jueves, junio 28, 2007

Mis canciones (V): Gente abollada, de Surfin' Bichos y Somiatruites, de Albert Pla

Gente abollada, de Surfin' Bichos

Recuerdo, como si fuera hoy, la primera vez que escuché, vía Radio 3, el tema Gente abollada. Tuvo que ser en 1988, es decir, con 21 años. Me acuerdo de que me quedé prendado de esa historia directa y sin concesiones, de la música, también directa, seca, y que daba en el clavo de un estilo de rock que a mí siempre me ha enganchado.

Gente abollada está ya hoy entre las canciones fundamentales de la historia del rock de este país, según opinión general de la crítica. Fue la primera canción de Surfin' Bichos y quizá su momento más alto. Sé que hay una grabación, en formato single, en RTVE, que oí hace siglos pero que no tengo; pongo aquí la primera versión, la que se publicó en el disco Primera cebolla sónica, de 1988, predisco anterior al primer álbum oficial, La luz en tus entrañas, de 1989, de donde saco la segunda versión del tema. La tercera, que es en formato Maxi-single, no sé bien de donde sale.

Me resulta difícil quedarme con una de las tres versiones: de la primera me gustan sus defectos, la mala toma de voz, pero también la sencillez de su fuerza, lograda por la desnudez del tema; la segunda, la oficial, me abruma un poco por el arreglo de vientos, (pero con el tiempo he comprendido que quizás sean necesarios para alimentar la épica del tema desde dentro) y me encanta el fraseo del piano, como un riff rabioso que fuera subrayando con un fluorescente amarillo. Del maxi me quedo con los guitarrazos, gráficos y necesarios.

De la letra puedo decir poco, pero resulta prodigioso unir en una canción de tres minutos tres historias que al final del tema conocemos perfectamente, que se nos van a quedar ahí, prendidas en la memoria. Personalmente, llevo ya casi 20 años adorando ese momento en que dicen "Y qué desastre", como si fuera el narrador, el que canta, el que se mete en el tema y no le queda más remedio que exclamar eso, sin transición, sólo por unos segundos. Es un recurso en el que pienso, que estoy intentando utilizar en otros menesteres.

Os dejo la letra y la música, en las tres versiones:
Gente abollada
Pedro vive oscuro y solo en el fondo del bar
Un suspiro de alcohol se escapa de su sangre
Alguien le responde desde el water ¿quien será?
Es el Espíritu del Desagüe
Y esos recuerdos que aún le hacen daño
Como un papel de lija amargo
Y qué desastre
Gente abollada luces en la ciudad
"Yo seré tus ojos, nena, miraré por tí"
Le prometió el juanma a su chica
Ahora él tampoco para de soñar
Con gramos de polvo y chutas de insulina
Luego se despierta y piensa en ella ahí tirada
Medio muerta en una cama del hospital
Gente abollada luces en la ciudad
Esta mañana Paco el Loco se ha encontrao
Una pistola que su padre tenía
Un manojo de tendones y de huesos agarraos
Y en el extremo una cosa que brilla
Y se ha echao a la calle con la boca apretada
Con la mandíbula cuadrada
Y la mente vacía

Gente abollada, luces en la ciudad

Edito porque la primera versión no siempre se oye (con el resto no hay problemas). El sistema Divshare son temas que se pueden descargar: basta pulsar en la barra, donde pone divshare, y se abre una nueva ventana desde donde es posible descargarse la canción original.

Gente abollada (Primera cebolla sónica)



Gente abollada (La luz en tus entrañas)



Gente abollada (Maxi)





Somiatruites, de Albert Pla

Se dice que es Albert Pla el que está escribiendo, con la letra de sus canciones, la mejor poesía española contemporánea.

Yo me encontré con él a través de su disco "No sólo de rumba vive el hombre" , de 1992, que, claro, me deslumbró por sus historias (Joaquín el necio, la del bar de la esquina, la del que escribe una carta al rey y, sobre todo, la odisea del chatarrero) y por la versión descarnada, pero tierna, de la música, con recuperación de la tradición de la rumba catalana y un concepto maravilloso del estribillo con variaciones.

Sin embargo, fue el descubrimiento de esta canción, Somiatruites, a través de un recopilatorio de Rockdelux, el que me dejó boquiabierto. Pertenece a su disco de 2002, Anem al Llit, que es un disco entero de nanas y donde Pla se vuelca en el desarrollo de esa ternura que, a ráfagas, hay en otros discos suyos.

Somiatruites es un tema que me vuelve loco, que puedo oir una y otra vez, con en el que sonrío y suspiro y sería, definitivamente, la nana que cantaría a mis hijos. Las historias que cuenta son una maravilla. No dejéis de oirla, es una de las cosas más deliciosas que podéis echaros al oído. Dejo letra (adoro ese el o la seguido de un nombre que dicen en catalán, el Joan, la Lidia) y la canción, una canción que, a lo mejor, contiene el mundo, resume la vida, subraya la existencia. Por cierto, somiatruites es, literalmente, el que sueña con tortillas (o truchas) y es una expresión catalana para referirse al que sueña con cosas irrealizables.

Somiatruites

Hi ha un escola perduda al mig del Montseny
On només hi estudien els nens que somien en truites
És l’escola dels somiatruites
On només hi estudien els nens que somien en truites.
I el Joan que somiava que el seu llit tenia ales
I a mitjanit despegava i volava, volava i volava.
I la Lídia que somiava que el seu nóvio era un llop
I es passaven les nits senceres udolant sota la lluna plena
Au, au, au i auuuuuuuuuuuuuuuuuu
I la Fina que somiava que respirava sota de l’aigua
I mai s’ofegava i es feia unes arracades amb perles marines
Ah ¡ i a més i a més era íntima dels dofins i els taurons i
les gambes.
I la Marta que somiava que la terra era quadrada
I se n’anava a passar les vacances a una altra galàxia.
I el Fidel que somiava que li fotia una pedrada al rei
d’Espanya
I el Gerard que somiava que era un gat
Que somiava que era en Gerard que somiava
I la Joana somiava que el seu pare mai la pegava
I la Roser que somiava que la mare mai la renyava
I la Cristina que se n’anava xino-xano a la Xina
I
parlava xinès de la Xina :
Xino xao, xao xao ping, xano xino, xino xano
I l’Albert que somiava, somiava, somiava i somiava
I de tant que somiava mai no es despertava
I a l’escola és clar mai s’hi presentava
Però la senyoreta mai li posava una falta i sempre
l’aprovava
I és que l’Albert estudiar no estudiava
Però somniar carai si somiava
Carai quina senyoreta que simpàtica que era
I somiava que era una marreca que somiava
que cantava com una gitaneta a les nits de lluna :
ole, ole, ole....
Hi ha una escola perduda al mig del Montseny
On només hi estudien els nens que somien en truites
És l’escola dels somiatruites .
I el Ramon que somiava coses tan estranyes
Que és impossible explicar-les
I en fi sobre les coses que somiava la Laura
És millor no saber-les.
I és que hasta el conserge pintava escoles sense muralles,
ni classes,
Ni reixes, ni mestres, ni tonteries d’aquestes,
Amb finestres obertes per on feien carreres
els somnis dels nens i les nenes
I mentrestant la Fina nedava amb sirenes
Gluglgugluuuuu........





Hace un año: ¿Quién mereció ganar, España o Francia? + Ni te lo imaginas + Nuevo expediente Laura.



Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:



10 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Compa Enrique, vaya dos regalitos; el tema de los Surfin` Bichos sí lo conocía, pero he de reconocer que a ese grupo ya no lo seguí mucho (su apogeo coincidió con una etapa en que me desenganché bastante de las novedades pop...), no te puedo decir si me gustan o no. En cuanto a Albert Plá, ese tema no lo conocía, pero a mí es un tipo que me parece alucinante, una rara avis de verdad (y no un sacacuartos que se manufactura un halo de rara avis para hacerse mercado, que hay muchos de esos sueltos...). Habrá que escucharlo...

Un abrazo.

P.S. un apunte curioso. Me ha llamado la atención tu "adoración" por el artículo previo al patronímico que se usa en catalán; a mí, supongo que por una asociación de ideas "castellanizada" (que lo asimila a una incorrección), siempre se me ha hecho cuesta arriba...

funes dijo...

gracias por los 2 regalitos, a los surfing bichos ya me los hiciste descubrir hace tela de años en una de esas cintas que me grababas, todavía la tengo.

Al Pla lo descubrí por mi mismo y soy un fan suyo. Estuvo en munich hace 2 años, el guitarrista era de ascendencia germana y traducía las letras en vivo, joder que risas con la cara que ponía la gente.

Una curiosidad, en bávaro tb. ponen el artículo delante de los nombres, me gusta tb. mucho y lo he adoptado. Eso si, cuando cruzo el danubio me miran con cara rara cuando hablo.

Gracias y un abrazo

Enrique Ortiz dijo...

Gracias, Manuel, tienes razón en lo que dices y este verano pasado pude comprobarlo en Cataluña. Una misma persona, hablando de sus hijos, cuando decía el toni en castellano sonaba mal, muy mal, pero si hablaba en catalán ese el toni quedaba divino, precioso. Es curioso, pero es así, verdad?. En cuanto a la canción, repleta de estos la y el, le da un toque de ternura exacto. Un abrazo y gracias, Manuel.

Gracias, Funes, dices Danubio y recuerdo que tengo encima de la mesita de noche El Danubio de Magris, que leo poco a poco. Si no lo has leído, leélo, te va a gustar (aunque imagino que lo conocerás). En cuanto al Pla es mucho Pla y creo (no estoy seguro) que tiene a punto un nuevo disco. Un abrazo, Funes.

funes dijo...

no conozco el danubio de Magris, pero me lo apunto que en una semana tengo boda en sevilla y me he sacado la tarjeta del FNAC

Dr Zito dijo...

Gran cancion la de Pla, Don Enrique, me ha gustado mucho de verdad. La musica me ha recordado muchisimo a El Sitio de Mi Recreo...

Enrique Ortiz dijo...

Pues tienes que leerlo, Funes, además te va a interesar mucho, es un librazo, eso sí, para leer despacio porque es un prodigio de información, sesudo, pero de alucinar. Un abrazo (aahhh tienes edición bolsillo en los compactos de Anagrama, baratito, baratito, que también hay que tomar bocadillos y tomar alguna cosa, no?)

Gracias, Dr. Zito, me alegro de que le guste. Para mí, sin exagerar, es una de las mejores que canciones que he oído algunos años atrás. Y sí, puede que tenga razón en cuanto a El sitio de mi recreo, no lo había pensado. Un abrazo, Doctor.

Anónimo dijo...

La de Pla me la grabaste en cinta y la pongo aun en mis viajes, me encanta, es preciosa y ahora más, puedo leer la letra ;), los Surfin también me gustan , en la misma cinta tengo una de ellos no se el título (letra: fuerte me entran ganas de cogerte..), de dos hermanos, cruel, cruel...aun me acuerdo de una camiseta que ponía Chucho 73...un beso. Cuti

Cayetana Altovoltaje dijo...

¡Me encanta Plá! A los Surfin Bichos no les he cogido gusto, y eso que me los bajé y los escuché... nada, la música te tiene que tocar a su debido tiempo. Cosas que me gustaron hace diez años me horrorizan ahora.
Lo de Pla me ha recordado una anécdota surrealista... hace años, cuando daba yo clase de español en yanquilandia, estaba hablando con mi compañera de despacho (profe también, pero americana), y en la radio de repente (una emisora local)... ¡¡ponen a Pla!! Yo no daba crédito, y mi compañera no entendía mi entusiasmo.
Cosas veredes.

yeyo dijo...

Recuerdo mis conocimientos de Surfin Bichos a través de Radio3...
Tenían una canción que hablaba de como suicidarse con una barca y algo de peso (algo así)...No tengo nada de ellos, pero sí un recuerdo muy cálido de su música.
Ahora tú me los vuelves a traer (y cada vez creo más en las "señales").
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Es la primera vez que escribo en el blog de nadie, pero tengo que hacerlo viendo lo que has escrito sobre Pla y sobre el catalán!

Pla es un crack donde hay pocos, sucesor de Jaume Sisa (no sé si lo conoces). Si no has escuchado nunca la canción de LOLA de Albert hazlo!

Por otro lado, a mí también me encanta el artículo que ponemos en catalán, y me cuesta no hacerlo cuando hablo en castellano. Me alegra que salgan esas palabras de alguien que viene de Madrid, con tanta mierda que nos hacen creer hoy en día de rivalidades y tonterías.

Saludos desde Barcelona.

Núria

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.