viernes, septiembre 12, 2008

Centrándonos: Seat girls + Los niños y el amor + Vuelve el fútbol

Vaya por delante que me había dicho a mí mismo que no, que ni mucho menos, que éste iba a ser un artefacto respetable, que la gente pudiera recomendar por sus virtudes elevadas, por sus cualidades para el intelecto. Y nada. Me doy un paseo por alguno de mis blogs de cabecera y me gusta tanto lo que veo que no puedo resistirme a dejarlo aquí, para que se vea, para que los que vengan disfruten lo que he disfrutado yo viéndolo. (Esto -estoy seguro- se podría haber explicado con dos palabras).

Así las cosas (cómo me gusta decir esto), vía Llámame Lola me encuentro con dos joyas y les cuento.

A mí el rollo cheerleader no me gusta demasiado. De hecho, es una categoría que siempre me salto en las páginas pornukis. Esas chicas con esos uniformes tan tiesos, esos calcetines, esas coletas, ufff, esos pimpones. Además, me ponen nervioso. No, no me gusta nada. Pero héte ahí que por lo que veo las cheerleaders se han puesto al día, muy, pero que muy al día. Dicho lo cual pongo esta obra de arte y me digo a mí mismo que no me debo saltar la categoría cheerleader en las páginas porno. Ahhh, y se me pasaba: el próximo coche que me compre será un Seat. Digo.



Bajo el lema Our children are colour blind, según leo en Llámame Lola, la directora Yasmin Ahmad dirige este Tan Hong Ming, el nombre del niño chino que está enamorado de una compi malaya. Los niños se enamoran, claro que sí y, si no, echen la vista atrás. Una delicia.



Y revisión en profundidad a mi maestro, El barón rojo, del que me quedo con esta mezcla de fútbol, fetichismo y humor, mucho humor. Ni que decir tiene que las categorías High heels y Feetjob siempre han sido parada obligatoria en mi deriva pornointernetsera.



Y no muchos más, queridos niños y niñas. Hoy tenía preparado otra vuelta de tuerca a Septiembre, tal vez la definitiva a través de un vídeo que me mandaba Juan Carlos Gun (abrazos, muchos). Lo dejo para otro día. Como les iba contando, y como decía el Pichanube, se me agarra el nervio a la cabeza y me da por poner estas cosas de chicas y pies y cosas de ésas. Espero que sea de su agrado, nada más. Con el tiempo, esta poética me parece, tal vez, la más verdadera y definitiva: que los libros lleguen al lector y gusten, que nos hagan disfrutar las canciones, que todo a lo que nos acercamos nos alimente, y nos divierta y olé. Mil gracias por sus generosos comentarios, por su tiempo, por sus visitas. Vienen los primeros fríos con mínimas bajas. No habrá que olvidar las rebecas, una manta ligera sobre la cama, un café caliente al despertar, una madrugada transparente. Ayer, volvió a suceder ese milagro que tanto me gusta: entré en casa a eso de las siete, dejando atrás una tarde de verano y, cuando salí de nuevo con Mus a eso de las once, me recibió una noche fría de otoño. Abrazos y besos y, por qué no, los micrófonos, que diría Caye.


Hace un año: Casa de citas: Montaigne

Technorati tags:

Blogalaxia tags:

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego, en la variedad está el gusto, sí señor, que de cosas!! y que diversas!! pero toda estupendas (hasta reconozco lo de las cheerleader). Buen finde. Un beso. Cuti

Superwoman dijo...

Enrique, ¿actualizando el blog a las seis de la mañana? Espero que sea una entrada automatica porque si no eres peor que los Supernenes...

Me encantan los tres, en particular el del niño chino... tierno como solo los niños pueden ser.

¿Y porque a Seat no se le ha ocurrido todavía poner un grupo de macizorros que nos bailen a nosotras? Creo que seguiré fiel a Renault...

Un supersaludo

Anónimo dijo...

Qué lindo el de los niños, qué dulce. Acabo de ver a la hortera republicana esa amenazando con bombardear Rusia si vuelve a invadir Georgia; me pregunto si esa tipa habrá tenido niñez. En fin, gracias por la sesión de publicidad, siempre me encantan estas entradas. Un beso, M.

Agui dijo...

Yo tambien soy de la opinion de los macizorros, aunque no comparto contigo lo de las noches frias de otoño y mucho menos las madrugadas frias de otoño,con lo bien que se está con la mantita ligera o no y el cafe calentito, eso si, con leche.Si el futbol fuera tan satisfatorio para todos...Besitos ñao.

Marsu dijo...

Pues a mí las chicas voluptuosas ésas...vamos, que no he terminado de ver el vídeo. Otra cosa sería con macizorros, como sugiere el respetable..

Pero el chinito te toca la fibra sensible. Mis hijas han quedado encantadas.

Del barón qué voy a decir que tú no sepas. Genial, como siempre.

Espero que se repita el milagro y el día soleado pero frío de hoy se transforme en un día algo calentito para mañana. Me cuesta despedirme de las sandalias. ¡Buen finde!

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.