viernes, octubre 23, 2009

Toda esta energía, de Joe Crepúsculo + Proyecto Nocilla: la película

Toda esta energía

Nuevo disco de Joe Crepúsculo, un músico que me interesa y me gusta y del que espero mucho (estoy seguro de que nos va a dar muchas alegrías). Se llama Chill out, pero yo, queridos niños y niñas, aún no lo he escuchado. Me ha bastado con este tema, Toda esta energía, con su mezcla de ternura y épica soterrada (pero qué cursi puedo llegar a ser), para saber que será un buen disco y lo mejor de todo: la semana que viene sonará en mis trayectos, en mis idas y venidas al currele. Olé. Aquí les dejo este extraño y delicioso vídeo.



Proyecto Nocilla: la película

Ya cuando hablé por aquí del libro Nocilla experience (enlace) puse el vídeo presentación, que me gustó. Ahora los del youtube, que andan como muy puristas, le han quitado el sonido por el tema de derechos (que les den). Ahora llega la película completa del proyecto Nocilla, un vídeo de algo más de una hora, que merece la pena verse. En el blog de Fernández Mallo se puede descargar, para el que quiera verla en trozos. Merece la pena. No sólo por lo excelente de su factura, que también, sino por esa forma que tiene de completar un mundo, el de la trilogía Nocilla, al que Fernández Mallo te arrastra. Desasosiego, esplendor, épica, ahhhh, y muy buenas canciones, no se lo pierdan. Además, pienso, que todo aquel al que alguna vez se la ocurrido garabetear en un papel, ha soñado con un soporte audiovisual en el que reflejar lo garabeteado. Lo que uno escribe tiene un soporte visual casi siempre, y, muchas veces, una banda sonora (no necesariamente musical). Aquí se ha conseguido y el resultado es muy, pero que muy, bueno.



Y no mucho más, mis queridos niños y mis queridísimas niñas. Vuelan las semanas. Hace dos días era agosto y ahora nos cargamos octubre. Qué cosas. Mejora el tiempo (no, no es difícil) y se nos viene encima un fin de semana que va a ser bueno. Así que a coger setas (bueno, yo no iré, por miedo al veneno), o a comerlas, que es casi mejor. Una pastita buena (Garofalo -no se pierdan los papardelle- o Barilla -los bavette nº 13-), con unas setitas -del tipo que sean, pero algo picantitas- es una de esas cosas que te reconcilian con el mundo. Además, cambian la hora, pero para mejor: una hora más para dormir la siesta, con lo que hay que cambiar el reloj hoy mismo, viernes, o en la mañana del domingo, o cambiarlo dos o tres veces a lo largo del fin de semana. Como ven, la canas traen, más que nada, dos cosas: hambre y cansancio, o hambre y sueño (que es también lo que suelen tener los bebés). Abrazos y besos y mil gracias por su tiempo y su paciencia. Gritaré, muy bajo, Biban las canas. Avanti.


Hace un año y un día: Dos poemas de Miguel d'Ors

Blogalaxia tags:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De música entiendo poco, de pasta un poco más, pero del cambio de hora me acuerdo lo que me gustaba cuando estaba trabajando. Bueno disfruta de esas setas con pasta y del finde. Un beso.Mam.

Viola Tricolor dijo...

Hola Enrique, yo tenía preparado ya el post con ese vídeo y otro de la casa azul pero ando revolucionada. El disco está muy bien, no lo he escuchado como para saber si mejor que el anterior, para mi no creo, pero a la misma altura.
Si no tienes planes el domingo, me gustaría invitaros a un concierto, como no se si has entrado en mi blog quería que lo supieras, el ultimo post está la información. El toby está muy lejos para venir :(
Me vendrá muy bien una hora de más este finde :)

Buen finde y besos.

Anónimo dijo...

Gracias por la info del nuevo de Joe Crepúsculo, soy un fan de ellos desde su otro disco ("amar en tiempos de democracia" me flipa).

La peli de los nocilla me la vi el otro día cenando, muy muy buena. Todavía no sé que es en serio y que es en coña (todos hablan/recitan con cara de poker). Supongo que por eso me gustó tanto.

Qué poco hace falta para plasmar una buena idea.

Mas cosas para disfrutar. Supongo que será lo bueno de la crisis... que la gente tiene más tiempo y ideas para crear.

Un abrazo y a disfrutar del finde

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.