martes, diciembre 23, 2008

En el cielo se alquilan balcones para un casamiento...

Y no mucho más, queridos niños y niñas, pero quería desearles felices fiestas y esbozar un momento.

Venía esta mañana a trabajar y me he encontrado, mientras oía el último disco de Kanye West, pensando en el único villancico en castellano que me ha gustado.

Lo cantaban mi padre y mi tío Paco en casa de mis tías, donde comenzaban las nochebuenas. Me acuerdo del calor (eran pisos con calefacción central y eso era extraño en Granada), de los tacos de jamón (uno siempre ha sido un glotón), de la posibilidad de beber coca-cola sin que te regañaran.

Pero me acuerdo, sobre todo, de este villancico. Nunca me olvidaré de él. Que me haya sorprendido cantándolo esta mañana no es sino una señal de unos momentos que, tras tanto tiempo, me siguen haciendo feliz, en la distancia, en la maldita y terrible distancia.

No se me ocurre mejor manera de dibujar un recuerdo, una época, una era tal vez.

He conseguido escucharlo en este popurrí. Son sólo los primeros 54 segundos, pero es una delicia porque refleja un momento extraño: el de la boda de la virgen María y San José, con un aire festivo, inocente, flamenco, pero con un olor a John Berger, a tierra.

Les dejo la letra y la música (en box net, por si quieren bajarla y en divshare para oír aquí mismo). Les deseo una feliz navidad, unas felices fiestas. Volveremos el viernes a la carga.




En el cielo se alquilan balcones

En el cielo se alquilan balcones
para un casamiento
que se va a hacer
que se va a hacer
que se casa la virgen María
con el patriarca señor San José,
señor San José, señor San José,
que se casa la virgen María
con el patriarca señor San José.



Technorati tags:

Blogalaxia tags:

8 comentarios:

funes dijo...

A mi el recuerdo que me queda son esas montañas de cáscaras de gambas y langostinos que rebosaban en el plato... y tb. aquel pecho travieso de Sabrina que levantó una discusión a ver si había que apagar la tele (eso supongo que fue mas bien en fin de año pero es lo mismo)

felices fiestas y un abrazo

ps.Ah! y te llevo salchichas pa que no te quejes

Anónimo dijo...

¡ Que bonitas Navidades!. ¡ Que daría yo por poder hacer una moviola y volverlas a disfrutar a pesar del trabajo que daban tantos niños juntos!. Me alegro que las recuerdes con tanto agrado,como yo recuerdo las de mi niñez. Un fuerte abrazo. Mam.

Marsu dijo...

Felices fiestas para tí también. Qué mayores somos, que ya tenemos más presente el pasado que el futuro.

Un fuerte abrazo, y sien algún momento ves a Cuti, uno también para ella y un beso para el pispajo enorme ése que tiene.

Anónimo dijo...

El bello de punta se me ha puesto!! que recuerdos, mis primeros cigarros en el patio del abuelo, tirar las colillas a esos enormes jarrones que tenía, beber sidra y creernos que estábamos borrachas!!! esconderme en los armarios para no saludar a los que venían a hacer una visita corta antes de la cena...fíjate los recuerdos tan dispares que tenemos cada uno de esas Navidades llenas de primos

emilia dijo...

Que alegría conocer que existe este blog. Felices recuerdos, me alegro por tu padre y el mío.
¡De lo que uno se entera!y pensar en los escondites del armario..
Diferentes eran los baños en la Joya, yo siempre lo pasaba bien, ¡con esos dos guías!uno algo mayor... y el primo con medio metro de estatura, un lustro de años y una autonomía por las calas... ¿Cuando os habeís bañado vosotros en una playa tan bonita?
Felicidades

lunaazul dijo...

Ese villancio formó parte de mi infancia. Siempre que lo escuchaba se me iba la cabeza al cielo preguntándome cómo sería allí una boda;aunque la verdad es que tampoco tenía claro cómo era aquí.
Saludos y felices fiestas.

Anónimo dijo...

Perdón, perdón, lo de bello era vello, eso de tener a un enano mamando en brazos,día y noche, se ve que seca el cerebro!! alucinada me he quedado al volver a leer.

Emilia, lo de los armarios era por otros!!! un beso, me alegra verte por aqui

Anónimo dijo...

Yo también recuerdo esas Navidades en casa de mi padre y ese pasillo mil veces recorrido y esa calefacción que nos hacía la noche imposible y primos, sobrinos, títos y titas por todas partes.Que chicos erais entonces y que felices nos haciais las fiestas.Fue una buena era inolvidable.Yo, como Mam también le daba a la moviola.Pero bueno nos vemos el fin de año y también habrá enanos cantando.¿Os acordais del villacinco que cantaba mi abuelo?la noche del 24 lo cantamos en el Parador de Ayamonte.
Emilia me alegro de verte por aquí.Felices fiestas a todos
Que van a cerrar las tabernas tio Juan....C

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.