viernes, diciembre 15, 2006

Revista de variedades: Calendario Private + Alberti y Pinochet + Janis Joplin + 18 canciones para no llorar

Calendario Private


Llega esa época del año que tanto me gusta y en la que es (sana) costumbre enviarnos vía correo electrónico unos cuantos calendarios para el año venidero.

El primero que he visto este año ha sido en Touche Sexy y participan actrices porno, habituales de la productora sueca ubicada en Barcelona Private . Como ya no estoy tan al tanto de esta industria (y no sé por qué), ya sólo reconozco a la chica de Junio: Silvia Saint. (Eso sí: a la vista de la actualidad, os aseguro que me pondré al día).

Queridos amiguitos y amiguitas, lo bueno es que os lo podeis descargar en dos formatos: en el normal A4 en este enlace; y en el panorámico A3 en éste otro. Private también os ofrece la posibilidad de mandar una bonita estampa navideña a vuestras amistades: aquí otro enlace.

Rafael Alberti escribe de Pinochet

Para los que piensan que la poesía es algo aburrido y trasnochado, pongo aquí las palabras que Alberti dedicó a Pinochet en un poema. Lo recordaba ayer en El País otro poeta (magnífico) del que tengo que poner algo: Benjamín Prado.

El poema pertenece a la serie Los cinco destacagados y dice así:

"El Inmenso el Inmenso / el más destacagado hijo de atrás del Grande / el atiranorror / el despomastaorror / el funéreo funerísimo funegenaralísimo / el más destacarancho roedor / comedor / triturador / nato quebrantahuesos / vampiro chupador /el más destacagado traidor / usurpador gorgojo / piojo incendiario / Pinosanguinochetburundá el Inmenso / el más destacago ovario / de mi madre Adefesio / hija y madre del Grande / el cagador de dólares / borrapueblos / borrado /robacobriboludo petroludo."

Sí, habeis leido bien: Pinosanguinochetburundá el Inmenso

Actuaciones estelares: Janis Joplin y su Summertime

Cuando alguien está tocado por el genio, este es el resultado. (Guste más o guste menos, es tan evidente que hay que recocerlo). Inmensa.



Aquí teneis otra actuación (si acaso mejor y que no corta el rollo con una entrevista pero que se oye peor)

Una recopilación: Before you cry (18 canciones para no llorar)


No sé cómo ha terminado en mi ordenador esta recopilación; no utilizo el Emule (soy adicto al Soulseek) y el nick de quien hace la recopilación, shibuya2013 corresponde a la mula musical.

El caso es que aquí la tengo, repleta de canciones que me gustan y con diseño de portada, contenido de temas, algunas letras y hasta una utilidad para grabar la recopilación en Nero. Vamos, una joya.

Entre los temas, el que da título al álbum Before you cry, de Camera Obscura es una debilidad personal, y ello a pesar de ese tufillo a estándar oldie que tiene (también viene un tema de Belle & Sebastian, de la misma ciudad, Edimburgo, donde también merodea Pussy)

Camera Obscura: Before you cry.

Además, varias cosas para descubrir. Sambassadeur, una banda sueca de muy buen pop. En su web se pueden bajar un montón de temas de su todavía corta obra.

Sambassadeur: Between the lines.

Y lo que para mí es el gran descubrimiento del disco recopilatorio: Mia Doi Todd que conocí por su disco Manzanita, pero que tiene nada más y menos que cuatro discos anteriores (que buscaré). Este tema, Casa nova, es pura delicia.

Mia doi Todd: Casa Nova.

Además, aparecen, entre otros: Ivy, The russian futurist, Trembling Blue Stars, Parker and Lilly, etc. El recopilatorio se abre con ese tema instrumental de Paul Mauriat que abría el programa Flor de Pasión de Juan de Pablos.

Dejo en enlace al disco completo en comentarios y doy gracias públicas a Shibuya2013.

Así que buen fin de semana previo al pistoletazo de salidad de las fiestas navideñas. Por cierto, ayer, en El País, Vicente Verdú insistía en el tema navideño y elaboraba un completa teoría sobre la relación directa entre el alumbrado navideño y la tristeza que provoca la navidad. Una delicia que no puedo enlazar por el sistema de pago de este diario (que sigo sin entender). Así que lo haré un extracto para la semana que viene.

Ojo, que sigue el frío (y también el buen tiempo).


Technorati Tags: , ,

13 comentarios:

Enrique Ortiz dijo...

http://www.uploading.com/files/L4YMY9J6/before_you__cry.rar.html

Miriam G. dijo...

Gracias por la revista, por el enlace al disco en el especial, el calendario no me ha interesado en demasía ;-) Buen fin de semana y Maldita Navidad.

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias a ti, Miriam; el calendario, seguramente, tienes a alguien cerca que te lo agradecerá. Buen finde (que dicen los jóvenes de hoy).

Anónimo dijo...

La música bonita para este viernes. El calendario recomendado para quien lo agradezca (q lo agradece). Un beso a los 3

Miriam G. dijo...

Llámame rancia Enrique pero me gusta vivir con la convicción de que soy el centro de su interés.
Así que no.

Un beso, Miriam G.

Pussy Galore dijo...

ah, Escocia, el pais del frio y las Highlands... y el whisky!
Me han encantado las postales navideñas, voy a empezar a mandar unas cuantas. Un beso!

Enrique Ortiz dijo...

Miriam, mira que la mando yo, eh?. Un beso. Pussy, un día tiene que contar con detalle todo el tema de Edimburgo musical; por qué salen tantos grupos allí (y generalmente buenos). Sabía que le iban a gustar las postales. Otro beso para usted y abríguese.

Alvy Singer dijo...

Janis Joplin inolvidable, a mi me mata tanto su To love somebody (además)

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Alvy; sí, soberbia y matadora:
"Oh honey, I wanna talk about love
And trying to hold somebody
The way I love you babe,
And I've been loving you babe."

olvido dijo...

Las alegres luces de la Navidad
VICENTE VERDÚ 14/12/2006

El pertinaz pesimismo que sienten muchas personas frente a la Navidad es una consecuencia del alumbrado. Los Ayuntamientos siguen creyendo irreflexivamente todavía que engalanar las calles con incalculables bombillas adicionales y abundantes guirnaldas de lucientes colores contribuye a procurar franca alegría a la población, pero olvidan los significados más ambiguos de la luz y su relación con los hechos de la Naturaleza.
Las luces nocturnas en verano llevan directamente a la verbena y en su jolgorio propician la lujuria o el amor romántico con desahogada facilidad, pero esa misma constelación instalada en pleno invierno conduce invariablemente a la melancolía y a la simbólica vecindad del funeral.
La luz puede ser la voz de una hoguera pasional o el silbido del fuego fatuo, el anuncio de un destino prometedor o la señal de su final trágico. Como las demás Grandes Categorías del universo, la luz no es esto o aquello, sino la Ambigüedad.
A la manera del agua, la luz se asocia igualmente a la fertilidad -"dar a luz"- o al delirio irremisible de los alucinados, envenenados de luz. Tanto los alcaldes como su séquito de funcionarios carecen de información para sopesar los riesgos de las Grandes Categorías, pero deciden sumariamente sobre estas delicadísimas cuestiones.
El embellecimiento deliberado y ostentoso de todas las grandes ciudades a lo largo de noviembre, diciembre y enero, provoca, año tras año, una sensación de embalsamamiento urbano o de gran celebración de pompas fúnebres tan inconfortable para el espíritu como de dudoso mal agüero.
Sin adorno alguno y con la estricta temperatura de invierno, las calles y plazas observan el discurrir natural de la vida, la vida transcurriendo con naturalidad. Pero engalanadas, emperifolladas de luz, se transforman en una vertiginosa expresión de máscaras que sólo divierten de verdad a los niños, especialmente ilusionados con la experiencia del terror.
Mientras en los veranos todo plus de claridad se amiga con el barroco solar, la flaqueza del invierno repele de forma natural e inteligente el exceso. Cada estación posee su ética y su estilo propios.
No se difunde por tanto ahora un contento sano y cabal sino enfermizo y melancólico. A más fulgor, más desazón; a mayor esplendor, mayor zozobra. Desestimar estas ecuaciones esenciales y secretas hace reincidir en el mal una Navidad tras otra.
El portentoso número de pesimistas navideños registrados en los últimos decenios debe considerarse proporcional a los miles de watios agregados por las alcaldías. Una dosis de luz ajustada al carácter de la estación otorga continuidad a la jornada y la noche pertenecerá sin fractura a la especie del día, pero el superencendido viene a instaurar un estado de excepción que termina con el tiempo regulado e introduce el reino de la temida excepcionalidad. Así, por obra de la autoridad municipal, la Navidad acentúa su cariz pésimo y su histórica potencia de desolación.
Procuramos superar esta escenografía invasora intentando conservar la máxima entereza, pero muchos renegados optan ya por escapar al extranjero y dirigirse mediante largos viajes a zonas remotas del low cost donde se intenta recuperar la otra vacación sin ornamento. O, también: si el ornamento fue un crimen para Loos, el asesinato de la serenidad navideña se encuentra en las rudas manos del regidor.
¿Se caerá en la cuenta alguna vez? ¿Se escuchará el propagado malestar del gentío, la angustia que la muchedumbre segrega desde que se declara oficialmente estrenada la vistosa iluminación? ¿Valdrá de algo, en fin, la dulce pesadumbre que cunde entre las familias y amigos para combatir el artificio que cambia el recogimiento en purgatorio y el gozo acaso en las flamantes exequias de supuesto cadáver superior?


No sabía cómo hacértelo llegar. Si quieres copialo y eleminalo de aquí,que se lee peor.Bueno que hagas lo que mejor te parezca;-)

Enrique Ortiz dijo...

G R A C I A S S S S, Olvido, qué amable; veré cómo lo hago; de verdad, muchas gracias y un fuerte abrazo. ¿Te mando un calendario Private? ;-)

aylandara dijo...

Pues si que me sacaron bien, sí.
Yo dije: enero!!! que es el mes en el que nací... :-))

"Robacobriboludo petroludo", mejor definido imposible!!! Este Alberti...ayss

La recopilación anotada, mañana con más tiempo miro, compruebo y si encuentro algo mejor... NO SE LO DIGO!!! jajaja.
Gracias por la diversa información, es usted más interesante y barato que Doña TV.

Un besito

Enrique Ortiz dijo...

gracias, Aylandara; ¿eres tú la de la foto? ojú :))

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.