martes, junio 26, 2007

Tres poemas chinos


Al tiempo que los voy poniendo aquí, me acerco a la poesía oriental, china y japonesa, un universo de sensaciones y sentimientos tan amplio que es casi imposible abarcarlo.

Utilizo hoy el libro de Kenneth Rexroth El amor y el tiempo y su mudanza (Gadir.2006) que son versiones de poemas chinos originales, pero que como primer peldaño hacia el encuentro con esta poesía, es recomendable.

Desde tiempos remotos

Desde tiempos remotos, el sol sale
Y se pone, majestuoso.
Pasa el tiempo y los hombres
No pueden detenerlo.
Las cuatro estaciones les sirven,
Pero no les pertenecen.
Los años corren como el agua. Todo
Se esfuma ante mis ojos.

Emperador Wu De Han (156-187)

---

Día de verano

Estoy leyendo al calor del
Mediodía, me entra sueño, apoyo
La cabeza en los brazos y
Me quedo dormido. Olvido cerrar la
Ventana, entra el aire cálido
Y me cubre el cuerpo de pétalos.

Yuan Mei (1716-1797)

---

Para una melodía antigua

Los hombres esperan vivir cien años.
Las flores duran tan sólo
Una primavera. Basta un simple día
De viento y lluvia y quedan
Esparcidas por la tierra. Si supieran
Lo que les sucede, se sentirían
Tan desgraciadas como los hombres.

Lu Kuei Meng (siglo IX)




Hace un año: Más efecto Axe o Lynx (ración doble)


Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

15 comentarios:

Miriam G. dijo...

El gazpacho sin pepino, dicho esto prosigo. Me ha gustado el tercero, tan cortito, tan simple y lo mal que me lo ha hecho pasar, no me consuela en absoluto que las flores estén peor que nosotros. ¿No habíamos quedado en que de la muerte ni hablar?

Un beso, Miriam G.

Anónimo dijo...

Bonitos poemas para empezar el día,pienso que tanto los japoneses como los chinos una sensibilidad especial para escribir, claro los que sepan hacerlo . Un beso, Mam.

Enrique Ortiz dijo...

Querida Miriam, soy capaz (si supiera) de poner unos botones de ésos para votar, PERO ES CON PEPINO, si no, pues no es gazpacho, es sopa fría cá miriam. No recuerdo lo de la muerte, pero eso sí, me encanta que te haya gustado y estoy dispuesto a pactar los temas :)). Un beso. Además, si tú eres del norte, Miriam y el gazpachito es sureño, as myself. Otro beso.

Enrique Ortiz dijo...

No es sólo para escribir, Mam, es la forma de mirar (que se nos escapa al occidente) y la forma de decir: sencilla y simple. Un beso.

Manuel Márquez dijo...

No soy yo muy de letras líricas, compa Enrique (lo reconozco...), pero estos poemas eran muy hermosos, todo hay que decirlo. Eso sí, tienen la misma sencillez sentenciosa habitual en los versos orientales (o, al menos, en los que nos suelen llegar, siempre asociados a proverbios y similares), y me supongo que, en un cuerpo literario tan vasto y, sobre todo, prolongado en el tiempo, tiene que haber cosas muy, muy diferentes. Así que, vago yo, esperaré a que nos las traigas (gracias anticipadas...).

Un abrazo.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Yo también me uno a la cruzada de Miriam: SIN PEPINO. (Aunque he de decir que hay tantas clases de gazpachos como usuarios de gazpachos).
Los poemas, un bálsamos, preciosos, serenos...

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Manuel; no te preocupes, poco a poco iré poniendo poesía oriental, junto a poesía española contemporánea, para que leamos un poco de lo mejor que se hizo y que se está haciendo. Gracias por tu generosidad y un abrazo fuerte, Manuel.

Ayyy, Ana, que me has traicionado, otra sin pepino aquí, aysss. En fin, le anoto el punto a Miriam, a ver... Me alegra que te gusten los poemas. Son ritmos, como dices, muy balsámicos. Un beso, Ana.

Anónimo dijo...

El primero una maravilla, todos sencillos, dulces, simplificando las cosas. Gracias, un beso Cuti

Cayetana Altovoltaje dijo...

¡¡POR FAVOR, EL GAZPACHO SIN PEPINO NO ES GAZPACHO!! Enrique, estoy en tu bando, no te quepa duda. Asturiana, pero cocinera amateur, en efecto, hay muchas clases de gazpacho, pero el más rico, efectivo, Y VERANIEGO, es con PEPINO.
Dicho lo cual, me han encantado los poemas, sobre todo el segundo, que me ha erizado los vellos, oiga.

A identidade do indiscernível dijo...

Soy cocinera, pero no amateur, y no sé preparar gazpacho! Voy corriendo aprender para poder discutir tema tán polémico. :) Bellos poemas, señor Ortiz. Sin análisis, por hoy, que me dejaste tímida :P

Enrique Ortiz dijo...

Cuti, eso me obsesiona ahora, lo de simplificar las cosas en el poema, creo que es importante. Un beso.

Caye, dí que sí, que vamos a ganar y tenemos razón y biba el pepino y el gazpacho y el verano. Me alegro mucho de que te gusten los poemas, a ver si vamos poniendo más, que merecen la pena. Un beso, Caye.

Pero Identidade, a ver si nos dejas aquí alguna receta, ummm. En mi familia se ha hecho el gazpacho con pepino, con poco porque si no es muy fuerte. A ver si te doy la receta de mi madre, que es fabulosa, un plato perfecto para el verano, muy necesario. Me alegro de que te gusten los poemas, pero quierooo comentariooooos. :)) Un beso, Identidade.

Marsu dijo...

Si lo sé, no echo el pepino a ningún sitio... Pero si lo echo a algún lado, es al gazpacho, definitivamente sí. Y a la ensalada, y a la crema griega con yogur. ¡Ea!

Enrique, poemas aparte, ¿biba? ¿De bilbaina, de Bibiana, o de biberón por la estupenda serie de Miriam -que es sin biberón, ya lo sé -, o de Bremer Institut für Betriebstechnik und angewandte Arbeitswissenschaft (BIBA)?

Biba...mmmm. ES que no, es que no caigo....

A identidade do indiscernível dijo...

Voy a cobrar la receta, andas prometiendo mucho... hay um texto también... cuidado con tus promesas! :))

Me gusta sobretodo la última imagen de lo último poema, más que todas: la ignorancia de las flores. Mucho se habla de flores en los poemas e a imagen soname nueva, a despecho de lo siglo IX. La ilustración es muy bella también. Satisfecho?

Un beso.

Enrique Ortiz dijo...

Jejeje, Marsu, mira lo que da de sí tu expresión. Y jejej, te apunto en el SI rotundo de pepino en el gazpacho y verás tú cómo se pone Miriam. En cuanto al Biba, y atónito por los tuyos, se refiere a aquella peli (regular) que se llamaba Biba la Banda y que era como una especie de la sublime La vaquilla de mi adorado García Berlanga (que, por cierto, nunca he mencionado aquí). Un beso, Marsu y Biba el pepino :))

Identidade, no, no y no, no me he olvidado del prólogo de Benet a Las Palmeras salvajes, de Faulkner. A ver cuándo lo organizo y lo pongo o te lo mando. Prometido :)) y la receta del gazpacho, el viernes, este viernes, ele. Me gusta lo que cuentas de las flores; no había pensado en ello y sí, suena a nueva, me gusta eso. Así que muy satisfecho :). Gracias y un beso.

Jesús Alonso dijo...

Hab�a un poema o ensayo de Alfonso Reyes quew dec�a m�s o menos: que el tiempo �o quiz� era Dios? se venga de las cosas hermosas haciendo que duren un d�a.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.