lunes, diciembre 15, 2008

Un kiosco cerrado (un poema inédito)


Un kiosco cerrado

Ya no te asombra el trazo cruel
de lo que se abandona:
el óxido, la herrumbre, el polvo acumulado,
los rígidos cartones de embalar,
los cristales quebrados.

Un día no volvió el kiosquero
y desapareció esa línea recta
de los pactos de a diario
que nunca se han pactado:
los buenos días, las noticias,
los partidos, el tiempo.

Hace meses bajaron las persianas
del segundo derecha
y se rompió la curva del prodigio
de ese abrazo invisible
que es un saludo repetido a diario
a alguien que no conoces.

Nadie ha vuelto a arrancar el coche rojo.

Han colgado un cartel de Se Traspasa
en la papelería.

El trozo de ciudad en el que habitas
es un álbum repleto de recortes
de otras vidas que son también la tuya.

Frente a ti, todo continúa.

Frente a ti, todo es cambio.

Y continúa
.



Hace un año y dos días: Lo tremendo de las canciones infantiles: Los tres alpinos, Me casó mi madre y Ya se murió el burro.

Hace un año y un día: La felicitación de El Jueves + Un clásico: Calendario Private + Dos discos de 2007: Spoon y Burial.

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

5 comentarios:

Marsu dijo...

No sé de cuándo es el poema, Enrique, pero qué actual suena...

Anónimo dijo...

Precioso el poema, sé que ya lo había leído y que me gustó entonces mucho; hoy me ha hecho recordar estos tiempo, esta crisis, tantos carteles de Se Traspasa colgados en tantas tiendas, sé que no es nada poético esto, pero es lo que me ha recordado. Un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Muchas gracias, Marsu; el poema tiene ya sus años -cuatro o cinco, si no me falla la memoria-. El final fue corregido hace no demasiado, pero me sigue fallando algo, con lo cual, habrá que volver a tocarlo. Muchos besos, Marsu:))

Gracias, Cuti; sí, tiempos de muchos traspasos, de carteles que permanecen demasiado tiempo. Y sí, es poético, pero también terrible. Besos, enana.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Frente a ti, todo son palabras esperando una armonía. Te felicito por el poema. Un saludo

Enrique Ortiz dijo...

Mil gracias, Antonio, por tu lectura. Me pongo a la búsqueda de esos poemas de amor inmisericordes y te doy mi enhorabuena por la publicación. Ya te contaré. Un saludo también para ti.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.