jueves, mayo 24, 2007

Un cartel y publicidad: la realidad apesta + coca-cola y las generaciones

Me ha gustado mucho este cartel que he visto en ZiritionE para anunciar la temperatura del agua en una playa nudista: los amiguitos, los niños, sabrán interpretarlo.


La realidad apesta (reality sucks) es una campaña de anuncios estáticos de una cadena de cines y, además, recoge algo que todo el mundo nos hemos planteado: ¿qué pasaría si en el cine, en las pelis, se mostrara la vida tal cual es?. Aquí un par de ejemplos. También lo he visto en ZiritionE



Y también vía ZiritionE (uff, gracias por el abuso) veo este anuncio de Coca-cola con el lema: "el lado coca-cola de la vida". Hace un tiempo circulaba un e-mail que recordaba alguna de nuestras costumbres frente a la de los niños de hoy (íbamos solos a la calle, chupábamos la misma cuchara, etc. etc). Creo que este anuncio recoge parte de ese espíritu e incide en muchos guiños que más de uno sabrá reconocer (hay algunos entrañables, contemplados en la distancia). A mí me ha encantado, me parece genial. Pongo la versión larga y la corta y resulta curiosísimo que siendo idénticos anuncios, la versión larga es más carca, mientras que la corta resulta mucho más divertida. A ver cómo lo veis.












Hace un año: Adolfo Aristarain: Martín (Hache) y las patrias

Technorati Tags:

Blogalaxia Tags:

10 comentarios:

Miriam G. dijo...

Vamos a ver, en todo el anuncio solo sale un tío calvo, y al pobre encima es al que han colocado el traje, y lo mejor, ni una barriga, ¡venga ya! Por si fuera poco van hechos unos figurines, con esa pinta de soy profesional liberal, arquitecto o creativo de publicidad puaj, puaj. ¿Van en moto? ¡ja! ¿Dónde esta el monovolumen cargado de sillitas de seguridad? ¿Salen del curro y no se van a sus casas? ¿Se quedan en el bar? ¿Para beber coca-cola? En otros países no lo sé, pero en este, si te la juegas llegando tarde a casa, como mínimo bebes cerveza.

A lo que íbamos, el problema de la ausencia o presencia del mundo real, no está en el cine, está en la publicidad.

Un beso, Miriam G.

Enrique Ortiz dijo...

Y ese es su código de comportamiento, Miriam, no podemos quejarnos de eso; no hace falta entrar en él, pero funciona así; eso sí, cuando se lleva por delante a los sectores débiles (niños, adolescentes) hay que esta alerta, no se puede permitir todo. Pero en el caso de éste de la coca-cola es totalmente inofensivo. Un beso, Miriam.

Miriam G. dijo...

Inofensivo, no sé, todas mis amigas van a abandoanr a sus maridos porqué no son como los del anuncio ;-)

Un beso, Miriam G.

Marsu dijo...

Mi marido SÍ es como el del anuncio...

Vale, es mentira, mi marido también es real. Y no va en moto. Y tenemos por algún lado un monovolumen. Pero no te quejes, Miriam, al menos no salen "ellas", que serían todas talla 40 máximo, los vaqueros les sentarían de miedo, y llevarían el típico look informal de nomepeinonimemaquillo peroestoyidealdelamuerte.
El caso es que la realidad sigue superando a la ficción, en lo bueno y en lo malo, en lo patético, pero también en lo más bonito: lo más humano.

Y me ha encantado el cartel de la playa nudista. De lo más clarito, vaya.

A seguir aguantando lluvia, toca por ahora. Buen día.

Pussy Galore dijo...

jajaja, me ha encantado el poster de la temperatura del agua. Una versión femenina sería la del erizamiento de los pezones, jeje.

Jesús Alonso dijo...

El anuncio es muy bueno, la realización superguay, pero no me gusta que la gente presuma de generación. Además ningún tiempo pasado fue mejor ni el presente es más fácil. En cuanto a cococ-cola tomé la prrimera con treinta años porque me dijeron que era buena contra la resaca.
Muy buena la información playera sobre la temperatura del agua.

Anónimo dijo...

El anuncio me gustó mucho cuando lo vi en la tv; pido perdón, pero me gusta recordar esa edad, todo lo que había y todo lo que ha cambiado, lo que no recuerdo es que los niños en esos años estuvieran tan estupendos (eran más bien feuchos), se ve que los años les han sentado estupendamente. Un beso. Cuti

Enrique Ortiz dijo...

Marsu y Miriam, Miriam y Marsu, pero es no teneis una 38 vosotras??. Sé que sí, lo sé. Un beso. Cómo me ha gustado lo del monovolumen.

Pussy, no quería decirlo cuando comentaba lo de los niños y el agua fría. Jejeje. Un beso.

Jesús, si es verdad lo que cuentas de la cocacola y la resaca, te pongo un altar arriba de la página. Qué risa. Un abrazo fuerte.

Cuti, lo gracioso es cómo tratan la nostalgia para acabar haciendo triunfalismo. Eso sí, queda claro que los que tienen años son los narradores. Un beso.

Aylandara dijo...

"Me ha gustado mucho este cartel para anunciar la temperatura del agua en una playa nudista: los amiguitos, los niños, sabrán interpretarlo."

Como le gusta suscitar polémica...
acaso las NIÑAS no sabremos interpretarlo? Si hemos sido testigas!!!!! jajaja

Me quedo con el Titanero gaviotero, qué bueno!!
Besos.

Enrique Ortiz dijo...

Las niñas podeis interpretarlo, claro, pero no vivirlo, por lo que el cartel es para mis niños :)). Un beso, testiga, ejeje.

Blogalaxia Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.