miércoles, noviembre 19, 2008

Beyoncé y un gran enigma + Publicitando el dolor

Estaba ya en la última fase de aprenderme el baile que hace Beyoncé en su último vídeo, Single ladies, y preparaba este post, cuando descubro que una de las dos bailarinas que la acompañan es, en realidad, su coreógrafo, a lo drag queen (enlace). Y quede claro que estaba yo escribiendo una entrada que hablaba de otros años, cuando uno era más joven y era aficionado a salir con chicas, cosa que uno no siempre conseguía, claro.

Pensaba yo, viendo este vídeo de Beyoncé (y teniendo en cuenta que uno tampoco piensa mucho y que el vídeo no te deja pensar tranquilo), en esa chica, casi perfecta, que nunca terminó de gustarnos porque le faltaba esa morbosa madurez de su madre o la cándida inocencia de su hermana menor. Pues eso. Esa chica, que era un pimpollo reventón, como decían en Amanece que no es poco, estaba falta de un complemento. Una unión ideal de las tres hubiera sido lo suyo, pero, claro, no está al alcance de cualquiera el gabinete del Dr. Frankestein ni la fórmula secreta del Tres-en-uno.

Por eso, cuando vi por primera vez este vídeo pensaba que eran tres beyoncés, con tiempos diferentes, y que las tres eran sólo una, y que esa una era un conjunto de todo lo bueno, y cosas de ésas raras que piensa uno. Y va, y resulta que una de las bailarinas es un chico. A ver si va a ser verdad eso que decía un colgao que frecuentábamos hace muchos, muchos años, en un reino lejano: que todos, en el fondo, somos bisexuales (y no como Martínez, que dice que él es bisexual, sí, de los de dos veces al año -esto ya lo he contado, pero me sigo riendo-)

A todo esto, les dejo el vídeo de Beyoncé, que es lo que importa, ¿o no? Yo seguiré a lo mío, aprendiendo los últimos pasos, no vaya a ser que me la encuentre y me pille sin saberme su baile.



Y el Barón rojo me trae mi segundo argumento del día: que los mejores haciendo publicidad son los argentinos. Es tremenda la capacidad que tienen de poner las cartas sobre la mesa, de asombrar, de reirse. Y vaya por delante mi perdón si resulta que el anuncio es chileno. Ya metí la pata una vez y tuve que pedir disculpas.

No se pierdan esta obra de arte.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no tengo claro quién es el coreógrafo, aunque ya quisiera para mí sus piernas. Por otro lado, viva la publicidad argentina, siempre me saca una sonrisa. Un beso. M.

funes dijo...

por pura estadística yo siempre dije que nos faltaba un homosexual en la familia... Esta noche me miro el video... aunque me da miedo de que me guste a mi tb. el/la coreograf@.

un abrazo...

Marsu dijo...

"Estaba ya en la última fase de aprenderme el baile que hace Beyoncé en su último vídeo, Single ladies, y preparaba este post"... por Dios, que al llegar ahí he pensado que ibas a aprenderte el baile y a grabarte para poner un vídeo en el post, jajajajaj, qué mal estoy.

Yo quiero ser Beyonce, o la de la derecha, o la de la izquierda, me da igual, caray. Por cierto, el coreógrafo cuál es, ¿el de la derecha física de Beyonce, o el que sale a su derecha en la imagen? Me he quedado igual...

Anónimo dijo...

A Funes, que lo de que faltaba un homosexual en la familia lo dije yo pimero.Cuidado, que todavía nos quedan muchas cosas por ver.C

La Dama Se Esconde dijo...

Fantástico anuncio argentino. Analgésico contra todo...
Biquiños

MaleaO dijo...

Interesante blog, de amena lectura. A veces las casualidades son entretenidas.
Balas y caramelos para todos/as en ferthekid.blogspot.com

Salute.

drzito dijo...

El videoclip es un prodigio tecnic y Beyonce es nuestra madre primigenia. Acogeme en tus brazos!!

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.