jueves, septiembre 06, 2007

Dos poemas de Berta Piñán

Del número de Julio-Agosto de la revista Clarín, me han gustado los poemas de la asturiana Berta Piñán. Me interesa ese tono de confidencia, de hablar en voz baja, de palabras susurradas al oido de alguien; me gustan la naturalidad y la sencillez con las que avanza el poema. Los originales son en asturiano; no consta el traductor, lo que me hace suponer que la versión es de la propia autora.

Habría que ir preparando una etiqueta para la poesía en asturiano, para hacer un hueco aquí a una larga serie de poetas que están publicando obras muy cercanas, con un tono íntimo que hace que el poema se acerque al lector. Cayetana ya ha publicado algunos poemas (enlace )

Idiomas

Cuando volvieron de Alemania
compró un piso nuevo y muebles
de primera. Quería que todo
fuera como antes pero
mejor, con dinero y más tiempo
de gastarlo. Pero nada era
ya lo mismo. Cuando ella decía
huerta, los hijos repetían
Gemüsegarten, cuando ella decía
río, montaña, ellos pronunciaban Flüss,
Gebirge, cuando ella decía casa,
ellos miraban, desconfiados,
hacia otro sitio.

Sidra

A primeros de septiembre recogíamos
manzanas y en octubre ya nos poníamos
con la sidra. Mis tíos mayaban
a golpes secos, sudando encima de
la duerna, la gente má joven
cargaba con sacos y botellas.
Mi abuelo apretaba el llagar sólo
lo justo, les decía.
Y aquel zumo goteaba
por las tablas como un petróleo
frío, dulce, denso. Era un mundo
solo de hombres, un mundo
cortado a su medida.
Toda la violencia estaba allí agazapada,
toda la violencia, como una alimaña,
se resistía a mostrar entonces sus
pezuñas.


Berta Piñán
(Caño, Asturias.1963) ha publicado, entre otros, Noches de incendio (2005), una antología de sus poemas en asturiano.


Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

4 comentarios:

Marsu dijo...

¿Asturiano, o bable?
Me han gustado (bastante más que el Chao). Sobre todo el primero, me ha recordado lo difícil que es vencer algunas barreras...máxime cuando no se quieren vencer.
Un saludo

Miriam G. dijo...

A mi también me han gustado. Siento mi ausencia de ayer, a mí si que me mola el Chao. Pero, ¿recuerdas aquella vieja coplilla que decía buen dia para olvidar? Pues de ese tipo de días llevo un par.

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Marsu; no sé realmente al diferencia, creo que son indistintos. Me alegra que te haya gustado el primer poema, me parece un lujazo la forma que tiene de llegar, tan fácil, a algo tan difícil. Un beso, Marsu.

Miriam, los días éstos primeros de septiembre son horrorosos horrorosos horrorosos, pero, vamos, las navidades ya están ahí, no?. Qué gran tema el que dices. Más de 100 lobos, con el tiempo, quizá es mi favorito de los cero. Un beso, Miriam.

Anónimo dijo...

Que bonitos poemas, claros,y como bién dices parece que te lo están recitando al oído. Gracias por ponerlos me han relajado y me he quedado con ganas de seguir leyendo.Un beso Mam.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.