viernes, noviembre 07, 2008

De cómo me morí


"Un día me morí, no puedo decirlo de otro modo.
Y aunque suene raro, es gramaticalmente correcto."


José María Parreño (enlace + enlace)


Como todo el mundo, yo también me morí un día.

Algo fue demasiado.

Demasiados comienzos, demasiados finales, algún crepúsculo de más, no sé, no lo recuerdo, pero algo fue más de la cuenta. O demasiado poco, quién sabe.

Me parece, también, que se me acabó el tiempo; no un tiempo de vida, no, sino que el tiempo redondo del día dejó de pertenecerme.

Antes, todo era mío: las tardes, los cafés, las mañanas, los paseos, las noches, los escaparates, el teléfono, los rotundos mediodías.

Entonces, un poco antes de mi muerte, desaparecieron las horas.

Fue entonces cuando las calles comenzaron a sonar como un vacío al regresar tarde y cansado del trabajo, y había charcos fríos, y la gente, dentro de sus abrigos, aceleraba el paso, y los portales estaban cerrados y todo era como de piedra, todo tenía el sabor de una piedra helada.

Entonces, me morí.

Algo más tarde, nací de nuevo.

Y en ésas andamos.


(Buen fin de semana para todos. Gracias por su tiempo. Besos y abrazos. Biba Noviembre y Biba la Juventud)


Hace un año y un día: Afterpop, de Eloy Fernández Porta

Hace un año: Un cuento de Jean Cocteau


Blogalaxia Tags:


Technorati Tags:

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso pero muy triste.

Buen fin de semana.

Biba Enrique.

Besos
Raquel

Manuel Márquez dijo...

A mí, compa Enrique, estos textos un tanto alanvicados, aunque no dejo de reconocerles su mérito, me cuestan, me cuestan. Pero vueno, no hay provlema, ya tenemos aquí, efectibamente, el fin de semana.

Que lo disfrutes y un fuerte avrazo.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Raquel :)) Pero no es tan triste, ehhhh, que al final hay un resurrección. Un beso y buen fin de semana :) Bibaaaa Raquel

Pero, compa Manuel, tampoco hagas demasiado caso; como ves, son cosas que uno escribe a vuelapluma, casi como ejercicio, como experimentación, y no hay que darle demasiada importancia. Eso sí, eso de alanvicado me ha llegado al alma y me ha dolido :)))

Un abrazo y buen finde para ti :)

Alex Nortub dijo...

Morir es como dormir pero sin tener que levantarse a mear (Woody Allen).

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Alex :) No conocía el dicho y, claro, estoy todavía riendo. Soberbio Allen, como casi siempre. Un abrazo y buen fin de semana :)))

Anónimo dijo...

Es verdad lo que dices yo fuí testigo de esa muerte y de tu nuevo nacimiento, o de tu resurrección. Tdos morimos algunas veces en alguna etapa de nuestra vida. Te entiendo perfectamente . Un beso.Mam

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Mam; pero yo no hablaba de nada concreto, sólo abstracciones y, además, tontas. Jugaba con un frase impactante. Eso sí, tienes razón :)) Un besoooo.

Anónimo dijo...

Bueno pues yo hoy estoy media muerta,con una neuralgia de un par de... ¿tu crees que resucitaré?.Es de coña.Pero la verdad es ultimamente me muero muchas veces pero no tengo mas remedio que resucitar.Un beso Enrique y lo de la neuralgia es vrdad.Buen finde.C

Anónimo dijo...

Mientras sigamos resucitando, adelante con esas muertes. Renacer siempre es positivo, seguro.

¡Buen finde!

Marsu

Anónimo dijo...

A mi me gusto, no lo veo triste , es otr cosa pero no triste. Me recordo a esta otra maravilla :

Como la cigarra

Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aqui
resucitando.
Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal
porque me mató tan mal,
y seguí cantando.

Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.

Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui
sola y llorando.
Hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez,
y volví cantando.

Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás
desesperando.
A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.

-María Elena Walsh - 1972-

Un abrazo

Ranx

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.