lunes, noviembre 26, 2007

De la lluvia ( II ): Poesía: José María Parreño


Gueorgui Pinkhassov

Seguimos con la lluvia. Hoy le toca el turno a la poesía y comienzo con este poema de Parreño, el que abre su primer libro, Instrucciones para blindar un corazón. Cuesta trabajo creer que sea la obra de un muchacho de veintidós años, pero si uno lee bien, se da cuenta, por una parte, de que importa un pimiento lo de la edad y, por otra, que hay que tener mucha fe en el poema (bendita fe) para comenzarlo y terminarlo como hace Parreño. En todo caso, uno de esos poemazos que uno ha deseado muchas veces haber escrito.

este otoño que tanto te quiero
te regalo la lluvia.
la lluvia es todo:
es canción triste, es compañía,
es llanto persistente sobre todo el paisaje,
es la caricia que hace temblar el suelo
y elevar el sexo de las flores.
es la orden húmeda que implanta
los más espesos olores.
te la regalo porque es como tú,
extensa, repentina,
de estatura cansada por el sol de la tarde,
de ojos también cayédose camino del invierno
y porque en ella yo me siento tan dulce
como me siento en ti.

de todo lo que vuela y nos hace sufrir
nada más compasivo y simple que la lluvia,
y nada tan frágil y a la vez tan invicto
y nada como su misma promesa de frutos y verdor.
mírala, como un mar derrumbado,
como ruinas de una atmósfera de agua que existió.
muchas veces
me empapa de nostalgia y me hace nudos
que escuecen al tragar.
será porque la lluvia
cubre bosques que has amado conmigo,
nos ha mojado juntos, imparcial, minuciosa,
en lejanas provincias junto al mar.
ya para siempre tendrás lo que te he dado,
de mi regalo nunca podrás huir
ni devolvérmelo.
y cuando llueva, cada gota en tu cuerpo será un beso,
un beso que no pide nada a cambio,
que atravesará los impermeables, los paraguas,
dicéndote con su idioma monótono y dormido
que te quiero.

José María Parreño (Madrid. 1958). Ha publicado Instrucciones para blindar un corazón (1981), Libro de las sombras (1986), Las reglas del fuego (1987) y Llanto bailable (2003), así como la novela Las guerras civiles (1995) y el libro de crónicas y viajes, Viajes de un antipático (1999)

Hace un año y dos días: Viernes musical: Kid Loco, Nada Surf, Pistolita. Día sin compras

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

10 comentarios:

Miriam G. dijo...

De toda la buena poesía que has puesto aquí, que es mucho, de verdad que la que más me tienta es la de Parreño ¿Por donde empiezo?

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Justo en Málaga, Miriam, en la Colección Puerta del Mar,creo que de la Diputación. tiene editado un libro que se llama Fe de Erratas y que contiene sus tres primeros libros al completo. Es un libro perfecto; luego ha editado poca poesía, sólo la que se contenía en Las guerras civiles, una novela, y que está editado en Llanto bailable, en La poesía, Señor hidalgo. Pero Fe de Erratas es lo mejor. Un beso, Miriam.

Anónimo dijo...

El mismo poema tiene la cadencia de la lluvia, su belleza, su aparente sencillez. Gracias y un beso. M.

Pussy Galore dijo...

qué apropiado, Enrique!

Marsu dijo...

Qué foto tan estupenda; sin desmerecer el poema, al revés, porque leo los versos y miro la foto, y te alabo la elección, ya que casan como un matrimonio.

"...cada gota en tu cuerpo será un beso, un beso que no pide nada a cambio.."

Muchas gracias, como siempre.

Anónimo dijo...

Precioso. 22 añitos!!! increible y una alegría. Un beso. Cuti

A identidade do indiscernível dijo...

Si, es un poemazo que no pide nada a cambio!

Un beso.

thirthe dijo...

joder, qué bueno!!

muchas gracias!

Jesús Alonso dijo...

Hacía tiempo que no venía por aquí (Ni por otros sitios, el trabajo cabrón...) y veo que sigues en forma. Muy bueno el poema y Parreño.

A.J. Arroyo dijo...

me ha encantado este poema y tambien estoy interesado por el autor. Un saludo.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.