viernes, noviembre 14, 2008

Un abrazo a Luis García Montero + Lights on don't mean I'm in home, de The secret society

Foto de elpais.com

Un abrazo a Luis García Montero

Un momento importante en mi formación fue cuando leí en Faulkner, en su Santuario, esta frase: "el humo de mil juzgados". Sin saber por qué, claro, sabía que ahí andaba mucho de lo que buscaba, que ahí estaba la Literatura.

Un juzgado no es un sitio agradable para nadie. Ni siquiera para los que solemos frecuentarlos. Ese humo de mil juzgados sabe a desolación, a espera que no servirá de nada, a manchas perpetuas de nicotina que relatan el dolor, la desazón, la incomprensión, lo feroz, sí.

Que el poeta Luis García Montero se haya tenido que enfrentar a un juicio por injurias es de locos (demasiadas cosas, últimamente, son de locos en este país). Lo que ha sucedido pueden leerlo aquí (enlace) y relata algo demasiado frecuente por estos pagos: envidia, mucha envidia.

Llevo fuera de Granada desde 1999 y, además, no soy cercano a los círculos universitarios. Sin embargo, sé, y me consta, que el profesor Juan Antonio Fortes ha perseguido y provocado a García Montero desde hace bastantes años.

Lo que sé es que a García Montero no se le perdona que sea el poeta que más vende y, con toda seguridad, uno de los más importantes y mejores poetas vivos en este país. Además, con su obra crítica, fomentó una de las renovaciones más profundas de la poesía en castellano de las últimas décadas. Para colmo, la poesía de Luis es de un tipo de poesía que gusta al lector, incluso al que no suele leer poesía.

Además, Luis García Montero es un buen hombre, comprometido, afable, generoso, muy cariñoso, cálido.

Se ha abierto un blog de apoyo (enlace). Desde aquí le mando un abrazo enorme y le digo que le diga aquello que decía Leandro -un amigo- a quienes no soportaba: ¡¡¡ Que se compre el Hola!!!

Lights on don't mean I'm in home, de The secret society

Una de las canciones incluidas en I am becoming what I hate the most (Acuarela.2008) se titula Life vest under your sit, título también de uno de los poemas más célebres de Luis García Montero y que puse hace casi un año por aquí (enlace)

Descubro en el blog de Jesús Llorente (enlace), que, además, es el editor del disco en Acuarela, este tema de The secret society (enlace) y me quedo boquiabierto.

Sin saberlo, lo llevaba esperando hace tiempo. Con miedo, por ese hueco que se cuela entre los golpes de percusión, su sequedad y su épica dice algo de mí, que reconozco mío y es sólo un reflejo que, a veces, devuelve el espejo cuando me miro. La desolación, el desamparo, cierto terror.

Para saber algo más de este disco y este grupo -imprescindible-, hay que ir, claro, a Hipersónica (enlace).




Y no mucho más, queridos niños y niñas, aunque me dejo entre las teclas unas cuantas historias que intentaré volcar aquí la semana próxima. Viene sol y frío. Se ha colado el implacable anticiclón de las Azores y va a ser difícil moverlo, ya lo verán. Difícil también que yo les agradezca de manera suficiente su tiempo, el pasar por aquí. Gracias otra vez. Abrazos y besos. Biba la poesía y biba la música, biba Luis García Montero y biba The secret society.


Hace un año y un día: No post

Hace un año: Dos chicas: Dawn Landes y Elizabeth Cotten

Technorati tags:

Blogalaxia tags:

11 comentarios:

Anónimo dijo...

El asunto de Luis Garcia Montero ha colapsado la prensa local y los programas de TV. Aunque no sé todo el trasfondo del asunto, si sé que esto es muy propio del círculo literario granadino. La envidia,con razón se dice "eres mas feo que la propia envidia", es la culpable de todo esto. Un beso,Mam.

Anónimo dijo...

Granada es así, esta es su esencia, destrozar al paisano que triunfa, no dejar que nadie de aqui destaque, bonita tierra esta de mala follá. Un beso. Cuti

Superwoman dijo...

Querido Enrique, deduzco por el texto de El País que tenemos un caso de esos de "Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios..." aderezado con el típico bicherio universitario (la Universidad es una jaula de grillos y lo es en Granada y en Roma, Cuti... hablo con el conocimiento de causa que me dan las dos letras que puedo colocar delante de mi nombre en las cartas oficiales).
Paciencia para tu amigo y feliz fin de semana para vosotros.
Un supersaludo

Marsu dijo...

En eso a veces envidio a los americanos. Patriotismo, chauvinismo y "defendismo" de ellos mismo por encima de todo.

Buen finde

Andrés dijo...

Recuerdo bien ese poema de LGM que publicaste con motivo de una viaje tuyo en avión (¿hace ya u año? Caray) y que me dejó muy impresionado.

Ay, la Universidad pública española, qué extraño lugar cuna de los peores instintos. Un abrazo Enrique, extensivo a tu paisano, a través de tí. Am

funes dijo...

Genial la canción de este grupo, también me quedo boquiabierto, pero del todo. Habrá que seguirlos.

Muy apropiado para esta época del año en centroeuropa eso de "the winter never ends..."

un abrazo y gracias...

ps.-Es que hay que ver la malafollá con la que os críais por allí...

javier ruiz dijo...

LGM insultó por escrito y en público a JAF. No lo juzgan por su poesía ni por sus opiniones. Nadie lo echa de Granada, ni lo persigue. Ha perdido un juicio por que el juez así lo considera. Aunque sea un gran poeta y/o un gran profesor, (cosas que no se han juzgado), tiene que cumplir las leyes. ¿Si se salta un semáforo también se va hacer una colecta para pagar la multa?
El titular del enlace que pones es un buen ejemplo de cómo se está contando esto: el juico es por injurias "del" profesor LGM, no "al".

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Mam, Cuti (no creo que sea un tema de Granada, no), Superwoman (sí, debes conocer la universidad; es parecido en todas partes), Marsu (sí, los americanos tienen mucho bueno, a ver si nos centramos un día en eso, que me gusta), Andrés (merece la pena, mucho, leer a LGM, te va a gustar entero, ya lo verás) y Funes (me alegro de que te haya gustado la canción).

Querido Javier, como sé que no eres ajeno a muchas de esas cosas, te diré que a García Montero se le ha atacado, desde hace años, sin piedad. Por eso sabrás que Fortes -que habría sido quien se hubiera tenido que sentar en el banquillo en más de una ocasión-, ha aprovechado la tribuna que le brinda la universidad para atacarlo sin piedad, incluso donde más podía dolerle.

Con toda lógica, García Montero le dice que es un profesor demente. Sin embargo, eso no requiere la intervención de un tribunal. Una disputa de departamento, ideológica, literaria, etc, debe quedarse ahí. De hecho, García Montero no lo denunció en vía penal cuando dijo que había sido el culpable del suicidio de Javier Egea y, eso, Javier, sí que era un tema de querellazo.

El derecho penal tiene un principio denominado el principio de intervención mínimo que significa que sólo debe intervenir, como derecho que sesga los derechos individuales, en casos excepcionales y graves, claro. Por mucho insulto, disputa, etc, que hubiera habido, tenía un ámbito concreto que era el literario y universitario; debía haber quedado ahí. Fortes ha aprovechado para ir un poco más lejos, con la ayuda de su abogado.

Si el asunto hubiera llegado a mi despacho, le hubiera aconsejado que escribiera otro artículo, que respondiera. Jamás le hubiera animado a presentar una denuncia por injurias, a solicitar multa e indemnización.

En mi opinión, Javier, los juzgados son para otros temas.

Te mando un abrazo muy fuerte y te agradezco tu comentario, claro :))

Enrique Ortiz dijo...

Principio de intervención mínima, sorry.

javier ruiz dijo...

Gracias por tu respuesta y, sobre todo, gracias por el tono.
El problema es como se está contando en los medios. Están contando una película en blanco y negro, los menos, cuando no están mintiendo directamente, los más.
LGM y JAF supongo que se han dicho de todo durante años, no hay nada como un enemigo antiguo. De ahí a pedir la expulsión de la universidad y llamar tonto indecente en El País puede que haya un salto. ¿Si un colega de profesión nos insultara en un periódico lo denunciaríamos?
Parece claro es que a LGM no se le está persiguiendo, no se le está echando de Granada y no son verdad ninguno de los topicazos que se están contando. LGM no es un poeta perseguido por sus opiniones o creencias. Sólo ha perdido un juicio en un pais razonablemente democrático.
Enrique, gracias por tu blog y perdona por intervenir así, te prometo que no soy ningún cascarrabias :-)

Enrique Ortiz dijo...

Gracias de nuevo, Javier. Ya sé que no eres un cascarrabias :))). En cuanto a lo que me cuentas, seguramente sabes más que yo pues llegué al asunto tarde y no leo ya la prensa de Granada (salvo los artículos de Lapido). En lo que sí creo que no llevas razón es en lo de insultos en un periódico. Creo, como dije, que la respuesta adecuada sería otro artículo en el periódico o una carta al director, como ha ocurrido muchas veces con disputas en El País. Una denuncia, un juicio, una condena es un precio excesivo por decir de alguien que es un tonto indecente. Así, en frío, puede ser fuerte y denunciable; sin embargo, dentro de una polémica sobre Lorca, entre dos profesores universitarios, no es nada fuerte, incluso tiene visos de normalidad académica. Te mando un abrazo y te agradezco de nuevo tu punto de vista :)))

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.