martes, julio 10, 2007

Dos poemas de Pere Rovira


De la serie Private Moon

Me gusta e interesa el juego, el enlace, entre estos dos poemas. El primero, ...Il faut avoir le courage de l'avaler, del libro Distancias, de 1981, y el segundo, Going home, de Cartas marcadas, de 1988. La mirada irónica y la ironía sobre la ironía, un juego de planos que me apasiona, lo mismo que este poeta, Pere Rovira (Vilaseca de Solcina, Tarragona.1947). Los originales son en catalán y los saco del libro Cuestión de palabras (Antología 1978-1993). (Maillot amarillo. 1995)


... Il faut avoir le courage de l'avaler

Un día, años
después de perderte, te encontraré,
cuando ya sólo sirva
para recordar. Me mirarás entonces
con tus ojos de cueros
y, como buen cobarde, encajaré el azote
con la cabeza baja y en silencio.
La mano cálida de tu amor,
aún generosa, rozará mi pelo
y acaso tu cuerpo me excite
una vez más. Disimulando
te invitaré a un almuerzo de lujo
y te preguntaré por tus poemas
y por tus amantes. Tú, como siempre,
demasiado lista para entender la vileza,
sonreirás y dirás
unas palabras justas en francés
sobre las ostras o sobre la poesía.
A la hora de las copas, yo
lo desearía pero tú no
me preguntarás nada, y creeré,
ya ves, que tu desprecio
protege los residuos del amor.
Fingiré un poco más, diré frases brillantes
más ridículas que nunca
y a media tarde nos separaremos;
hacia la vida tú, yo hacia mi casa.


Going home


Los años, y la luz
en el poso de la copa olvidada,
matan las ganas de ver.
Cuando es tarde, lo urgente
igual que cuando acaba la noche y te sonríen,
es ser feliz.
La poesía, los recuerdos sucios,
los limpios, el aburrimiento,
el champán rosa de la madrugada
metiéndonos con Wagner o lanzando sarcasmos
pueden crear momentos
conflictivos aún -y literarios.

Pero no quieres más: es tarde.
Ya nace el día y te sonríe
y le brillan los ojos y la piel
blanca, desde el bar la ves,
que siempre te enamora como el día
primero que te sorprendió.

El sol rojo
y el coche a ciento ochenta
te hacen reír de un verso
final que le escribiste:
"Hacia la vida tú, yo hacia mi casa".


Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

15 comentarios:

Miriam G. dijo...

Quizá hace unos años estos poemas me habrían encantado. Pero hoy los he leído lejanos.

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Miriam, creo que entiendo lo que dices, pero lo que más me gusta es ese juego entre el pasado y el presente. Un beso, Miriam :))

Pussy Galore dijo...

Hola Enrique! Me da la sensación de que he estado fuera meses, años. Voy a repasar sus archivos, y la cantidad de entradas publicadas en este blog desde mi partida me lo confirma! un beso!

Marsu dijo...

Arduo trabajo espera al que regresa... menos mal que es grata la labor, (ahora Miriam me llama pelota). Emprendo el camino con una sonrisa en la cara, la esperanza en la mochila, y una botella de agua en la mesa, por si acaso desfallezco...

Anónimo dijo...

Hola!! hoy poca cosa, no tengo tiempo de más, pero decirte que me ha gustado como van los dos relacionados. Un beso. Cuti

Miriam G. dijo...

Marsu Pelota ;-)

Un beso, Miriam G.

A identidade do indiscernível dijo...

Me quedo paralisada con tu entrada hoy... he lido algunas veces e me temo que sean pocas... yo no comprendo lo desencontro en lo encuentro... es una triste desilusión... tengo ganas de cambiar la historia... los poemas, en el caso.
Un beso.

Enrique Ortiz dijo...

Efectivamente, Pussy, ha estado ud. mucho tiempo fuera y no sabe cuánto se le ha echado de menos. Un beso¡¡¡

Marsu, gracias, no hagas caso de ese bicho malo que firma Miriam G. Lo que más me gusta es la mochila y el agua, sobre todo el agua. Un beso, Marsu.

Cuti, tranqui, no te preocupes tú, que hay tiempo para leer, que se quedan guardados en el ciberespacio. Un beso, enana.

Miriam, ya hablaremos tú y yo... :)

Identidade, sí, me gusta eso del desencuentro en el encuentro y viceversa, el encuentro en el desencuentro. Pero no es desilusión, porque la ironía fija esa distancia que, algunas veces, salva. Un beso :))

Francisco Ortiz dijo...

La vida, tan circular y tan llena de frustraciones que se remiten unas a otras. Me gustan estos poemas narrativos.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Me ha RE-QUE-TE-EN-CAN-TA-DO.

Cayetana Altovoltaje dijo...

... y no se debe a que esté yo bobita estos días, no no no ;)
Muy chuli también la fotaca.

Jesús Alonso dijo...

Buenos, buenos, buenos.

Esther dijo...

Descubro esta entrada mucho después de que la hayas escrito y te propongo ver otro juego entre dos textos del mismo autor: "El diumenge" de La Mar de Dins y "Diumenges" del Diari sense dies. El primero está traducido al castellano, el segundo no. Para mí, sin duda, el segundo, un libro en prosa increíble, de los mejores que he leído.
Espero que te guste.

Enrique Ortiz dijo...

Muchas gracias, Esther; tomo nota y me apunto al juego, claro :). Daré cuenta por aquí del resultado; eso sí, en catalán me costará, pero seguro que merece la pena. Un saludo y gracias por tu comentario.

ANNA dijo...


Hola,tus poesías me parecen muy interesantes.Me gusta en especial la manera de expresar tus sentimientos.
Yo tambien tengo un blog de poesía.Te envio la dirección para que las leas y me comentes que te parecen:

http://anna-historias.blogspot.com.es/

Saludos

Anna

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.