lunes, enero 12, 2009

Dos poemas de Enrique García-Máiquez


Blanco y negro
(El séptimo sello)


¿Para qué sirve el swing de golf, la moto
que se tumba en las curvas, el glamour

de las noches de fiesta, la piscina

o el aplauso del público, si existen

-te pregunta la muerte mientras mueve
un alfil sigiloso- los paseos

por la playa, tus perros, la poesía,

el ángelus, el cine, la memoria

y amigos, que también van a morir?


Por eso la poesía

La novela lo malo es lo que exige:
requiere un adulterio, asesinatos,

viajes larguísimos, curiosas coincidencias,

y un sinfín de avatares.

Los cuentos son más cortos

pero tienden a hacer de sus protagonistas

insectos esquemáticos, clavarlos
con su alfiler a un corcho y colocarles

ingeniosas cartelas.
En cambio, la poesía lo da todo

sin pedir casi nada. Es increíble

lo poco que hace falta en un poema.
Que estemos juntos, por ejemplo,

en una tarde tonta, igual que tantas,

y que digas de pronto:

"Qué suerte estar contigo", y que yo piense:

"Oírtelo decir es un milagro".

Enrique García-Máiquez (Murcia.1969) ha publicado Haz de luz (Pre-Textos 1997), Ardua mediocritas (Caja Sur 1997) y Casa propia (Renacimiento 2004). Perteneció a un grupo de poetas que, girando alrededor de Miguel d'Ors, se caracterizaron por su catolicismo militante y, sobre todo, por incorporarlo sin rubor a la poesía. Más allá de todo eso, García-Máiquez, es un poeta a seguir. Perpetra el blog Rayos y truenos. Estos dos magníficos poemas los encuentro en el último número de Clarín.


Hace un año y dos días: El presidente y las braguitas: un artículo de Arcadi Espasa

Hace un año y un día: De los amigos: Juan Carlos cumple 40 + Un manual para los que son o van a ser padres: Eduardo y Pepe



Technorati tags:


Blogalaxia tags:

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Magníficos y preciosos los dos poemas. Me gusta el elogio que hace del poema frente a la novela o un cuento. Muy buena entrada para empezar el lunes. Un beso.Mam.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Mam. Sabía que te iban a gustar. Un beso :))

Anónimo dijo...

Buen y corto lunes.

Besos
Raquel

Anónimo dijo...

Guau! Me resultan tan familiares como una conversación íntima, pero es la primera vez que los leo. Preciosos. Un beso, M.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Raquel. Y fíjate que se supone que el lunes es el mejor día, por eso de todo el fin de semana para hacer un post. Muchos besos :)))

Gracias, M. Esta poesía de línea clara tiene eso, que parece familiar e íntimo, una poesía que siempre habla en voz baja. Un beso :))

Marsu dijo...

Que entremos a internet por la mañana de un lunes, y encontremos esots versos, que alguien nos los enseñe, "qué suerte contar contigo".

Y qué foto, qué foto...

Enrique Ortiz dijo...

Mil gracias, Marsu; desde luego, sí que es una suerte contar contigo :). Menos mal que la pelirroja está retirada, que si no, nos la íbamos a cargar. Un beso :)))

Anónimo dijo...

Unos poemas preciosos, una vez aclarado el tema del Ángelus, que me había descolocado un poco. Buena tarde. Un beso. Cuti

Anónimo dijo...

No, no, no me refería a que el post era corto (qué mal pensado :-))quería decir que os deseaba un buen y corto lunes, vamos que pasara rapidito :-))
Besos
Raquel

Gerardo V. dijo...

magnífico descubrimiento. Otro saludo
Gerardo

Enrique Ortiz dijo...

Gracias Cuti, pero fíjate qué bien hecha está esa "descolocación". Besos.

Jejejeje, Raquel, no había leído bien, y tienes toda la razón del mundo; ahora deseo que el martes también sea corto :)) Muchos besos.

Gracias, Gerardo. Me alegra mucho que te gusten estos poemas; como he escrito, es un poeta a seguir; cotillea un poco en su blog. Un abrazo enorme :)

E. G-Máiquez dijo...

Llego a través del enlace En Compostela, y me encuentro la sorpresa de mis dos poemas, la preciosa fotografía y la bonita introducción. Quiero agradecértelo todo mucho, Enrique, y también a tus misericordiosos comentaristas. Así da gusto escribir. Abrazo.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Enrique, por tu generosidad; es un placer poder poner aquí tus poemas, que sigo hace ya unos añitos. Te mando un abrazo fuerte :)

Anónimo dijo...

Con el debido respeto a la persona, lo veo un poco insípido como autor. De visión bastante prosaica, hay que reconocer que está endecasílabado (aunque le dé también al octosílabo y al haiku). Las formas métricas están bien como base, pero luego pueden esclavizar, como se puede ver en él y en muchos otros.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.