lunes, junio 04, 2007

Cadencia, de Juan Carlos Friebe. Las briznas ( II )



Cadencia

Cuando la vida vino ya era tarde.
Por vez primera, era tarde y daño.
Por vez primera, primavera estéril,
vino tarde de Sol, pronta de otoño.

Y cuando vino, vino pleno aroma,
pleno sentido, intenso hervor, amor
fragante, luz candente, frutal piel,
miel para la caricia, seda o lengua.

Cuando la vida vino yo era tarde
penumbra subyugada por las sombras,
brumosa soledad entretejida,
limo de fondo, misterioso poso

de lo que fuera alguna vez yo mismo
hace ya cuánto. Tanto. Cuando ayer
fulgía en mí una luz desesperada:
tan tenue brillo, tan jardín tan triste

ahora. Y cuando vino estaba ahí,
ahí mismo, a mi vera cerca y pulpa,
sonrosada manzana del manzano prohibido
que la mirada roza, tienta, y goza,

y la mano sostiene presintiendo
su sabor y su gusto hasta la encía:
y el terrible bocado de su nieve agridulce,
y el saber que la vida no se vivió en su vez.

Cuando la vida vino yo era otoño.
Brumosa soledad entretejida,
tan tenue brillo, tan jardín tan triste.
Cuando la vida vino vino a muerte.


Juan Carlos Friebe (Granada. 1968). Cadencia pertenece al libro Las briznas, Poemas para el consuelo de Hugo Van der Goes (Point de Lunettes. 2007). Otro poema se puede leer aquí (enlace)


Hace un año y dos días: Vicente Verdú: buenas noticias

Hace un año y un día: Cuatro canciones y un video energéticos


Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me cuesta un poco más leer esta poesía, no se porque, pero se me hace más difícil. Es bonita, muy bonita, aunque me resulte más complicada, no sé.. La leeré más veces durante el día. Un beso. Cuti

Miriam G. dijo...

A pesar de salir una manzana, me he parecido triste muy triste...

Un beso, Miriam G.

Marsu dijo...

Muy bella, pero muy, muy triste. La manzana nos ha dejado un regusto amargo.

Pussy Galore dijo...

Siempre tarde, siempre tarde. A mi no me ha parecido triste, creo que es algo que he pensado muchas veces, no es triste, es realista.

Enrique Ortiz dijo...

Cuti, se trata tan sólo de leerla un poco más, de demorarte, de leerla en voz alta, de no pensar para dejar que te diga cosas. Verás como así, es inagotable. Un beso.

Miriam y Marsu, no es triste si la leeis un poco más despacio. Lo único es que la forma de decir lleva por debajo un poso inevitable de tristeza. Pero vamos, lo importante es disfrutar con ella, eso es lo importante.

Pussy, me alegro que le parezca realista; el poema, aunque sea subjetivo, debe estar anclado en una realida (bueno, eso creo) Sí, siempre tarde, a veces demasiado tarde y otras no lo suficiente. Un beso

A identidade do indiscernível dijo...

Sin humildad! Llama la atención relacionada al contenido el título y la cadencia própia del poema que hace par con la cadencia de la vida: el tiempo e tu comentario: "Sí, siempre tarde, a veces demasiado tarde y otras no lo suficiente". Eso es cadencia.
Un beso.

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Identidade, sin humildad, sí. Efectivamente, la cadencia del poema es perfecta; las comas en mitad de verso, los encabalgamientos, los juegos musicales de palabras: un poema perfecto. Un beso, Identidade.

Francisco Ortiz dijo...

Siempre eliges buenos poemas. Y nos haces descubrir a autores. Gracias y un abrazo.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.