martes, febrero 05, 2008

Fuera de juego, de Alberto Tesán

Me gusta mucho este poema de Alberto Tesán (Santa Perpètua de Mogoda.1971). Lo saco de Yo es otro, autorretratos de la nueva poesía (Dvd poesía. 2001). Tesán ha publicado El mismo hombre, en 1996, y Piedras en el agua, en 2004.

Poeta impecable y realista que posa su mirada en las cosas de todos los días, en el tedio conyugal, en la rutina mortal del trabajo, en el cansancio, en el descreimiento. En estos dos enlaces se pueden leer otros dos excelentes poemas (enlace + enlace). Luis Antonio de Villena lo relaciona con el fracaso de la clase media, que asume, (enlace) y Manuel Rico habla de Carver y Bukowski (enlace)

Merece la pena detenerse en este Fuera de juego, en esa historia (me ha recordado algunas canciones del magnífico Albert Pla) del chico que, cerca de la gloria, vuelve a la mediocridad por una lesión. El final es soberbio. Que lo disfruten.

Fuera de juego

Aprender a callar es lo primero.
Un pasaporte en blanco hacia la soledad.
A los once años te hablan con palabras
como honor, orgullo, dignidad
y tú piensas en un rumor de sillas
y en el patio pequeño de tu escuela.
Pero no hay amigos en el campo
y muy pronto te enseñan que el club y los colores
son tu padre, tu madre y el espíritu santo.
Tienes que ser un buen muchacho
y conservar el número que te dan al entrar.
Crecer es el siguiente paso.
Y darles lo que quieren: tu vida con un lazo.
Lo llevarás mejor
si comprendes que todo es un negocio
en nombre de una patria difusa que agoniza.
Pasarán unos años, demasiados,
Y sólo quedarán los elegidos.
A los otros, ahora los recuerdas
como sombras vencidas, llorando entre la hierba.
Había que esperar los descartes de julio.
El discurso del míster era conciliador
- se notaba su afán por excusarse-
y estrechaba las manos de unos pocos.
Los demás nos miraban
desde sus torres abolidas
y quedaban en el vestuario
a la espera de unas explicaciones
que no necesitaban, que nunca llegarían.
Con paciencia te harás un sitio entre la élite
y bailarás con gusto la música que te toquen.
Las niñas de tu barrio
soñarán que te metes en sus camas
y algunos periodistas llamarán a tu puerta.
Debes ser agradable entonces
y medir las palabras y los tópicos.
Recuerda: club, bandera, patria.
Ya sólo una lesión puede hacerte bajar
de la nube que habitas.
Pero eso es imposible.
Imposible que un niño te rompa la rodilla.
Imposible el dolor que sientes cuando ocurre.
Y después el olvido. Quirófano y olvido.
La sensación de que ya no haces falta,
de que no eres imprescindible.
Te harán un homenaje y callarás
porque ya formas parte de ellos,
ya eres su semejante, su juguete tarado.
Regresar a tu pueblo será lo más difícil.
Debes ser fuerte
y soportar la humillación,
el miedo contenido.
Aprender a pensar, recuperar amigos.
El tiempo borrará tanta tristeza.
Tienes la edad de un hombre joven,
busca una chica que te quiera y cásate.
Y olvida el fútbol, que te hace daño.
Y olvida el Barça, que te duele.

Hace un año: Dos poema de Extraño abordaje (VII)

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta el poema porque se puede aplicar a cualquier hecho que pueda acontecer en la vida diaria. Un beso.Mam.

Anónimo dijo...

Sí, es verdad, todos tenemos lesiones irreversibles de rodilla, que nos obligan a reconstruir muchos proyectos. C'est la vie. Pero los momentos de gloria vuelven, una y otra vez, a veces de forma tan sencilla que ni los percibimos. Un beso. M.

Miriam G. dijo...

Gracias por traernos este poema, me ha gustado. Al final la vida no es otra cosa que la actitud que tomes frente a ella. Estoy con M, se reconstruyen proyectos, vuelven los momentos de gloria.

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Cómo me alegro, Mam, M. y Miriam (cuántas emes), de que os guste y la lectura que le dais, a la inversa, jejeje. Pensaba que iba a ser un poema que no iba a entrar, no sé por qué. A mí me encanta. Sobre todo por su pulcritud, por la forma que tiene de avanzar, por esa conclusión, que es genial. Gracias por los comentarios y un beso a las tres emes, ele :))

funes dijo...

Me ha impresionado el poema, por el tema y el desarrollo. Mil Gracias. De repente me he acordado de Javier Salvago, que además de poeta trabaja como guionista para Quintero,

http://www.abelmartin.com/aper/salvago/salvago.html

Hoy estamos de carnaval por aquí, me diste una buena idea, me disfrazaré de Messi!

un abrazo

Miriam G. dijo...

¿Por qué pensaste que no iba a entrar? He releído el poema y no le veo yo la dificultad.

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Qué bien, Funes, celebro que te guste. Salvago me gusta mucho. Tiene algunos poemas de quitarse el sombrero, a veces es genial. El verso corto lo domina como nadie. Cuando lo has leido, cuando habla el Quintero sabes que es Salvago. Creo que en Renacimiento han editado hace poco unas obras casi completas, me entero y te lo digo. Lo tengo que traer por aquí. Un abrazo funes, y a ver ese disfraz del bueno de Messi (mándame una foto, que me gustará verla :)). ¿Cómo es un carnaval alemán?

Miriam, no sé realmente por qué pensé eso, pero creo que es por el realismo, porque esa línea no gusta muchas veces (se espera mayor espledor de los poemas, con metáforas complicadas...), quizá por la excesiva dureza, por el mundo del fútbol, por mil cosas. No sé si estaba acertando, pero, mira, me alegro mucho de que os guste. Es un poema que me encanta. Un beso, Miriam. (No sé si realmente te he contestado o no :))

Miriam G. dijo...

Supongo que por esplendor te refieres a los adjetivos, no me gustan lso adjetivos. Las metáforas si son complicadas son malas, no me gustan las metáforas malas. Me gusta la dureza, me gusta el realismo, ¿es lo mismo? Me gusta el futbol.

Me encanta el poema.

Un beso, Miriam G.

Aura dijo...

Recojo esta frase del gran Villena:
"ese hombre medio que se hunde como las piedras en el agua..."

Disfrute del día.

Manuel Márquez dijo...

Curioso e interesante poema, compa Enrique. Eso sí, no me preguntes si me gusta, o no, que no sabría muy bien qué decirte: por momentos, me "pone"; por otros, me descoloca. En fin... Y eso sí, tú sigue poniendo, que poquito a poco me iré aficionando, seguro que sí. Ah, y la foto, una auténtica maravilla. También. Como siempre.

Un fuerte abrazo.

cuti dijo...

Mira, algo del futbol que me ha gustado y que, como dicen las Emes, se puede hacer extensible a la vida. Me gustan los poemas así, cercanos, reales, así que todo un éxito. Un beso

NB Funes, a mi me habían dicho que te ibas a disfrazar de obrero, de peon...ya nos contarás ese carnaval alemán.

Jesús Alonso dijo...

Imposible el olvido que nos pide el poema, aunque puede que ni siquiera lo pida.

Marsu dijo...

Va otra M, aunque tardía. Sólo decir que me ha gustado "muchsísimo" ese poema. De hecho, me ha emocionado.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.