viernes, diciembre 19, 2008

Dietario voluble, de Enrique Vila-Matas

Dietario voluble (Anagrama.2008), de Enrique Vila-Matas, va a estar, sin duda y con todo merecimiento, en lo más alto de las listas de libros de este año.

Vila-Matas es un autor que no deja de subir peldaños. Su narrativa se ha convertido en la más relevante del panorama de la literatura en castellano. Su obra es una de las más ricas, inteligentes y elevadas de las últimas décadas, y este Dietario voluble nos da algunas claves sobre el escritor y su trabajo.

Dietario voluble no es sino un diario pero, claro, tratándose de Vila-Matas, es eso y mucho, muchísimo más. Libro de viajes, ensayo, miscelánea, crónica, narración, o sea, ese totum revolutum donde no late sino la vida misma, como sucede con otros escritores muy de su gusto: Sebald, Magris, Coetzee, Pitol, Bolaño...

Convertidos en lectores privilegiados (y a nuestro alcance un diario, que uno siempre termina leyendo, arrasando intimidades ajenas), Vila-Matas nos deja pasar algo más allá de la entrada y en el libro podemos atisbar algunas de sus habitaciones, el olor a tabaco, la cama revuelta –como dios manda-. Introducirse, siquiera un poco, en un mundo tan espectacular e inteligente como el de Vila-Matas, es un privilegio al alcance de todos. Eso sí: que no jure el lector que ha estado en su casa; como dijo el propio autor en la presentación, todo esto es de otro y de ahí esa portada en la que aparece de espaldas.

Tal vez lo que más me llama la atención son ciertos destellos de cotidianeidad, el ritmo aparentemente normal de algunos días de Vila-Matas, cuando está en el sofá viendo la televisión y está, claro, a otra cosa. Cuando oye una canción de los mallorquines Antònia Font (a los que traje hace tiempo por aquí –enlace-), cuando escribe sobre Barcelona, sobre sus árboles y barrios, o la forma que tiene de mirar París, o lo que va encontrando en internet, en los blogs, en la bandeja de su correo electrónico.

Y, marca de la casa, el conglomerado de literatura de la que es portador. Como a mí gusta y como prefiero: vida en la literatura y literatura en la vida. Vila-Matas es memoria viva de lo leído, de sus autores, de esas citas que defiende, donde cada rincón es un libro, cada pensamiento un autor, cada vuelta un libro más.

Enfermo de literatura, como ya escribí por aquí (enlace), es un lujo poder leer a alguien como Vila-Matas, alguien que nos recuerde que somos literatura, pura literatura.

Les dejo unos enlaces a reseñas, absolutamente geniales todas, sobre Dietario voluble. Si me aceptan un consejo, no lo duden: que los reyes les echen este libro. Será, entonces, un gran año el 2009. Seguiré ocupándome de este libro por aquí e iré poniendo algún extracto. En apostillas literarias (tienen el enlace abajo) pueden leer algunos.

Letras Libres: Christopher Domínguez Michael

Página 12: Rodrigo Fresán

Apostillas literarias: Magda Díaz Morales


salonKritik: Miguel Á Hernández-Navarro

En Hermano Cerdo, algunos autores, de lo más granado de la blogosfera, señalan a Dietario voluble como su libro del año. No se lo pierdan.

Y no mucho más, queridos niños y niñas. Me hubiera haber hecho un homenaje a Francisco Casavella, al que tengo pendiente de leer desde 1998, cuando me lo recomendó Felipe Bueno. Me pondré ahora a ello, como homenaje. No es justo morir a los 45 años. El problema es que ahora demasiado tarde para decirle que sus libros son cojonudos, que estoy seguro que lo serán. Feliz fin de semana para todos. Gracias por su tiempo y por su generosidad. Biba Vila-Matas, Biba Casavella.


Hace un año y un día: Beulah

Hace un año: Portadas de El Jueves


Technorati tags:

Blogalaxia tags:

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin dudarlo ni un momento el lunes voy a comprármelo como auto-regalo sin esperar a los Reyes Magos, y porque estoy terminando uno y me quedo sin lectura. Lo has vendido tan bién que dan ganas de salir corriendo a la librería. Buen fin de semana, descansa y un beso. Mam.

Anónimo dijo...

¡Biba los viernes!

Besos
Raquel

Manuel Márquez dijo...

Con gente tan entusiasta como tú, compa Enrique, Vila-Matas podrá sentirse orgulloso, muy orgulloso. Me supongo que, puestos a abordarlo como autor, debería empezar por otras cosas, pero es que tengo tanta lectura amontonada; no sé, no sé...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana (abrígate bien, compa, que el frío aprieta...).

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Mam. Es un librazo, que merece la pena, de lo mejor de este año, si no lo mejor. Un beso grande.

Y olé, Raquel. Los viernes tienen algo, ¿verdad? No son, desde luego, el peor día de la semana. Besos también para ti.

Gracias, compa. En todo caso, querido Manuel, hale un hueco en cuanto puedas. Está repleto de hallazgos, de reflexiones geniales, y es una buena manera de acercarse a Vila-Matas y a su mundo. Te mando un abrazo fuerte y tendré que abrigarme (últimamente me resfriado con demasiada facilidad)

Anónimo dijo...

¿No hay esta vez ninguna publicación avispada, tipo Interviu, que saque la foto de la portada de frente, como la de Pataky? Bromas aparte -y eso que me gustaría ver esa foto porque soy una cotilla-, éste es el próximo libro que me leo, como Mam, en cuanto termine el que tengo entre manos. Como siempre, estupenda entrada, Enrique (Ortiz-Sierra, el guión es una licencia poética mía :)
Un beso. M.

Enrique Ortiz dijo...

Ya quisiera, querida M, la Pataky tener el frontal de Vila-Matas. Creo que a los escritores, a su mundo, le hace falta, efessstivamente, una buena revista del corazón, por mucho que la papelera de Juan Paloma, en el Cultural, lo intente. Más carnaza, eso es lo que necesitamos, licenciera poética. Besos.

Enrique Ortiz dijo...

Palomo, en qué estaría yo pensando?

Anónimo dijo...

Pues me lo leeré en casa de Mam los días que pasé alli con ella. El otro dia me leí un artículo de Marías que justo iba de que en este pais, hace falta morirse para que hablen de ti como un verdadero genio (antes la envidia no nos deja). Un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Cómprate un ejemplar, Cuti, que eres una agarrá y, además, tienes un niño al que hará feliz leer a Vila-Matas y agradecerá una madre con una biblioteca en condiciones. En este caso, afortunadamente, siempre se ha hablado bien de Casavella. Un beso :))

Marsu dijo...

Es que la cotidianeidad bien escrita es una maravilla, no se necesita más para disfrutar.

Vamos, como tus entradas, dirás que odias las comparaciones, pero no se necesita más.

Buen finde.

Apostillas literarias dijo...

Querido Enrique, antes que nada deseo para ti y tus seres queridos, un 2009 pleno de salud y alegría.

En México tuvimos la suerte de que se presentó internacionalmente 'Dietario voluble', fue una super presentación de un super libro. A mi me gustó mucho, disfruté su lectura.

Me he enterado del fallecimiento de Francisco Casavella, no lo conocía. Me ha dado pesar su partida, demasiado joven, es una pena.

Un abrazo para ti
Magda

Anónimo dijo...

Buen año a todos. Y un fuerte abrazo para tí, Enrique.
V-M

José Montalvá dijo...

evm es dios

Paula dijo...

Todavía no he terminado el libro, pero me está pareciendo lo mejor que he leído hasta ahora de Vila-Matas, que hasta ahora no había conseguido entusiasmarme (después de "Bartleby y compañía" y "Doctor Pasavento", que no terminé).

Es un lujo "creerse" que estás entrando hasta la cocina de una cabeza tan bien amueblada para lo literario. Creer que descubres algo que hasta ahora no había revelado --aunque con VM todo pueda ser un espejismo, un no ser él y convertirse en otro.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Marsu, no sabes cuánto bien me hacen siempre tus generosas palabras. Un beso :)))

Maga, qué suerte y qué envidia. Y a todo esto, qué buenísima reseña la tuya y vuelvo a la envidia :)) Un beso.

Buen año también para ti, V-M. Muy agradecido por tu generosidad. Un abrazo bien fuerte :)

Gracias, José. Tus opiniones y juicios son de lo mejorcito siempre :). Te mando un fuerte abrazo.

Paula, mil gracias. Este es un gran libro y, además, creo una buena plataforma para sumegirse más tarde en algunos de los títulos de Vila-Matas. Es un mundo y, como tal, se entra poco a poco en él. Una vez dentro, eso sí, ya no se puede salir :)) Un beso :)

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.