miércoles, diciembre 27, 2006

Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño


Lo que creo que está claro es que Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño, publicada en 1998 por Anagrama, abre, con todo derecho, la narrativa del siglo XXI.

Me explico.

Llegué a Bolaño hace ya algunos años a través del libro de relatos Llamadas telefónicas (Anagrama.1997). Creo recordar que me gustó, mucho, pero que no supe ver en aquellos relatos la importancia de este autor, ahora imprescindible.

Fue a raíz de su muerte, en 2003, cuando descubrí que en Bolaño había algo más que yo no había sabido buscar ni encontrar. Que coincidieran en la importancia autores como Rodrigo Fresán, Vila-Matas, Ignacio Echevarría...lo hacía prácticamente indiscutible.

Así que me reservé el mes de agosto de 2005 para leer esa obra colosal que es 2666. La leí como me gusta leer: de un tirón, en apenas siete días, y, claro, salí de la lectura completamente alucinado, sabedor de que Bolaño iba a representar un hito esencial a la hora de acercarme a la literatura.

He estado este mes de diciembre con Los detectives salvajes (Anagrama compactos. Décima edición del Julio de 2006), la que dicen que es la mejor novela de Roberto Bolaño y la que creo que es la mejor novela que he leido en muchos años. No me extraña, ahora, las opiniones de la contraportada: "Un carpetazo histórico y genial a Rayuela de Cortázar. Una grieta que abre brechas por las que habrán de circular nuevas corrientes literarias del próximo milenio" (Enrique Vila-Matas).



La estructura de Los detectives salvajes es sencilla: se nos cuentan las andanzas, idas y venidas, de dos personajes, poetas: Arturo Belano y Ulises Lima, que, a su vez, andan buscando el rastro de una poeta: Cesárea Tinajero. En la primera y tercera parte nos lo cuenta otro poeta joven: García Madero y en la segunda parte (la más extensa de la obra) nos hablan, sobre ellos, sin orden, una galería numerosa de personajes: un abogado poeta, un editor, una prostituta, un pintor, un torero, un fotógrafo...

Los detectives salvajes abarca un espacio temporal de veinte años y un espacio físico que recorre México DF, París, Barcelona, Estados Unidos, París, Israel, Africa... Los detectives salvajes es una mezcla de estilos: biografía, novela policíaca, novela épica. Los detectives salvajes nos sumerje de lleno en lo tierno, en lo sentimental, en lo dramático, en lo tremendamente cómico. Los detectives salvajes nos cuenta asesinatos, amores, huidas, idas y venidas, desapariciones, locuras.

Para mí Los detectives salvajes es como un tren que te arrolla a más de trescientos kilómetros por hora, es meter en un libro casi toda la vida, casi toda la literatura.

Roberto Bolaño murió a los cincuenta años, antes de tiempo. Es difícil, pero necesario, imaginar hasta dónde hubiera llegado su literatura, hasta dónde habría sido capaz de subvertir un campo, el de la novela, tan necesitado de subversiones y revoluciones. Ahora le toca a lo más jóvenes transitar por ese brecha, como dice Vila-Matas, que conduce directamente a la literatura del próximo milenio.

Para el que quiera saber más, profundizar sobre esta novela, la reseña de este enlace es muy interesante. Además, este artículo de Julia Elena Rial, en Pdf, es muy gráfico. A nivel blogs, teneis varios comentarios sobre Bolaño y su obra en El lamento de Portnoy y Luis Venegas ha hecho una recopilación perfecta de reseñas y notas sobre esta novela.

En este enlace se puede ver una entrevista (magnífica) con Roberto Bolaño. Como dice el autor del blog la voz golpeando el infinito (donde la encontré): "una entrevista para recordar a Roberto, su buen humor, su capacidad para ser frontal sin pensar en quien, su desbordante amor por la literatura...". En este otro enlace hay otra entrevista en profundidad (deliciosa). Poneos cómodos y disfrutad.

Por mi parte, tengo entre manos "Bolaño por sí mismo. Entrevistas escogidas." (Ediciones Universidad Diego Portales. 2006) que es una recopilación de entrevistas hechas en diferentes fechas y dos conversaciones: una con Fresán sobre Philip K. Dick y otra con Piglia sobre diferentes lecturas . Después de las fiestas pondré una selección de las mejores respuestas. Hoy me quedo con esta:

"- ¿Te gustan los guaguas?

- No mucho. Los bebés suelen evocarme imágenes melancólicas. El niño o la niña en su cuna y toda esa gente mayor haciéndole gracias, gestos infernales, un pésimo recibimiento a este planeta. Los bebés suelen llorar y uno no sabe, en la mayoría de los casos, qué hacer, si llorar con ellos o preguntarse qué es lo que ellos saben y que nosotros hemos olvidado. Los bebés son como un lenguaje olvidado."

Technorati Tags:, ,

4 comentarios:

Olvido dijo...

Muchas gracias Enrique, de repente he rescatado mis apuntes de los detectives y me he perdido en ellos. He pensado que quizá te apetecería leerlos-aunque es demasiado largo para comentario. Definitivamente siempre es bueno volver a Bolaño. Que maldita pena que este hombre se fuera.

Esta claro que es un viaje, un viaje a través de la literatura latinoamericana de los últimos veinte años, entre unos personajes por los que nos ha entrado ‘el gusanillo’ conocer en profundidad y debemos indagar, investigar, adivinar a lo largo de muchas y muchás páginas para ir formando la historia. Una historia que nos interesa sobremanera pero que en realidad está difuminada en los personajes de Ulises y Belano que son los que en realidad nos interesan, su mundo lumpen y marginal que se mueve sin aparente fuerza, que se dejan llevar por las circunstancias que les rodean, sin tomar unas decisiones específicas, sino que se mueven como llevados y traídos por impulsos no suficientemente aclarados. Yo, particularmente me apunté en varios folios los personajes y fui haciendo croquis, era divertido...pero lo dejé y me abandoné a la lectura , sin más.
Es curioso que aún con todos los colores y personajes que Bolaño deja ‘esbozados’ nos interese sobremanera llegar a saber más de todos ellos. Cada personaje es como un apunte de una nueva historia que se queda flotando, de la que quisiéramos saber más. Bolaño escribe con puntadas sencillas componiendo una tela de araña complicada,(en ocasiones, sublime) que parece se irá cerrando de una manera más terminada que como lo hace. La búsqueda de Cesárea acaba con el azar como broche final, para darnos cuenta que en el fondo la historia en sí no es lo más importante. Cesárea es el sentido de la búsqueda.
Qué me dices de la estructura?, este hombre, hace magia .
Existe una ‘dejadez’ en el personaje de Ulises Lima que me hace cuestionarme continuamente por qué, por qué (‘todo su viaje’), su viaje a Israel en busca de un amor por el que no lucha, del que apenas dice nada, es alguien que piensa mucho?, es alguien que no quiere pensar?, es estúpido? este Ulises sombrío y turbio, son Belano y Ulises antihéroes?, por lo menos Belano persigue la muerte y la provoca, pero que les ocurre? Están parados existencialmente?
Me llevan los demonios cuando Ulises lee y lee y Bolaño no nos cuenta nada de lo que lee realmente, lo que siente, solo hay un intento por parte de Madero de hacer un hincapié continuo sobre la poesía. Cual es el hecho más desesperado que acometen ( a parte de comprar y vender droga)Belano y Ulises, salvar a una prostituta?.
Hay realmente protagonistas en Los detectives Salvajes, o es la historia que por medio de una narración repleta de personajes nos narra la desilusión, su desilusión, nuestra desilusión (me refiero a estas personas que ahora tienen cuarenta y muchos, a esa generación que en los 70 tenían 18+ o - ?.)
Creo que aunque no sea por el título, si hay algo de detective en el lector de este libro, aunque solo sea por la forma de desmigar la estructura, creo que Los detectives es un viaje por la literatura latinoamericana y he vuelto de nuevo a rondar la idea de la juventud (aquella juventud) como búsqueda existencial en y por la literatura. Se podría calificar como la trashumancia literaria latinoamericana, que creo ha durado demasiado y sigue durando, y quizá ese descoloque geográfico ha causado tan grandes poetas y escritores que han vivido un exilio continuo por el que sus letras se han desgarrado.
En Detectives hay varios tipos de búsqueda, una la de Ulises y Belano en busca de Cesárea como esencia y otra la del narrador que también los busca no? Y una tercera nuestra búsqueda que a través del narrador buscamos entre los personajes la verdadera historia de Ulises y Belano.
En fin…recordando. Aunque todo esto ya lo han dicho mucho mejor y más exhaustvamente por ejemplo Portnoy o Jacobo Deza o tantos otros, empezando por Fresan.
Un abrazo Enrique y disculpa la extensión.

Enrique Ortiz dijo...

Qué maravilla, Olvido, de extensión y cuánto te agradezco tus notas, tus extraordinarias reflexiones sobre estas múltiples búsquedas, sobre el viaje y sobre el exilio. G R A C I A S y un fuerte, fuerte abrazo para ti.:))

Alvy Singer dijo...

Yo llegué a Bolaño por su misteriosa y fascinante Estrella distante , a caballo entre una (la literatura nazi en américa) y otra (los detectives salvajes). Es un Bolaño pequeño y certero, bello, bellísimo lleno de uan rara belleza.

No future dijo...

en mi País no se vendían libros de Roberto, salvo algún librero peregrino que atesoraba algunos ejemplares de Amuleto, que nadie compraba y que el no se cansaba de recomendar, y esa fue la primera novela, el portal de ingreso a un mundo de busquedas, en el que las respuestas nunca estan fraseadas, habran de ser desveladas en el camino.

coincido con casí todo lo que dices sobre Bolaño, creo que después del Boom ha sido lo mejor que pudo pasarle a la narrativa latinoamericana, enseñarños que habia otras historias que contar, dando tumbos en ciudades perdidas de este lado del mundo, que la pasión por la literatura, es a veces mas importante que la literatura misma, y que la melancolia se agazapa en nuestra propia forma de ser, sin que hasta ahora exista vacuna contra ello, si creen que no....los invito a leer Sensini, el mejor relato de ese maravilloso libro titulado Llamadas telefónicas...

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.