martes, diciembre 30, 2008

El mejor de los tiempos: Ramoneda y Dickens y, a todo esto, feliz 2009

Pues eso, queridísimos niños y niñas: no me queda nada más que desearles un venturoso, feliz, próspero y, en definitiva, cojonudísimo 2009, que lo será, ya lo verán.

Me despido dejando el texto y la foto que he utilizado este año para felicitar el año nuevo (enlace).

En un año donde se ha hablado mucho de crisis, nadie lo ha hecho como Josep Ramoneda en este artículo del país -enlace web- y -enlace en pdf-. No sólo me parece el mejor artículo del año, sino que expresa algo que se debería enseñar en los colegios. Ramoneda apunta a donde no apunta nadie, y da en el blanco a través de una de las miradas más inteligentes que hay por aquí.

A lo que iba. Pues eso, que pensé en una cita de Charles Dickens que me gusta, y mucho (la descubrí, hace un millón de años, en la peli de Felipe Vega que se llamó El mejor de los tiempos, un tratado sobre el poniente almeriense, sobre la gente, sobre la alegría y la libertad).

Este año quería transmitir un mensaje de esperanza, un juego de espejos, el envés de un tiempo de alarmas y miedo.

Les dejo esa foto, con un camino en dos direcciones, o en una, o un camino sin retorno, y las palabras de Dickens.

Mil millones de gracias por su tiempo y su generosidad.

Hoy, ha querido el juego de las casualidades que la última entrada de este año marque 600 el contador de entradas. Esas 600 se las debo a ustedes; no hubieran sido posibles sin vosotros.

Será muy bueno el 2009, ya lo verán.


Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos; era la edad de la sabiduría, era la edad de la locura; era la época de creer, era la época de la incredulidad; era la estación de la luz, era la estación de las tinieblas; era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperanza. Lo teníamos todo ante nosotros y no teníamos nada...

Charles Dickens, Historia de dos ciudades


Technorati tags:

Blogalaxia tags:

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa cita y bonita imagen. Te deseo todo lo mejor para el año 2.009. Un beso.Mam

Anónimo dijo...

Que bonita foto, todo lo resume la cita. Feliz 2009 a ti y a todos los que cada día tenemos la suerte de poder leer tu blog. Besos a los tres, Ros.

La Dama Se Esconde dijo...

Si la cita es genial, esa foto es una maravilla. Te deseo también un excelente 2009.
Viendo la entrada de ayer, Mus sobre el sofá, veo también a Otto, el rey del sofá y el dueño en exclusiva de los reposabrazos.

Biquiños

Olvido dijo...

Pues eso Quique, te deseo el mejor de los tiempos.
Deseos y abrazos para todos.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Mam. Me alegro que te gusten ambas. Sí, lo mejor para 2009, sí señora. Besos :)

Ros, tanto como suerte, no sé yo, no sé yo... Pero se te agradece y se te desea feliz 2009 :)))

Gracias, Dama. Conozco a Otto, en cabecera y me alegra saber que también es el dueño de todo; cómo son, cómo son. Feliz año también para ti y biquiños :))

Muchas gracias, Olvido. Lo mejor también para ti; muchísimos besos y muchos abrazos :)))

Anónimo dijo...

Hay una frase en el texto de Ramoneda que es válida para cualquier tiempo: "El héroe de este momento es el líder". Creo que siempre lo ha sido, desde el macho alfa de una tribu cavernícola hasta el mesiánico Obama, pasando por Leónidas, Churchill o el mismo Jesucristo. Esto no es algo de ahora, es de siempre, y para siempre, sin posibilidad de cambio, y por una razón tan sencilla como nuestra naturaleza animal. Dice Ramoneda: "El discurso del liderazgo ocupa a las escuelas de negocios y a los ideólogos de la competitividad y del mercado". Esto es más viejo que la tos; en todas las épocas, en todas las culturas ha estado vigente la formación de líderes en cualquier ámbito (empresarial, político, deportivo, cultural). O: "El líder es el que está más capacitado para sacar rendimiento de las personas en beneficio propio. Su riesgo casi siempre es limitado: no juega con recursos propios sino con recursos de los demás". Por supuesto, un líder sin acólitos dispuestos a ofrecer sus valores a la causa no tiene razón de ser. Por lo demás, estoy de acuerdo en que la globalización construye y destruye a su paso (algo parecido a lo que ocurrió durante el imperio romano), con el añadido de una velocidad vertiginosa en la difusión, en la expansión, en la comunicación. Así que ese primer párrafo de Historia de dos ciudades habla del mismo caos que vivimos, con una antelación de doscientos años. Por supuesto, el caos se puede acelerar, pasándose por el arco de triunfo las leyes y derechos con los que se funda un estado (como en el caso de USA) como pretexto para proteger a los ciudadanos; esto es lo que más asusta (al menos a mí).
Es curioso, después de toda esta parrafada, contemplar la foto de ayer de Mus, ese pequeño macho alfa sin pasado ni futuro, dormido plácidamente, creando un campo magnético de paz universal.
Gracias por estas 600 entradas esculpidas a golpe de madrugón, por tu facilidad para contar las cosas a través de un enorme caleidoscopio cultural, por tu generosidad para comunicar y difundir, por tu amor por las cosas sencillas y, a veces, por las complicadas.
Feliz 2009 para todos y, especialmente para ti. Un beso, M.

Anónimo dijo...

Después de las reflexiones tuyas y de M, poco más queda decir, bueno sí, que tengo muuuchas ganas de verte y que ya queda poquito. Biba el 2009!!! un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Graciasssssss, M. Tu comentario es una entrada, además, espléndida. Creo que líder y liderazgo lo utiliza Ramoneda en un sentido mucho más limitado: se refiere a una cultura del management en la que todo (desde una pareja a una grandísima empresa o un país) es una organización que tiene y debe ser liderada. Por eso, por esa necesidad, y que el líder sea el centro. Además, y alrededor, se han creado caminos falsos con circunloquios que no dicen nada: lidera tu propia vida; lidera tus deseos; lidera tu vida sexual; lidera tu línea; lidera…

Así que organización y liderazgo, y ya que hablas de machos alfa, te recomiendo una entrada soberbia de mi doctor favorito: el Doctor Zito:

En cuanto a las gratitudes, las gracias, en todo caso, son siempre para el lector; sin él, no tiene sentido nada. Todas estas entradas, torpes, son el ejemplo de lo que podría ser un blog, si se hiciera bien, claro. Mirando hacia atrás no veo sino errores. En fin…

También te deseo un gran año, que lo será, y te mando muchos besos :))

Enrique Ortiz dijo...

Cuti, gracias y muchos besos; esta tarde estaré por ahí, d.m. :))

Enrique Ortiz dijo...

Se me olvidaba: este es el enlace a la entrada del Doctor Zito:

http://drzito.wordpress.com/2008/12/02/el-fin-del-macho-alfa/

Anónimo dijo...

Mikel Agirregabiria Agirre es el autor, o eso creo, de la foto, y el del blog de donde ha sido extraída.
www.agirregabiria.net/.../darktimes-772766.jpg
La foto es espléndida
Un beso. M.

drzito dijo...

Feliz año Don Enrique!

Cacahuete dijo...

Siempre fui aficionada a leer blogs de los demás, pero nunca intenté empezar uno. Quizás la despedida del año me ha hecho ver las cosas de otra manera: año nuevo blog nuevo.
Le felicito por su blog y Feliz 2009.
Saludos

Anónimo dijo...

¡Biba el 2009! Te deseo a ti y a todos los que habitan este blog un maravilloso 2009.

Besos
Raquel

thirthe dijo...

feliz año 2009 y mucho ánimo para seguir!

javier ruiz dijo...

Gracias por el artículo de Ramoneda.
En la librería vendemos una cantidad de libros de autoayuda totalmente exagerada. Además, lo malo es que la gente sufre y busca soluciones en unos libros que suelen ser infames.
Feliz año!!

Marsu dijo...

¡¡¡¡Feliz 2009!!!!! (tarde...eso sí).

lunaazul dijo...

Feliz año 2009, un camino de dos direcciones está bién, siempre es mejor poder elegir.
Un beso.

Telémaco dijo...

Feliz año Enrique. Un abrazo.

Alvy Singer dijo...

Este blog sigue con la gozosa salud de siempre. Gran Ramoneda, maestro, y feliz 09 titán.

Manu Fernández dijo...

Historia de dos ciudades....un libro tan revelador que inspiró el nacimiento incluso de mis blog con esa frase. ¿Por qué las ciduades son capaces de lo mejor y de lo peor?

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.