jueves, febrero 07, 2008

Sé lo que hicisteis, Sánchez Dragó, Cristina Tárrega y Foolish wives, de José María Álvarez

Llevo mucho tiempo queriendo poner aquí este poema de José María Álvarez, Foolish wives, y varios motivos me han llevado siempre, a última hora, a no ponerlo.

Sin embargo, el otro día, en el delicioso Sé lo que hicisteis (un día de éstos daré cuenta de este programa aquí) proyectaban un vídeo de una entrevista a Sánchez Dragó por Cristina Tárrega, en el programa nocturno de ésta, Territorio comanche. En él, el escritor citaba de memoria este poema de Álvarez que hoy traigo aquí, a lo que la entrevistadora reaccionaba llamándolo machista -al poema- (y no creo que lo sea, la verdad). Aunque Sánchez Dragó cambiaba el déjame por un quiero (citaba de memoria, pero empobrece el poema), me alegró mucho oirlo. Aprovecho el tirón televisivo como excusa para plasmarlo definitivamente en este artefacto.

Pido disculpas de antemano por si ofende a alguien. A ver qué les parece.

Foolish wives

¿Por qué seguiste
a ese cuerpo adorado
con tus barcos hasta Actium?


William Carlos Williams


De todas las palabras
que una mujer ha dicho a un hombre
las más hermosas siguen siendo
déjame ser tu puta

José María Álvarez


Hace un año: Mis canciones (III): Los fabulosos cadillacs, Mano negra y Neneh Cherry

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

8 comentarios:

Marsu dijo...

Cristina Tárrega tiene un defecto muy repartido entre los "televisivos": habla antes de pensar lo que va a decir.

Espero con ansia la entrada sobre "Sé lo que hicisteis".

A mí no me ofende el poema, creo que simplemente hay que comprenderlo; pero no estoy de acuerdo con que esas palabras sean las más "hermosas". Las más incitantes, las más entregadas...pero las más hermosas, no.

cuti dijo...

A mi el programa no me llega a enganchar, la rubia, la ex del tenista ese (mala soy para los nombres...) no me convence como humorista, no le veo el punto..
El poema no me ofende, creo que en el amor, y más en la pareja hay muchas cosas permitidas (lo que los dos quieran permitir) y que no deben asustar, ni deben de ser calificadas por terceros. Una amiga decía que su madre siempre le enseñó que una mujer con su marido debe de ser una señora en la casa y una puta en la cama. Un beso

Miriam G. dijo...

A mí machista no me parece, me parece masculino. Y como dice Marsu que es mujer como yo, no me parecen las más hermosas. Pero entiendo que a un tío quizá si se lo parezcan.

No recuerdo como era exactamente la cita de Chesterton, la buscaré, pero decía de sus enemigo algo así como que por si tuvieran poco con el don de no pensar, encima tenían el don de escribir.

Pues parece que el don de salir en la tele, o mejor en cierta tele, va casi siempre el don de no pensar ja, ja, ja... Porque Marsu estás segura de que piensan, aunque sea después de hablar...

Un beso, Miriam G.

Marsu dijo...

No, muchos de ellos en realidad no creo que piensen....sólo creo que hablan sin parar, y cuando callan, no es para pensar, es para quedarse dormidos :)

Anónimo dijo...

Si cambiáramos el texto por otro en que un hombre le dijera a una mujer "déjame ser tu chulo" la cosa cambiaría, supongo. Pero si dijera "déjame complacerte incondicionalmente", que es la lectura que extraigo yo del original, no cambiaría demasiado. Es, simplemente, una forma radical de declarar el amor. Un beso. M.

Enrique Ortiz dijo...

Me gusta lo que has dicho, Marsu, con respecto a lo de entregadas e incitantes y estoy de acuerdo con lo de los telivisivos. Además, son muy simples, como la respuesta de la Tárrega al poema. Antes de ponerlo, entendí que el poema podría no sólo ofender a alguien, sino también molestar, pero me alegro de la forma en que se ha encajado :)) Un beso, Marsu, y preparé con calma esa entrada :)

Cuti, el programa está muy bien, eso sí a cada cual su cada cual. A mí me gusto mucho lo que escribió Pussy un día: una señora en la cama, y una puta en la cocina :))) Un beso, enana.

¿Masculino? Realmente no lo sé; a ver si vienen los chicos en mi auxilio. Quizá sí, como ideal, como metáfora de la entrega, por eso insistía en la mala lectura de Dragó al cambiar ese déjame. De todas formas, la palabra puta en el sentido que le da Alvarez que al mismo tiempo la está negando: porque la puta no es exclusiva, es decir que puta excluye ese tu puta del poema. Por eso las palabras son tan hermosas para el poeta, porque es una puta en exclusiva. Creo que ahí está el truco. Un beso, Miriam.

M., Alvarez es eso, muy radical, pero no creo que el equivalente sea déjame ser tu chulo, porque chulo no resiste una lectura positiva, de entrega, de amor al fin y al cabo. Sin embargo ese "tu puta" sí, como tú lo ves. No sé como sería el equivalente masculino. Yo siempre he dicho de mí que soy granadino, puto y fino, a lo mejor me da un día por hacer la versión femenina del poema :) Un beso, M.

Miriam G. dijo...

Me he explicado fatal Enrique. Volveré a intentarlo, la belleza, en este caso lo hermosas o no que son unas palabras, depende mucho de los deseos y los anhelos del sujeto que la percibe, y estos de las necesidades. Nos guste o no somos animales, a mí me gusta. Y los animales no somos asexuados, ¡gracias a Dios! Y los deseos, los anhelos y las necesidades de uno y otro sexo son muy parecidos, pero no idénticos, por eso la belleza, lo hermosas o no que son unas palabras, tampoco son iguales. Este poema es masculino en ese sentido.

Un beso, Miriam G.

funes dijo...

Pues yo si que pienso que el poema es en principio machista desde un punto de vista objetivo: lo más hermoso es que una mujer se subyugue a un hombre, y encima voluntariamente ("déjame ser tu puta").

Es gracioso leer el poema cambiando el género de las palabras y ver que no transmite entonces nada. Para hacer la versión femenina tienes que cambiar la metáfora totalmente, al final saldría algo mas machista todavía, pero esto es poesia y usa el contexto en el que vivimos, y es que como decía James Brown "It's A Man's, Man's Man's World"

un abrazo

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.