miércoles, septiembre 03, 2008

De Francia ( I )

Niños, niñas, me llena de orgullo y satisfacción volver a este artefacto, poder dejar de nuevo mis cosas por aquí y, claro, leerles. Muchas gracias por sus mensajes de bienvenida, que me han devuelto la alegría en esta penosa vuelta al tajo. Ayyyy.

Pues eso, que he estado en Francia este verano; como dejé apuntado en el último post pre-vacacional, en Masquières (según el censo, con veintipocos habitantes, pero juro que no vi más de tres), en el departamento de Lot et Garonne, en la región de Aquitania.

Excelente verano, genial en lo atmosférico, excelso en lo gastronómico, muy provechoso en lecturas, en puestas al día, perfecto en cuanto al descanso, con una visita de honor del gran Nicolinni, osease, que estoy encantado.

He estado en una región repleta de vegetación, de cultivos (mucha vid y mucho girasol), de pueblos preciosísimos -medievales-, y de franceses cariñosos, educadísimos, encantadores. En pleno centro del foie (que lo haya comido y disfrutado no quiere decir que no apoye la prohibición del foie), he aprovechado para alternarlo con esos quesos que nada más pronunciarlos puede uno ponerse a llorar de alegría y esos panes franceses que son un milagro. Francia, al menos donde he estado, tiene la virtud de conservar el sabor y el olor de los alimentos, de los tomates, de la carne. Además, cosa que yo no sabía, son sabios manipuladores de los embutidos, y hacen unas salchichas de carne (chipolatas y saucissons -o algo así-) con mezcla de canard -pato-, cerdo y ternera que son como volver ahora mismo.

Francia, esta Francia, es educada, suave, reconfortante, casi dulce y amable, muy amable. Cuidan lo que tienen -desde la comida hasta las carreteras, los pueblos, la vegetación, las basuras (reciclan como locos)- y saben hacerlo.

Quien quiera pasar unos días tranquilos, comer en granjas y dar paseos por pueblos muy pequeños, de piedra, que me lo diga y le mando direcciones y teléfonos. Dejo unas foticos, que pongo casi al azar, mientras me digo: fromage, pan, vacaciones...












Hace un año: Bienvenido, Javier

Technorati tags:

Blogalaxia tags:

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena pinta tiene todo y más aun como lo comentas, será otro destino a apuntar en otra lista infinita de viajes pendientes. Un beso. Cuti

Miriam G. dijo...

¡Qué bien suena Enrique! ¿Tú crees que a los niños también les gustaría? Bueno a Candela, el foie y el queso seguro. ¿Habrás venido cargado no? Mi hermana estuvo hace cuatro años y nos suministro deliciosos productos franceses para un par de estacionees. Y el vino, como se llama esa especie de vino blanco casi dulce que toman con el foie ¡qué bueno!

Un beso, Miriam G.

Marsu dijo...

Pues yo lo siento, pero esta mañana no me siento tan generosa como para alegrarme por tu maravilloso verano, por los kilos que "seguro" has cogido, y por esas fotos envidiables. Así que sólo puedo dedicarte dos cariñosas palabras: ¡te odio!

Ea.

Jesús Alonso dijo...

olálá. ¡Qué dulce estafa el verano! Ánimo y que tea sea igual de dulce el resto del año.

drzito dijo...

Si que parece estupendo el lugar, si. Aunque lo de comer foie y no apoyar la prohibicion me parece un poco imposible. Comalo sin remordimientos, hombre!
Que se le de razonablemente la rentree. Animo!

Andrés dijo...

Enrique,

por increíble que parezca, pasé una Semana Santa en Puy l'Évêque, a escasos kilómetros de este pueblo que mencionas... ¡y mira que Francia es grande!

De acuerdo en todo: llevo años pensando que Francia (y especialmente su Sur) es el lugar ideal para las vacaciones (niños included, Miriam ;) y practicándolo en consecuencia. Abrazos, AM

Anónimo dijo...

Un auténtico Enrique-paraíso... Ya nos hablarás de las lecturas, que me interesan mucho. Seguro que Mary y Mus han disfrutado también mucho.

Un abrazo.

William`s daddy

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.