martes, diciembre 19, 2006

Tres poemas de Joan Margarit



Amor y tiempo

Recuerda cuando aún desconocías
que la vida no tendría piedad contigo.
Amor y tiempo: el tiempo nos habita
como arena del río que, despacio,
va cambiando la forma de la costa.
El amor, que ha copiado en tu mirada
la claridad de la isla del tesoro.
Sensual, solitaria, rodeada
por la sonora senectud del mar
y gritos militares de gaviotas.
El sueño clandestino de los cincuenta años.


Poética

Al ir tras la belleza estarás solo:
Si la encuentras, se desvanece y deja
polvo de mariposa entre los dedos.
Perseguirás de nuevo el resplandor
que sabes dentro de ti, como el relámpago
que muestra fugazmente,
hasta el lejano horizonte, la realidad.


Esbozo para un epílogo

Ante ti sientes un rumor de pasos
que viene del futuro, esa torre
derribada antes de que la construyeran.
Sólo existe la duda moral: ama,
no pienses en la lámina de polvo
que tanto nombras, ostentosamente,
cuando dices: “mi vida”.
Y, del prestigio de las negaciones,
desconfía: la vida representa
no sólo la victoria de los años
sobre nosotros. También nos enseña
lo gloriosa que fue
nuestra inicial victoria sobre el tiempo.


Joan Margarit (Sanaüja, La Segarra, 1938) es, en mi opinión, uno de los más importantes y mejores poetas españoles contemporáneos. Aunque sus primeros libros aparecieron en castellano, escribe en catalán y es autor de una obra que abarca varios libros de poemas, que iré poniendo: son soberbios. Los tres poemas que pongo son originalmente en catalán y en esta versión están traducidos por Antonio Jiménez Millán (otro gran poeta). Pertenecen al libro Edat roja, editado inicialmente en Columna. Barcelona.1990 y posteriormente en edición bilingüe: Edad roja (Colección Maillot Amarillo. Diputación Provincial de Granada.1995), que es la que yo he utilizado. Es arquitecto.


Technorati Tags:,

12 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Un descubrimiento. No conocía a este poeta y me han impactado por su belleza y por su fondo estos tres poemas. Espero, tal como anuncias, leer más. Saludos cordiales.

Enrique Ortiz dijo...

No te preocupes, Isabel; Margarit es muy importante para mí y estoy continuamente con él; lo pondré a menudo, ya verás. Un saludo y gracias por tu comentario.

Pam dijo...

Ey! precioso! sabía de él, pero estos poemas no los conocía. Besitos!

Miriam G dijo...

¿Quieres acabar conmigo o con mi agenda? No paro de anotar en el apartado de pendientes. Me ha gustado este tipo sí, al que no tenía el gusto de conocer.

Hoy última jornada laboral del 2006, pasado mañana nos vamos a la bella y helada Ponferrada, la ciudad de los bares ;-) Cuando no vengo a trabajar (nótese que no digo cuando estoy de vacaciones), llevo una vida mucho más ajetreada, así que me leeré los capítulos navideños de tu maravilloso blog con un poco de retraso me temo

¡Que poco me gustan estas fechas! Pero haciendo un esfuerzo (es ahora o nunca):

Feliz Navidad

Un beso, Miriam G.

Pussy Galore dijo...

"Recuerda cuando aún desconocías
que la vida no tendría piedad contigo."

qué bonita forma de empezar un poema. Me voy a España, Enrique, a mi retiro tecnológico. Me despido hasta el próximo año. Que tenga usted unas Felices Navidades!

Anónimo dijo...

Preciosos, más difíciles para mi, pero bueno, tan solo requieren varias lecturas (ya sabes que hay mucha poesía que me cuesta). Me alegra ver la hora de publicación(aunque no quizá no signifique nada..) Un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Contesto tarde (disculpad):
Pam, eh, muchos besitos también para ti. Iba a ponerlo en catalán y castellano (para ti y para Alvy Singer), pero me ha dado algo de pereza; la próxima. Querida Miriam, qué bien queda eso de última jornada laboral y qué envidia me da; esa otra vida laboral ajetreada te va a resultar un gustazo y traete algo de Ponferrada, anda, y mejor si es un bar entero. Un beso fuerte.
Querida Sra. Galore, que tenga ud. un merecido descanso en su retiro tecnológico, aquí, en este país que con toda seguridad le echa de menos. Felices fiestas también para ud y un venturosísimo 2007, que entre ud y yo, ya verá cómo sera cojonudísimo. Un beso fuerte y a reponer fuerzas.
Cuti, estos poemas (todos los de Margarit) son impresionantes, claros, sencillos, llenos de fuerza. Un beso

Francisco Ortiz dijo...

"Recuerda cuando aún desconocías
que la vida no tendría piedad contigo": dos versos que me dejan sin aliento.Gracias, amigo, por subir esos poemas.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, como siempre, a ti, Francisco. Un fuerte abrazo.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Entre esos dos versos en los que todos estamos de acuerdo, el relámpago que muestra, fugazmente, la realidad y nuestra gloriosa victoria inicial sobre el tiempo, me quedo sin palabras. Nunca había leído nada de este hombre, espero que nos sigas dando estas pequeñas píldoras de intensidad!
Cómo me apabulla pensar la cantidad de gente buena que hay por ahí y que desconozco!!! Buah!!!

Mujeres en la sombra dijo...

Sí, había leído a Margarit en Catalán; es uno de los mejores, por supuesto! Pero estos poemas en catalán, aún ganan más, os lo aseguro.
Gracias por retornármelo, después de tanto tiempo :)

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Ana. Verás tú cómo te gusta Margarit y no te preocupes, irá cayendo poco a poco. Gracias también, mujeres; suena muy bien en catalán; la próxima vez lo podnré bilingue. Un saludo a las dos.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.