miércoles, diciembre 03, 2008

Casa de citas: José María Álvarez o La luz del deseo o Las perlas de la melancolía, de José María Álvarez


La luz del deseo o Las perlas de la melancolía

Si la blancura de mis sienes
fuera el luto de mi cuerpo.
Pero, ay, mi corazón aún se estremece
al contemplar a las bailarinas.


José María Álvarez
(Cartagena. 1942), ya ha estado por aquí: enlace + enlace


Hace un año: Las cosas que me digo: Donde se habla de almanaques (y tercera parte)


Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífico, que diría George Clooney. Me asusta pensar en esa época de la vida en la que el cuerpo sea anciano pero el espíritu siga enamorándose. En fin, un beso, M.

Anónimo dijo...

Pues M, a mi no me asusta, sería maravilloso llegar a anciano y seguir enamorándote de espíritu, eso me encantaría. El anuncio del Clooney estupendo, pasamos un buen rato cada vez q lo vemos, pero fíjate en el cuello del susodicho, apunta años ya el hombre, aunq no deja de estar el mismo magnifico. Un beso. Cuti

Marsu dijo...

A mí no me asusta, pero me disgusta. Porque muchas veces me siento así, aunque no habría sido capaz de expresarlo tan magníficamente. El desfase cuerpo-espíritu existe, y es muy duro.

Anónimo dijo...

jeje, Cuti, si va teniendo cuello de llevar pañuelito o algo, sí, qué malas somos, y eso que es un hombre :) Y cómo nos desviamos de tema... Un beso.

Anónimo dijo...

A mi no me asusta nada. Puede ser una persona joven y sentirse como un viejo, pero estoy con Marsu que bién lo expresa con tan pocas palabras. Un beso. Mam

Francisco Ortiz dijo...

Ay, qué maravilloso seguir siendo humano aun con la edad a cuestas.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.