonrisa se abre entonces
en un verano antiguo.
Y dura, dura aún.

Traducción de Jesús Munárriz


Há dias

Há dias em que julgamos
que todo o lixo do mundo nos cai
em cima. Depois
ao chegarmos à varanda avistamos
as crianças correndo no molbe
enquanto cantam.
Nào lhes set o nome. Uma
ou outra parece-se comigo.
Quero eu dizer: com o que fui
quando cheguet a ser
luminosa presença da graça,
ou da alegria.
Um sorriso abre-se entào
num verào antigo.
E dura, dura ainda.

Nota: Las palabras nào, entào y verào llevan un acento superior horizontal que no encuentro en el teclado.

Eugénio de Andrade (1923-2005) es uno de los poetas portugueses recientes que más me interesan y que más he leído. El poema pertenece a su libro Lugares de la lumbre (Hiperión.2003) También ha publicado en castellano Los surcos de la sed (Calambur. 2001) y una muy amplia antología, traducida por Angel Campos, bajo el nombre de Todo el oro del día publicada por Pre-Textos en 2001.

Hace un año: Fin de año


Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso poema, aunque a mí, personalmente, confrontar la "luminosa presencia de la gracia o de la alegría" del niño que fuimos, de los niños en general, con la sordidez del mundo que la rodea no me produce precisamente una sonrisa. Preciosa también la foto (todas las fotos) de Foschi. Un beso. M.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Me gusta, aunque la añoranza de tiempos mejores no me va. Prefiero la V.O., el portugués tiene más saudade.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Precioso, pero mi sonrisa también sería, en todo caso, triste. Un abrazo

Miriam G. dijo...

Como a Caye me gusta más en portugues.

Enrique no tengo tiempo de nada. Julio y yo estamos a ver quien gana, y a pesar de que él tiene los días contados me lleva ventaja. Aún así hoy he puesto algo que creo que te va a gustar, al menos te va a hacer gracia.

Cuti guapa, a ti también te gusta seguro. ;-)

Ana ahora mismo te escribo.

Un beso, Miriam G.

Aura dijo...

Me gusta lo de "uno u otro se parece a mí". Es una especie de bilocación que me sucede a menudo...
"Lugares de la lumbre" es un buen motivo para practicar el portugués.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, M. Sin embargo, el poema no debe, en este caso, hacer caso de esa contradicción. Está en un momento, en ese día que enuncia el título. No hay nada más. De ahí su magia. Un beso, M.

Caye, gracias. No, no es añoranza. Fíjate en el inicio y en que no hay melancolía (en su significado de "fervor caído"). Desde esa basura del día, se piensa en otro. Un beso, Caye.

Gracias, Ana; es un poeta importante, con una forma de decir muy sencilla y entrando en temas que parecen complicados de una forma magistral. Un beso, Ana.

Ayysss, Julio, qué malo es; yo estoy casi terminando, eso sí, ya despejado, con la mesa llena de papeles que ahora debería ordenar, pero le van a dar lo que yo me sé. En un segundo voy a ver... Un beso, Miriam.

Gracias, Aura; llevo tiempoo planteándome ese misterio del poema, porque antes no ha dicho que sean dos. Mi asignatura, bueno, una de muchas, es saber portugués, ayyy lo que me gustaría. Un beso, Aura.

el loco oficial dijo...

Siempre que puedo me gusta leer y escuchar la V.O que me gusta más porque en las traducciones, por buenas que sean, se pierde parte de la gracia. Prefiero el comienzo del poema, pero coincido con Caye, esa añoranza de tiempos pasados no me convence. En todo caso gracias por descubrime un nuevo poeta Enrique.

Marsu dijo...

Pues yo lo he entendido como una visión del mundo que se renueva, en el que siempre reaparece lo bueno.
Mil gracias.

Manuel Márquez dijo...

Hermosísimo el poema: sencillo, tierno. El tipo de material que puede resultar atractivo a público poco habitual (como es mi caso, vaya...). Muchísimas gracias, Enrique, por dármelo a conocer.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

A mi me gusta el inicio del poema y en portugués, me parece una lengua preciosa. Un beso. Cuti

novi nick dijo...

nice!

A identidade do indiscernível dijo...

La oposición entre la basura del mundo y la alegria del niño es mucho obvia y puede pasar mal. Pero el fin, "lo verano antiguo que dura", encanta. Yo lo prefiro en portugués, puesto que soy igualmente obvia.

Un beso.

Miriam G. dijo...

8:09 No digo más ;-)

Anónimo dijo...

Precioso y tierno poema y preciosa foto. Un beso Mam.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.