miércoles, febrero 27, 2008

Dos poemas de Miguel Ángel Bernat

No pude ir ayer a una lectura de Miguel Ángel Bernat en La buena vida-Café del libro, un café librería que no tardaré en visitar, vamos, que voy a ir enseguida. Está en Madrid, al lado de la calle Bailén.

Miguel Ángel Bernat (Madrid. 1954) es un poeta al que admiro y que casi puedo citar de memoria, un relámpago brillantísimo siempre entre mis lecturas.

Para desquitarme por lo ayer, pongo un par de poemas que se refieren a pinturas, que pongo también. Le mando un abrazo fuerte, muy fuerte, y le agradezco su generosidad.


La muerte forma parte del paisaje. La muerte es
una flor de la vida.

¿No es así en el cuadro de Andrea Mantegna
"El tránsito de la Virgen"?

Los apóstoles parecen los pétalos de una flor.
El canto de varios de ellos y el color del cielo nos llevan
a la serenidad.

La muerte, ¿no es el buen gesto que completa los afanes
de una vida?

La composición entera, la pena y la canción de estos
hombres, la muerte como una muestra del carácter y
temple de la mujer, ¿no erigen una rosa perenne?





Una acuarela de Turner. Sobre la ciudad de
Lausana. Una puesta de sol. El sol bañando
en su luz a los ciudadanos.
Antes de entregarse a la noche, portadora
de paz, los hombres y las mujeres se bañan en
esta paz del crepúsculo como verdaderos
bienaventurados.
Parecen ciudadanos de la paz, esa hermosa
patria. Entregados a esa tarea fértil de
vivir y recorrer las paces sucesivas. La paz
de la mañana, de la tarde, del crepúsculo y
la noche. Y Turner nos lo recuerda.


Hace un año: Dos libro que no he leído (Kiko Amat y Matías Candeira) + Un libro con trailer (Arcadi Espada) + La Amelie de Alcorcón

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Elogio de la muerte y elogio de la paz, bellísimo. Y bellísima la acuarela de Turner. Un beso. M.

Miriam G. dijo...

Ya sabes que la muerte y yo como que no. Me quedo con el segundo, M. tiene razón la acuarela es bellísima.

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

A esos textos (eso sí, muy hermosos, ciertamente) no los llamaría exactamente poemas, compa Enrique, sino más bien "micro-reseñas", o "micro-críticas pictóricas", o algo así. Pero, ojo, que digo eso desde la más absoluta ignorancia técnica en la materia. Es sólo una impresión...

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Una buena manera de explicar los cuadros, su temática y una forma preciosa de ver la muerte y la vida. Buenos días. Un beso. Cuti

Pablo dijo...

Tengo entre manos un proyecto de libro en el que, tal vez, quizá, quién sabe, pudiese interesarte participar...

correo: pintorgallo@yahoo.es

direcciones:
www.flickr.com/photos/pablogallo
es.geocities.com/pintorgallo/
www.youtube.com/pablogallo75

Saludos cordiales.

Aura dijo...

La muerte es una flor de la vida, sin duda. Quien no comprende la muerte no comprende la vida.

Muy hermoso.

Miriam G. dijo...

Aura aquí servidora no comprende la muerte y es sobre lo único que ha reflexionado los últimos treinta años.

Un beso, Miriam G.

Aura dijo...

Se puede refleionar sobre otras cosas, mujer, que se va a obsesionar.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.