viernes, junio 15, 2007

De miedo y de risa, por Antonio Martínez + Publicidad: Renault + De cómo las empresas le toman el pelo al gobierno y terminan jodiéndonos + 1977 dixit

De miedo y de risa, por Antonio Martínez

Me gusta cuando me sorprenden a través de la inteligencia, fíjate, son cosas que uno va valorando con los años. Si, además, alguien mezcla inteligencia y humor, uffff, ya que es me vuelvo loco; pero cuando ya no me resisto es cuando aparece la santísima trinidad: inteligencia, humor y sensibilidad.

Bueno, a lo que iba, que se me va de las manos: que el pasado domingo, en El País, Antonio Martínez escribió una columna que tenía ganas de traer por aquí. Pongo el principio de De miedo y de risa:

"Había una vez, hace mucho mucho tiempo, una aldea cuyos habitantes vivían atemorizados por un ogro que cada cierto tiempo exigía que le fueran entregadas tres vírgenes, dos machotes, seis lápices de colores de madera buena, un jamón de jabugo y cuatro temporadas de House en Dvd. Cuando al ogro se le hacía saber que House va sólo por la tercera temporada... ¡Huy, madre mía, cómo se ponía el ogro!. Que si no puede ser, que qué clase de democracia es ésta, que si esto es fascismo puro... El tío bajaba al pueblo, entraba a la cantina dando patadas a los taburetes, y al primero que pillaba se lo comía sin decir ni Blas. "Tú, por fascista, pues ahora te como". Después se subía a una silla y gritaba a la concurrencia: "Suerte tenéis de que yo os defiendo a todos, que si no..." Era un ogro surrealista: primero se comía a alguien, advertía que se podía comer a cualquiera, y luego decía que les defendía de un fascista que les oprimía y que no era él."

Creo que acierta de pleno; si pudiéramos dejar a un margen la tragedia (tremenda) que supone una acción de ETA, descubriríamos debajo un tremendo sinsentido, como el ogro del cuento, algo tan ridículo y vacío que puede producir hasta risa, pero no de la buena.

Publicidad: Renault

Vía Ziritione (graciasss) encuentro el anuncio que más me ha gustado esta semana, por el rescate que hace de la tradición de canciones infantiles y por la ejecución tan inteligente.







Tomaduras de pelo al Gobierno

Lo había escuchado pero no lo había experimentado y ahora lo sé: en este país las empresas se descojonan del gobierno, vamos, se mueren de risa ante medidas que quieren proteger al consumidor, osease, a ti, que lees esto y a mí, que estoy escribiendo. Me explico.

El gobierno, decidido a poner fin a un abuso de años (esto tiene narices, por decirlo finamente), prohíbe el redondeo en el cobro de ciertas tarifas que se aplican en función del tiempo de utilización de un determinado servicio: móviles, parkings, etc. Perfecto, la cosa más lógica del mundo: si aparco una hora y once minutos, por qué coño tengo que pagar una hora y media, por qué tengo que regalar a una empresa o a un empresario diecinueve minutos (con su correspondencia en dinerito) de mi tiempo y de mi dinero.

Hasta aquí bien; se aprueba una ley que dice que usted va a cobrar lo efectivamente utilizado del servicio. Perfecto. Pero, ¿qué hacen las empresas?. Dicen, muy bien, Señor Gobierno, qué sabio y bueno es usted, pero como a mí su medida me supone perder tropecientos mil euros, pues se me ocurre que voy a subir los precios x euros de tal manera que no sólo no pierda, sino que, además, su justa y sabia medida me va a proporcionar un dinerillo extra, anda, por meterse donde no le llaman.

Así, las operadoras de los móviles suben un feroz tanto por cierto que tú y que yo, que utilizamos móviles, como todo el mundo, tenemos que pagar, estamos obligados a pagar por cojones y resulta que nos gastamos más dinero de nuestros escasos sueldos por esa justa y feliz ocurrencia del gobierno. Lo mismo pasa con los parkings, como he comprobado esta semana. No suelo calcular las cosas que me cobran, ni guardo exacto recuerdo de lo que me cobraban, pero sé, vamos, estoy seguro, de que utilizar ahora un parking en Madrid es muchísimo más caro que cuando no estaba prohibido el redondeo.

Todo lo anterior es de público dominio, incluso ha habido protestas con esos días de móviles caídos, etc. ¿Pero qué ha sucedido?. Nada, absolutamente nada. El gobierno debe saber lo que ha pasado y no ha hecho nada por controlar a estos empresarios y empresas que han aprovechado la medida para hacer su agosto, osease, su caja.

Tremendo. Me parece tremendo. Hubiera bastado (con algo de inteligencia) que la ley que prohíbe el redondeo hubiese sido acompañada de una simple medida que evitara subidas de tarifas radicalmente, o por encima de un tanto por ciento que se aproximara al IPC. Como los parkings son de competencia municipal, bastaba un mandato a los municipios para hacerla efectiva. Tan simple como eso.Pero aquí, niños y niñas, se aplica esa máxima de todo para el consumidor, sin el consumidor, y jodiendo al consumidor.

Bueno, bueno, espero sepais disculpad la diatriba anterior, pero es que...es que...

1977 dixit

En fin, viernes otra vez, y pese a ser cuarenta y cinco de mayo hace fresco (casi frío) y llueve (anoche vi hasta caracoles). Muy gráficamente ayer, 1977 escribía en el twitter que estaba algo harto de lluvia y que como volviera oir a alguien decir que la lluvia hacía falta le meaba en la boca. La camiseta de abajo es de su blog y acompaña a un post titulado Se acabó lo que se daba, en el que afirma "que se te case un colega es como si se fuese a dar un curso de buceo al Triángulo de las Bermudas". Esto, la foto y la meada en la boca me tienen muy divertido estas últimas horas.

El tiempo va a seguir malo, salvo en mi sur (ayyy), con lo cual lo que se me ocurre es terminar la temporada de lo que se llaman "platos fuertes", antes de que el gazpacho (ohhhh) se apodere de todas las comidas. Abrigaos (anoche, dando un paseo con Mus, me quedé literalmente helado), disfrutad y no vayais a los parkings, que hacen pupa. Gracias, muchas gracias, y abrazos, muchos abrazos.





Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy de veras, gracias por hacerme pasar un buen rato que necesitaba urgentemente. 1977 tiene que ser un tipo digno de ser conocido, gracia tiene. Un beso. Cuti

Pussy Galore dijo...

Enrique se está usted quejando!! BIEEENNN!!! Yo creo que deberíamos establecer el viernes como día general de quejas y lamentos, no?

Marsu dijo...

Con lo pacífico (y pacifista) que tú eres, me encanta leerte enfadado. La verdad es que motivos para ello nos dan muchos.

Yo también me he reido con el artículo de El País, pero con esa risa triste, de mal cuerpo. Pero me he reido de verdad con el anuncio; buenísmo.

Aunque con lo que no estoy de acuerdo es con la tomadura de pelo; es más, estoy segura de que algo hay por ahí. No creo que en el gobierno (ni en éste, ni en ninguno) sean todos tan gilipuertas (voy a ser fina) para ser engañados de esa forma. A río revuelto, ganancia de pescadores..y creo que tanto el gobierno como las empresas timadoras son pescadores. Tú y yo y el resto somos pececillos.

Genial 1977, ya lo tengo "favoriteado". Quiero esa camiseta....

Estoy viendo por mi ventana los últimos preparativos para abrir la piscina. El socorrista creo que se pondrá bufanda. Aunque ahora, al menos en mi pueblo, el sol se está animando, y como se anime, los cuerpos blancos aparecerán en breve. Tengo el espectáculo asegurado jejejeje (aunque a Miriam no le guste que me ría así...pero creo que hoy está algo liada y a lo mejor no me pilla).

Buen fín de semana, y gracias.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias a ti, Cuti. No conocía su blog, lo tenía confundido con Love of 74 y ahora lo descubro: muy bueno, muy brillante en el twitter, como todos los que escriben abajo. Un beso, enana.

Querida Pussy, me parece perfecto que nos quejemos, me gusta la idea y no se crea que me quejo bastante ;). Un beso y que London la trate bien y si no me lo dice que se va a enterar London. :))

Marsu, no sé yo si se entera el Gobierno; creo que no o se le pondría una cara de tonto a todos. No creo tampoco en gobiernos, eso sí, descreo de algunos más que de otros. Pero lo de evitar el redondeo de tarifas y que las empresas implicadas peguen ese subidón clama al cielo. Son rastreras, muy rastreras. No tienen la más mínima noción de buen comportamiento empresarial, de ética, de respeto al ciudadano. El gobierno tampoco, no sabe quién es éste. Una lástima, una verdadera lástima. Jejeje, aquí también he visto al socorrista y me he reído, verás tú los niños, resfriados los pobres. Un beso, Marsu y muchas gracias por tu comentario. Buen fin de semana (ya quedan pocos con fresquito)

Cayetana Altovoltaje dijo...

Tenéis más razón que santos, tanto tú Enrique como 1977. A mí lo de que los amigos desaparezcan me ha pasado sin necesidad de bodorrios. Solo con que se emparejen basta. A partir de ahí su círculo social solo admite a seres de la misma especie, es decir, otras parejas. Es lo que yo llamo las parejas-pack. No hacen nada por separado. A mí me resulta irritante. Y Enrique, muy bien esa queja, hay que decirlo más y más alto. Pero yo en ese caso (y en los demás) le echo toda la culpa al gobierno, que ha querido "quedar bien" con una medida a sabiendas de que los beneficiados al final serían los de siempre. El gobierno no es tonto. Es títere.

1977 dijo...

1. Soy totalmente indigno de ser conocido (y sólo algo más inteligente que un mono tití).

2. Si ya estaba de mala hostia me puse todavía más de madrugada viendo las predicciones para el finde. ¡Que llueva en la puta madre de la lluvia, a ver si le gusta!

3. ¿Tiene usted un perro llamado Mus, Don Enrique?

Enrique Ortiz dijo...

Jeje, gracias, Caye; eso de las parejas-pack es algo que termina con los años (eres jovencita) ya que todo el mundo termina en pareja y se acaban los impares, que vuelven a surgir algo después, cuando comienzan los divorcios. Entonces, esos sin pareja, recién divorciados-as, son el ejemplo a seguir, la envidia. Los ciclos de la vida, Caye, que contaba Rodríguez de la Fuente. Ahhh, estoy de acuerdo con lo del gobierno "bienqueda". Un beso, Caye.

Gracias por asomarse, 1977. Indigno es este artefacto que le trae sin permiso, eso sí, agradecido por la risa y deslumbrado por la inteligencia. Así que lo dicho: gracias. Lo de la lluvia es ya tan cansino que lo de la meada en la boca era lo justo. Y sí, mi perro se llama Mus, pero siempre digo que se llama Mus, no como el juego de cartas, sino como el grupo asturiano (con un buen último disco) y que, por cierto, tienen un perro exacto a Mus. Un saludo, 1977. Gracias por su comment.

Anónimo dijo...

Llego aquí por primera vez para deleitarme con Bob y no puedo evitar decirle que me parece usted, cuando menos, un individuo simpático. No esperaba sonreir hoy. Volveré con más tiempo y más ganas de leer. Un beso

Enrique Ortiz dijo...

Bueno, no le voy a decir que no me gusta que me llamen simpático :). Gracias por la visita y vuelva cuando quiera, viene a su casa. Un beso.

1977 dijo...

¡Órdago a canes!

Enrique Ortiz dijo...

¿Ha visto ud. como lo inmerecido era el blog, no su presencia? El can ya va para seis años y en todo este tiempo de dialéctica que si juego, que si grupo, nunca nadie dio con esa exclamación que soluciona el contencioso. Un saludo, 1977.

Pam dijo...

Ehhh! Pero qué anuncio más bueno!! NOs has puesto una sonrisa en la boca a Javi y a mí. Saludos!!

Francisco Ortiz dijo...

Lo que me da que pensar también que las empresas están por encima de todo y, cuando hace falta, no tienen miedo en hacerle ver al que las mantine, el consumidor, que es un idiota consentidor. El signo de los tiempos.

Ro dijo...

Me gustarìa ver una fotito de tu Mus... Es posible?

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.